Buscando soluciones a problemas… ¡La Fábrica LetMeSpace!

labcnquemegusta-fabricaletmespace06

 

Hoy… ¡Volvemos a esa Movilidad Urbana que iniciamos hace cosa de un par de meses en La Bcn Que Me Gusta!

Porque… ¿Cuántas veces nos hemos encontrado con que iríamos en bicicleta a algún lugar de Barcelona, especialmente teniendo en cuenta todas las facilidades comentadas en dicha entrada, pero que, sin embargo, nos da respeto dejarla aparcada durante mucho tiempo en la calle? ¿O nos hemos encontrado con que no tenemos suficiente espacio en casa para guardar nuestra bicicleta?

Barcelona es una ciudad ideal para ir en bicicleta (sólo en España se han vendido en el año 2015 1,1 millones de bicicletas) pero, a pesar de ello, a causa de la inseguridad que nos supone dejar nuestra bicicleta en la calle (1 de cada 5 usuarios han sufrido el robo de su bicicleta, según el Barómetro de la Bicicleta Española del 2015), en muchas ocasiones no la usamos tantas veces como nos gustaría…

Ante todo ello, hace apenas dos meses, nació algo que me interesó especialmente… ¡de ahí que me decidiese en realizar la entrada que os presento hoy! Es por ello que la semana pasada me reuní con Etienne Darbousset, junto a Christian Picard uno de los fundadores del proyecto que os presento hoy en La Bcn Que Me Gusta.

Se trata de La Fábrica LetMeSpace, un nuevo sistema de red de parking inteligente de bicicletas que nos permite solucionar este problema de inseguridad y espacio que os comentaba. De este modo, con el objetivo de ofrecer un espacio seguro donde aparcar nuestra bicicleta y guardar nuestras pertenencias, apareció esta nueva propuesta que, mediante una llave digital integrada en nuestro teléfono móvil, cámaras de videovigilancia y un seguro de protección, nos aporta todo aquello que buscábamos.

Así, pues, no me lo pensé dos veces y me dirigí al barrio de Gràcia donde, rápidamente, además de con el proyecto en sí mismo, quedé fascinada con el modo con el que se llevaba a cabo, teniendo en cuenta en todo momento el diseño del mismo. No me daba la sensación de que me encontraba en un aparcamiento de vehículos, oscuro y grasiento, como acostumbramos a concerbirlos sino, bien al contrario, en un lugar en el que dejar tranquilamente mi bicicleta, esa pequeña compañera de aventuras que, si sois usuarios de ella, seguro que compartís conmigo la sensación de no poder dejarla en cualquier lugar.

Para ello, los dos fundadores, emprendedores vinculados al mundo de las nuevas tecnologías y también ciclistas, se pusieron en contacto con una empresa de diseñadores que, progresivamente, se fue también vinculando cada vez más con el proyecto. Se trata de Genialidades, una empresa de diseño de servicios integrales que permite crear una marca y todo lo que gira entorno a su imagen.

¡No es de extrañar, pues, que todo nos resulte tan atractivo en La Fábrica! De hecho, durante mi encuentro con Etienne, más de una persona se paró a mirar qué era lo que se gestaba ahí e, incluso, entraba y preguntaba por ello.

 

¿Los orígenes de La Fábrica LetMeSpace?

La Fábrica LetMeSpace se creó, no sólo ante las necesidades antes mencionadas de la ciudad de Barcelona, sino también dentro de un proyecto ya existente que también precisaba ser mejorado. Se trata de LetMeSpace, un servicio de alquiler de trasteros que, a pesar de ser muy cómodo, tenía algún que otro inconveniente en cuanto al uso de sus llaves, especialmente teniendo en cuenta el tema horarios y encuentros con los propietarios.

Es por ello que, dentro de este servicio, como si de una rama se tratase, aunque la idea es acabar cogiendo más independencia del mismo, se creó un subproducto que iba mucho más allá: una aplicación de teléfono móvil que facilitase el acceso a partir de una llave digital y, no sólo eso, sino que se conciviese también como algo más que un simple trastero, como un aparcamiento privado de bicicletas.

¿Su nombre?

Muy vinculado con su filosofía, el nombre de La Fábrica, además de incluir la terminación que nos remite a ese servicio de alquiler de trasteros que os comentaba en unas líneas más atrás, nos muestra su función como tal, esa acción de fabricar espacio en nuestra casa, de ampliarla, haciendo que el aparcamiento acabe formando parte de ella y que nos sintamos como en nuestro mismo hogar cada vez que dejamos nuestra bicicleta en su interior.

labcnquemegusta-fabricaletmespace02

 

¿Cómo funciona?

Etienne coge su teléfono móvil, aplica el código de la reserva realizada con anterioridad y…¡plas! ¡La puerta se abre!

Se trata del uso de nuestro smartphone como llave digital, un método muy fácil y seguro que nos permite abrir el aparcamiento, ya sea porque tenemos nuestra bicicleta de manera asidua en él como porque hemos geolocalizado el local minutos antes y llegado a él por primera vez, sin necesidad de esperar a que el propietario venga y nos dé la llave y facilitando, así y a su vez, también la comodidad del arrendador.

El funcionamiento de La Fábrica, pues, es íntegramente a través del smartphone, permitiendo a los usuarios, a partir de una aplicación de móvil ideada expresamente para ello, realizar la búsqueda de los aparcamientos, verificar la disponibilidad, reservar, pagar y abrir la puerta del local.

Siguiendo el mismo diseño antes mencionado, realizado también por Genialidades, las instrucciones las encontramos explicadas en el exterior del local.

