Almanac Barcelona y su restaurante Línia

labcnquemegusta-almanacrestaurantlinia02

 

¡Regresamos, tras un pequeño parón en La Bcn Que Me Gusta, con una nueva entrada y lo hacemos con un nuevo ejemplo de Hoteles para barceloneses!

Hoy me gustaría hablaros de una casi recién apertura en nuestra ciudad (hace tan sólo unos meses que lo encontramos en plena actividad en la Dreta de l’Eixample); un hotel, el primero tanto en Barcelona de la cadena como de su cadena como tal, cuyo restaurante, en un tiempo, me atrevería a decir que será uno de los más destacados de nuestra ciudad, accediendo, incluso, a alguna estrella Michelin (¡espero no equivocarme!).

Un hotel de lujo (cinco estrellas) pero que, no obstante a ello, incluye en su filosofía algo muy importante, querer acercarse a los barceloneses y barcelonesas, motivo por el cual encontramos también en él distintas vías y posibilidades de acercamiento, en función especialmente de nuestras necesidades y presupuesto, que nos permiten conocerlo y disfrutarlo a pesar de su categoría y/o no ser huéspedes del mismo.

De hecho, uno de los chefs de su restaurante, Ferran López, ya mencionó dicho objetivo en una entrevista que se le realizó…

“Acercar el restaurante a todo tipo de gente de la ciudad: que no se cohíban por el hecho de estar en un hotel de lujo. De momento, hemos arrancado con carta pero no tardaremos en sacar un menú por 25 euros para el mediodía”

 

No es el primer hotel de nuestra ciudad que incluye esta filosofía en su actividad habitual, pues, por ejemplo, Sofía o Casa Bonay también la están aplicando desde hace poco tiempo a partir de sus restaurantes y actividades. Os añado un artículo publicado en La Vanguardia que habla, precisamente, de esta nueva vía que están empezando a llevar a cabo los hoteles de Barcelona siguiendo, especialmente, los ejemplos neoyorkinos.

 

Pero, vayamos a pasos…

¿Qué es Almanac Hotels?

Se trata de la cadena hotelera que alberga en su interior el protagonista de la entrada de hoy; una empresa vienesa que ha apostado por nuestra ciudad para abrir el primer hotel de su cadena, Almanac Barcelona, pero que ya tiene en mente próximas aperturas para los próximos dos años en ciudades como Vienna, Budapest o Praga.

Una cadena que mira mucho por los detalles, algo que podemos apreciar con una primera visita al hotel de Barcelona y que, por ejemplo, ha creado incluso una gama de perfumes naturales a partir de los olores que nos remiten a la ciudad condal, el mar y la montaña. Su maestro perfumista es Jimmy Boyd, nacido en Barcelona pero de padre escocés y formado en la ciudad del perfume por excelencia, en Grasse.

Y es que la filosofía de la cadena gira entorno a cuatro palabras (Scent, Taste, Light y Touch), de ahí que todo esté pensado y repensado y que, además de los mencionados perfumes, encontremos también todo un conjunto de aplicaciones tecnológicas que, mediante algoritmos, adaptan la estancia a los gustos e intereses del visitante (música, luz, la manera en la que se quiere dormir…) o una gama de cafés muy seleccionada y procedente de Italia, Ciano.

labcnquemegusta-almanacrestaurantlinia18

 

Almanac y, en consecuencia, su hotel en Barcelona, mira mucho por su imagen, basada en un diseño fresco, cómodo y delicado. De hecho, es mediante este diseño que se ha conseguido unir, de una manera casi imperceptible, dos edificios en uno solo (el estudio de arquitectura encargado de ello es OAB Arquitectura) y, lo que es más importante, reconvertir un edificio histórico del barrio en una nueva institución que, poco a poco, se va también integrando en su entorno, no tratándose únicamente de un espacio para visitantes de nuestra ciudad, sino también un ente activo de la Dreta de l’Eixample y de Barcelona en su conjunto.

labcnquemegusta-almanacrestaurantlinia01

 

Y, sí, como hemos indicado, se trata de un edificio histórico porque, hasta hace relativamente poco, albergaba en su interior la sede de una importante entidad de nuestro país, Agrupació Mútua del Comerç i la Indústria, aseguradora privada fundada en Figueres en el año 1902 como respuesta a una clara falta de ayudas por parte del estado y, más concretamente, para proteger a la viúda de un comerciante fallecido en uno de sus viajes.

agrupació mútua

 

