Can Batlló

labcnquemegusta-canbatllo06

 

¿Os habéis fijado en esa gran fábrica que encontramos en el barrio de La Bordeta cuando salimos de Barcelona por la Gran Via de les Corts Catalanes?

Se trata de la fábrica de alguien que conocemos muy bien, de la familia burguesa que, a pesar de no ser la misma que habitó en la Casa Batlló del Passeig de Gràcia, sí comparte apellido con ella y la cual, de todas formas, también tenemos más que conocida en la Barcelona de principios de s.XX. Un recinto fabril textil, Fábrica de Hilados y Tejidos de Algodón, Blanqueo, estampados y aprestos de Juan Batllófundado por Joan Batlló, uno de los hermanos de esta importante familia de Olot afincada en Barcelona que decidió abandonar la fábrica Batlló i Batlló (actual Escola Industrial), gestionada por los tres hermanos, para fundar la suya propia. Una fábrica localizada en la antigua Vila de Sants, en su momento perteneciente a la localidad de Les Corts, amurallada y con una superficie comparable a la del Camp Nou o el Hospital de Sant Pau, abastecida por su propia plataforma logística, la estación de ferrocarril de la Magòria.

Podríamos decir que tal fue su importancia en la zona que, a partir de ella, se fundó el actual barrio de La Bordeta (si dais un paseo por sus alrededores, observaréis un sinfín de pequeñas casas de una planta en las calles colindantes, las casas de los trabajadores de la fábrica).

Una fábrica de referencia durante el s.XIX – inicios del XX que acabó cayendo en los años 60 y pasando a manos del famoso Julio Muñoz Ramonet (hablamos de él en la entrada sobre los Jardines Julio Muñoz Ramonet), quien consiguió convertirla en una pequeña ciudad, llena de talleres y oficios e, incluso, un bar, que funcionaban conjuntamente en armonía.

 

labcnquemegusta-canbatllo21

 

Actualmente, el complejo pertenece a Grup Gaudir, una empresa inmobiliaria multinacional que trabaja también en Catalunya y que pretende reconvertir el conjunto con un gran proyecto de remodelación llamado Gaudir Nou Centre.

labcnquemegusta-canbatllo19

 

Como podéis apreciar, una imagen muy distinta a la que se puede observar actualmente.

Con la entrada de hoy, pues, os invito a dar un paseo por un lugar abandonado que nos recuerda a ese pasado fabril de Catalunya, a una Barcelona anclada en el s.XIX.

Veréis que parte del complejo, al ser privado, no se puede pasear por él… sin embargo, yo conseguí entrar aprovechando que se estaba llevando a cabo la grabación de la película.

labcnquemegusta-canbatllo05

 

Mural de Roc Black Block, ilustrador y diseñador gráfico.

labcnquemegusta-canbatllo10

 

Los Vecinos

Pero, aparte de su pasado histórico, si actualmente conocemos Can Batlló es también por la importancia que los vecinos han tenido en él, precisamente a raíz de los proyectos del Grup Gaudir.

Hace ya unos años que los vecinos, a través de organizaciones vecinales como la Comissió de Veïns de La Bordeta y el Centre Social de Sants y la creación de la Plataforma Can Batlló és per al Barri, luchan para conseguir un futuro mejor para su barrio y, especialmente, para este complejo tan arraigado a él. A través de sus acciones, incluso, los vecinos estuvieron dispuestos a okupar los terrenos si el proceso urbanístico avanzaba.

Gracias a ello, parece que, poco a poco, este movimiento va dando sus frutos, consiguiendo la creación de equipamientos públicos y zonas ajardinadas, pero aún queda mucho por hacer.

Aún así, los vecinos consiguieron la cesión del Bloc 11, desde donde se hacen funcionar cada una de las actividades culturales y sociales que se llevan a cabo, a partir del trabajo voluntario de los vecinos y vecinas del barrio. De esta manera, se ha conseguido ya la creación de la Biblioteca Popular Josep Pons, l’Espai de Trobada y un Auditori, además de talleres de artes plásticas, escénicas y audiovisuales, exposiciones o conciertos y representaciones, un huerto urbano, la Imprenta Colectiva, la Zona 11 de reflexión y creación contemporánea, el Centre de Documentació dels Moviments Socials y La Nau, un espacio familiar e infantil, entre otros.

Todo ello, bajo el movimiento de los vecinos, lo que convierte Can Batlló en algo realmente interesante que hace que se merezca una oportunidad por parte del Ajuntament de Barcelona.

Podéis encontrar más información en su manifiesto y en página web, a la que os recomiendo muy gratamente entrar para conocer un poco más sobre este movimiento vecinal y adentraros en todas las actividades y eventos que llevan a cabo.

labcnquemegusta-canbatllo20

 

 

En definitiva, Can Batlló representa uno de esos lugares a lo que hay que ir, entrar y saborear cada uno de nuestros pasos, no sólo por todo el pasado que representa, ese viaje al pasado de Catalunya, tan lejano pero a la vez tan presente todavía en nuestra cultura, sino también por todo lo que supone, por todos esos esfuerzos que se están llevando a cabo por parte de sus vecinos y vecinas.

Alguien en las redes la incluyó en lo que llamó la Ciutat Invisible, esa ciudad que está ahí, aunque no se vea, y que, al fin y al cabo, es la encargada de hacer funcionar la que sí se ve.

Sólo por ello, Can Batlló se merece una visita y una oportunidad. ¿Qué opináis?   ;)

Para más información:

Acceso norte:

c/ Constitució, 19 esquina c/Mossèn Amadeu Oller y c/ Olzinelles.

Acceso sur:

c/ Parcerisa, 17 esquina c/ Quetzal

canbatllo.wordpress.com

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.