 

Es por ello que, además de ser un aparcamiento de bicicletas, se considera también un aparcamiento inteligente, pues sus locales se encuentran interconectados en forma de red, permitiéndonos tener un punto fijo cerca de casa o el trabajo pero también uno móvil que dependa de nuestros movimientos habituales u ocasionales (compras, encargos, cenas…) por la ciudad.

Si os interesa, podéis descargaros la aplicación en vuestro teléfono móvil aquí, así como también conocer un poquito más de todo ello en el siguiente vídeo:

 

¿Dónde podemos encontrar aparcamientos La Fábrica LetMeSpace?

El primero de los dos locales que encontramos actualmente en Barcelona es el de Gràcia (c/ Perill 32), precisamente el que visitamos, localizado en un barrio muy vinculado desde siempre al uso de la bicicleta, al tener una población bastante joven, y donde además encontramos en sus cercanías un importante gimnasio, así como también un sinfín de pequeños pisos en los cuales no es siempre fácil guardar nuestra bicicleta. Gràcia, pues, era una buena opción para comenzar con este proyecto.

Dado el éxito inicial, se buscó un segundo local para proseguir con la creación de esa red que se pretende conseguir, con más de 10 locales habilitados para ello en distintos barrios de Barcelona, llegar a un total de unas 500 plazas, con una capacidad de 2500 plazas, en 2017. En esta segunda ocasión, abierto hace apenas 3 semanas, estos jóvenes emprendedores se trasladaron a Vallcarca (Av. de Vallcarca 58), a los pies del inicio de esa ascensión que no siempre es sencilla a realizar en bicicleta, de ahí que sea facilitada con escaleras mecánicas y, por tanto, también a un lugar privilegiado para localizar un aparcamiento de bicicletas.

Como curiosidad y a modo de información general, añadir que cada aparcamiento incluye mini-boxes para uso familiar con espacio para varias bicicletas y material (se trata de 11 plazas tanto en el caso de Gràcia como en el de Vallcarca, también accesibles a partir de una llave digital) y plazas para bicicletas urbanas de uso diario (46 en Gràcia y 44 en Vallcarca).

labcnquemegusta-fabricaletmespace05

 

¿El futuro?

Tal y como hemos comentado, la idea de La Fábrica es desarrollar una red de aparcamientos de bicicletas, que permita el desplazamiento y el aparcamiento seguro en Barcelona, en los distintos barrios de la ciudad. Pero, no sólo eso, pues la intención es también expandirse por otras ciudades europeas, especialmente teniendo en cuenta que se trata del primer servicio de estas características en el continente, empezando por ciudades como Madrid o París.

Además, tal y como me comentó el mismo Etienne, tienen en mente ampliar los servicios que nos ofrece el espacio, no sólo con un taller que nos permita realizar nuestras propias reparaciones, sino también a partir de otras actividades, como podría ser, para poner un ejemplo, la creación de un servicio de mensajería para aquellos momentos en los cuales no estamos en casa o, incluso, llevar a cabo distintas colaboraciones con Ferrocarrils de la Generalitat y diferentes empresas que quieran y puedan vincularse con La Fábrica.

labcnquemegusta-fabricaletmespace09

 

¿Los precios?

Dado que se trata de un servicio para disfrutar tanto a largo plazo como de manera momentania durante un día o dos, también incluye distintos precios y ofertas en función de nuestras necesidades.

De este modo, para aquellos que deseen aparcar su bicicleta porque viven o trabajan cerca para darle un uso diario y durante un periodo de tiempo largo, el precio es de 25eurs al mes, aunque si se realizan pagos anuales, en alguna que otra ocasión, se añaden también determinadas ofertas y descuentos.

Por otro lado, La Fábrica LetMeSpace también nos permite usar el servicio por días, en aquellas ocasiones en las cuales quizá sólo estaremos por la zona un día, bien porque tenemos que pernoctar en ella y no queremos dejar nuestra bicicleta en la intemperie, como porque realizaremos un trabajo concreto en ella. En estos casos, la aplicación funcionaría como un buscador que nos permitiría saber si hay disponibilidad en el aparcamiento antes de llegar a él, realizando la reserva el mismo día de su uso, y el servicio tendría un precio de 2eurs/día.

De esta manera, los aparcamientos disponen de una zona destinada a aparcamientos fijos, alquilados por meses o de manera anual por sus usuarios, y otros libres que pueden ser usados de manera momentania por usuarios no siempre asiduos.

labcnquemegusta-fabricaletmespace09

 

En definitiva, La Fábrica LetMeSpace se convierte en una gran solución a un problema más común y generalizado de lo que nos pensamos. Barcelona es una gran ciudad donde la movilidad urbana es cada vez más una realidad, pero también es verdad que comporta distintos riesgos, especialmente en cuanto a seguridad en el aparcamiento de nuestras bicicletas se refiere.

Es por ello que, personalmente, considero que se trata de una iniciativa de lo más útil y práctica a la que, además, se le une el hecho de que esté gestionada por un equipo, que ya incluye un total de 7 componentes, con mucha ilusón y ganas de hacer cosas nuevas y diferentes, vinculándose tanto con el diseño como con la informática de la aplicación. Pero, sobre todo, con un equipo que se ha convertido en el alma mater de un servicio innovador que, a pesar de que ya se ha usado a nivel informático en servicios como Ecooltra, Deliveroo o Glovo, podría tratarse en este ámbito, por ahora, de algo nuevo y único en Europa y, lo que es más importante, en una iniciativa capaz de proseguir con ese proceso de convertir Barcelona en una ciudad mejor, adaptada por completo a las necesidades de sus habitantes.

 

Para más información:

fabrica.letmespace.com

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.