1964, poco después de su inauguración, fotografía del Fons Gabriel Casas i Galobardes

 

Proyectado por Armand Mas Tullà, representó en su momento, en el año 1964, el primer edificio moderno de oficinas que se levantaba en el tramo de la Gran Vía comprendido entre Passeig de Gràcia y Plaça de Tetuàn. Sin embargo, antes el solar ya había estado ocupado por otra edificación, por el Palau Vilardaga.

palau vilardaga

 

1959, el Palau Vilardaga poco antes de su demolición

 

De todo este antiguo periodo, no obstante, sólo se conserva una magnífica puerta de hierro forjado, actualmente elemento de la decoración del hotel. Si os animáis a entrar, ¡no dudéis en preguntar por su localización!  ;)

labcnquemegusta-almanacrestaurantlinia20

 

En la propia filosofía de la cadena, se especifica su interés por ubicar sus hoteles en edificios de nueva construcción o en edificios emblemáticos remodelados, así que no es de extrañar que eligiesen la antigua Agrupació Mútua para instalar su primer hotel de la cadena. En su interior, en sus 61 habitaciones y 30 suites, sus huéspedes pueden encontrar experiencias únicas con un servicio muy personalizado, además de una piscina, servicio de Spa, un bar en su terraza (Azymuth) y el restaurante Línia, del cual hablaremos un poco más adelante en la entrada de hoy.

labcnquemegusta-almanacrestaurantlinia26

 

¿El diseñador?

Del mismo modo que lo hizo con el mencionado hotel Sofía, antiguo princesa Sofía (aquí os dejo el artículo donde se habla de su renovación), el encargado de todo ello, de hacer realmente atractivo este espacio, es alguien que no se encuentra muy lejos, precisamente, de Almanac Barcelona. Se trata del estudio de Jaime Beriestain, diseñador cuya concept store y café los encontramos en la calle Pau Claris también, el cual se ha encargado del diseño de otros proyectos, tales como el Hotel The One, el futuro Almanac Vienna o el Hotel Vincci Mae, entre muchos otros, además de distintas residencias privadas, restaurantes y un sinfín de proyectos internacionales. Podéis encontrar todos sus trabajos aquí.

Por todo ello, además, ha recibido distintas conmemoraciones, entre las cuales cabe destacar el Best Interior Design Studio 2016 by Condé Nast’s Architectural Digest Magazine.

 

Línia, el restaurante de Almanac Barcelona

Una vez presentado su contexto, ya sí que podemos hablar de la propuesta gastronómica de la entrada de hoy. Un restaurante, como hemos indicado, que bien podría ser en breve uno de los más destacados de nuestra ciudad, por la calidad de su cocina de autor y sus realmente interesantes creaciones gastronómicas.

Se definen como una brasería mediterránea, en la cual, con su cocina para compartir e ininterrumpida, se pueden degustar los mejores productos de Catalunya, además de una carta de lo más saludable. Pero, sobre todo, se trata de un restaurante donde encontrar una cocina que se adapta a todos los presupuestos y momentos del día, gracias a los distintos menús que podemos encontrar en él:

Menú ejecutivo (25eurs)… menú diario (sólo entre semana) que nos permite degustar, a partir de pequeños platos, creaciones realmente exquisitas a un precio económico.

Menú a compartir (39eurs)… una especie de menú degustación, pensado, como indica su nombre, para compartir y que incluye 5 tipos distintos de entrantes (Pica-Pica), dos platos principales y tres postres.

Carta… Si se desea, Línia dispone también de una carta con esos platos estrella más elaborados.

 

Además, su carta incluye un programa especial de lo más suculento que nos permite conocer las creaciones más dulces durante los fines de semana o en la hora de la merienda. En función del número de postres que queráis probar, los precios van variando. De este modo, podréis encontrar distintas selecciones

Tentaciones dulces (8eurs)

Tentaciones dulces y saladas (12eurs)

Tentaciones dulces con copa de cava (12eurs)

Tentaciones dulces y saladas con copa de cava (18eurs)

 

De manera individual, también podéis disfrutar de las pequeñas creaciones, como ellos mismos denominan, de la carta.

También podéis acudir a él para desayunarhacer una copa o en algún evento concreto. Como podéis ver, ¡hay un sinfín de posibilidades para acceder a él!

labcnquemegusta-almanacrestaurantlinia28

Casita de galleta y dulces que construyeron los pasteleros de Almanac Barcelona estas Navidades

 

¡Ah! Y tampoco podemos olvidar mencionar otro detalle que también me pareció de lo más interesante, la presencia de un menú especial pensado en caso de intolerancias. De hecho, una de las personas con las que visité Línia es intolerante a la lactosa, motivo por el cual se le preparó un menú adecuado para ello.

