¡Auto Retro!

labcnquemegusta-autoretro52

 

Como todos y todas ya sabemos… ¡Barcelona nunca para! Continuamente encontramos en ella un sinfín de actividades y eventos y… ¡el puente pasado no podía ser menos!

En esta ocasión, tuvo lugar una de las ferias de coche antiguo más importantes del territorio, el XXXII Salón Internacional del Vehículo Clásico de Barcelona o Auto Retro, una gran feria de 4 días de duración, con más de 300 expositores y 600 automóviles y motocicletas con historia, que fue combinada con un conjunto de actividades, algunas de ellas abiertas al público general, a partir de las cuales se pretendía promocionar y dar a conocer la historia del vehículo clásico.

 

¿Lo primero que nos llama la atención nada más llegar? El llamado parking de clásicos, localizado en el exterior de la feria, en esa gran Avinguda de Maria Cristina que, con el Palau Nacional al fondo, parece que nos traslada directamente a otra época.

Un lugar en el que más de 2000 coches distintos se encuentran aparcados para que la población barcelonesa, dentro de ese contexto de actividades gratuitas y abiertas al público general que comentábamos, iniciativa del Ajuntament de Barcelona y llamado Barcelona Views, pueda disfrutar de parte de la feria.

Dentro de este mismo programa de actividades, destacar que se encontró también el Montjuïc Legends Series, un conjunto de desfiles de coches clásicos que recorrieron el trazado del antiguo circuito de Montjuïc.

 

Pero, Auto Retro significa, sobre todo, una exposición de coches históricos y, paralelamente, un lugar de ventas ideal para profesionales del sector como podrían ser los coleccionistas o restauradores.

Es por ello que en esta gran feria encontramos un gran espacio, con un total de 286 expositores procedentes de 10 países distintos, que nos permitió conocer la evolución de todos estos automóviles y motocicletas.

Cadillacs, Jaguars, Alfa Romeo Giulietta Speciale 1962, coches de competición, Aston Martins, Mercedes, Porches, Messerchsmitts, un Isetta de 1957, una selección de Seat/FIAT 1400 en versión cabriolet, un Renault 11 HP de 1908 (propiedad del Ayuntamiento de Barcelona y conocido popularmente como Genoveva)… además de motocicletas como la Henderson Deluxe de 1928, el Cuadriciclo Peugeot de 1900, la Montesa Impala “Kenya”, la Indian Daytona Racing de 1919 o la Yamaha YZ 634A – 353 cc de  1972 (la primera motocicleta con la que la firma japonesa ganó una prueba de Gran Premio del campeonato del mundo), entre muchos otros ejemplos históricos del mundo del motor.

En definitiva, un sinfín de modelos que nos permitieron conocer este pequeño gran mundo y, especialmente, entender nuestros actuales automóviles a partir de ellos.

 

En todo este contexto, Seat también exponía coches de nuestros días englobados dentro de la exposición llevada a cabo por el Centro Técnico de Seat, un espacio único en España creado para el desarrollo integral de un proyecto automovilístico, en conmemoración de su 40o aniversario. En la exposición, se mostraron cuatro de los concept-cars más destacados de la firma, el Fórmula, el Salsa Emoción, el Tango y el Tribu, suponiendo todo ello una manera de entender su evolución y la importancia que tiene su manera de trabajar, así como también la firma, en nuestro país.

 

Por otro lado, además de los coches y motocicletas expuestos, una segunda zona del pabellón fue destinada a un mercadillo en el que encontrar piezas, accesorios, recambios, publicaciones, complementos y elementos textiles, entre otros, que permitía a los coleccionistas y restauradores continuar navegando por este gran mundo.

 

Auto Retro, pues, supuso una manera distinta de conocer los automóviles y motocicletas de antaño pero, no sólo eso, sino que también permitió acercarnos a todo aquello que gira a su alrededor, a un mundo que, al menos para mí, era completamente desconocido.

Para más información:

autoretro.es

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.