 

¿Sus chefs?

Un equipo realmente completo con Sergio Ruiz como chef ejecutivo y Ferran López (cocinero y nutricionista que ha trabajado en el Hotel Arts y en el restaurante Lasarte), Alvar Albaladejo (estuvo durante cuatro años en El Celler de Can Roca), Lucila Canero (especializada en pastelería, ha trabajado durante cinco años en el emblemático Takashi Ochiai) y Joan Lleixà (también ha trabajado en El Celler de Can Roca) como estrechos colaboradores.

 

¿Nuestra comida de mediodía?

Dado que visitamos el Línia entre semana, nos decidimos por el menú de mediodía, el más económico pero no por ello menos sencillo, pues sus opciones eran también de lo más elaboradas e interesantes.

Dicho menú, además de un aperitivo a cargo del restaurante, incluye dos entrantes, un primer y segundo platos y los postres. Tanto en los platos principales como los postres se permitía elegir entre varias opciones.

Éramos tres comensales con ganas de probar cosas distintas, así que en las fotografías podréis observar bastante variedad de platos. ¡Pasemos a ellas!  ;)

Aperitivo del restaurante…

labcnquemegusta-almanacrestaurantlinia04

 

De entrante… dos platos

Hummus con zanahorias en escabeche de lima y jengibre

Mini stracciatela de burrata, guacamole, albahaca, tomates y aceituna negra

 

De primero… a elegir entre dos platos

Ravioli de setas con salsa de ceps y aceite de trufa

Crema de bogavante, hinojo y cous cous

 

De plato principal… a elegir entre dos platos

Canelón de calabacín con quinoa y cous cous

Fricandó de ternera Línia

 

Postres… a elegir entre dos platos

Piña asada, helado de manzana asada y caramelo cítrico

labcnquemegusta-almanacrestaurantlinia15

 

El agua y los cafés también iban incluidos en el precio. Así pues, como podéis apreciar, a pesar de ser un menú diario, se trata también de una selección de lo más completa, no sólo en cuanto a cantidades (pequeñas, pues hay que tener en cuenta que el menú se encuentra conformado de distintos platos, pero realmente adecuadas) y tipos distintos de platos, sino también a nivel de complejidad y elaboración de los resultados.

¡Ah! Sin olvidar la calidad, incluso, del pan, traído cada mañana de un horno de Barcelona, el Forn del Barri, per Roberto Juan.

Por su lado, la vajilla se encuentra toda ella diseñada por El Taller de Piñero.

labcnquemegusta-almanacrestaurantlinia03

 

Como hemos destacado al inicio de la entrada, una de las personas que me acompañaron durante la comida tenía problemas de intolerancia a la lactosa. Sin ningún problema, se le preparó un menú especial que, teniendo en cuenta que no incorporase el producto en cuestión, continuó en la misma línea de calidad y excelencia que destacábamos en el caso anterior.

¡Os dejo aquí las fotografías para que lo podáis apreciar por vosotros mismos!  ;)

 

¡Ah! Y si pedís el Menú para compartir, con los cafés recibiréis una sorpresa de lo más delicada y exquisita… ¡Los Petits Fours elaborados artesanalmente por los pasteleros del Línia! ¡Una maravilla que enamora a cualquiera y un detalle que, sin duda, marcó la diferencia en nuestra grata comida!

 

Y después…

Si tenéis ocasión… ¡no os perdáis subir a la terraza de Almanac Barcelona! ¡Sus vistas son increíbles!

 

Línia se convirtió, pues, en una opción exquisita para nuestra comida, en una elección ideal que, a pesar de ubicarse en un hotel, un lugar que inicialmente puede parecer bastante frío e impersonal, nos hizo sentir como en casa, en un ambiente acogedor y cálido que no riñe en ningún momento con la modernidad y el diseño, ambos muy bien cuidados, del mismo modo que su gastronomía, tan innovadora y fresca.

Por ese motivo… ¡casi seguro que repetimos, especialmente teniendo en cuenta que aún nos queda pendiente degustar ese segundo menú que tan delicioso parece ser!  :)

 

Para más información:

Gran Via de les Corts Catalanes, 619

Restaurante Línia www.liniabarcelona.com

Almanac Barcelona www.almanachotels.com/barcelona

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.