Castell de la Torre del Baró

labcnquemegusta-torredelbaro10

 

Un castillo de aspecto medieval, a pesar de ser del s.XX, e inacabado pero que recientemente ha sido inaugurado y habilitado para ser visitado. Pero, ante todo, hoy me gustaría hablaros de un modo distinto de disfrutar de unas vistas sobre la ciudad de Barcelona y es que, en esta ocasión, de la misma manera que sucedió también en el Turó de la Peira, desde esta pequeña colina de la Sierra de Collserola podemos contemplar esa parte de la ciudad de cuyas vistas normalmente no podemos disfrutar desde la mayoría de miradores. Me refiero al crecimiento que tuvo lugar en la ciudad durante los años 50 y 60, conllevando la creación de barrios como Nou Barris o la Sagrera, y que en la mayor parte de las veces quedan inaccesibles a nuestros ojos desde determinados miradores.

Así, pues, desde la Torre del Baró – Roquetes, ese pequeño barrio obrero cuyo símbolo es el castillo que hoy os presento, podemos apreciar todo este crecimiento y desarrollo de la ciudad.

Pero, vayamos a pasos…

¿Qué es el Castillo de la Torre del Baró?

Una torre, localizada en la cima de una colina del barrio de Nou Barris, construida en el 1905 y que tendría como principal objetivo convertirse en un hotel. Pero, no sólo eso, sino que se trata de la principal construcción de una ciudad-jardín parecida a la que promovió el Dr. Andreu en la  Avinguda del Tibidabo, el Park Güell o Vallvidrera, con casas unifamiliares en medio de la montaña capaces de aportar una calidad de vida y tranquilidad respecto a la gran ciudad industrializada. En este caso, sin embargo, a diferencia del resto de ejemplos citados, se trataría de un proyecto dirigido a las clases medias u obreras.

Prueba de ello es un pequeño chalet que encontramos en la parte baja de la misma montaña, en la zona de la Trinitat, y el castillo que la gente llamó Torre del Baró. Con la llegada masiva de inmigración, el barrio, sin embargo, acabó con una apariencia bastante distinta a la proyectada, con casas construidas progresivamente en función de las necesidades y sin ningún tipo de orden o proyecto urbanístico.

El nombre del castillo, sin embargo, vendría dado por la existencia de una torre anterior a la que podemos apreciar actualmente, una construcción del s.XVI, ya desaparecida (se dice que fue destruida durante la Guerra de Sucesión del 1714), propiedad del Baró de Pinós y cuya finalidad era albergar a su hijo enfermo de tuberculosis.

Tras su destrucción en la citada guerra, la familia decidió construir una segunda torre, demolida también en el 1967 con la creación de la Avinguda Meridiana.

labcnquemegusta-torredelbaro02

 

Tal y como hemos comentado en el inicio de esta entrada, el Castillo de la Torre del Baró es, sobre todo, un destacado mirador que nos permite tener vistas sobre una zona de Barcelona a la cual muchas veces no podemos acceder. De esta manera, sin salir de Barcelona, podemos observar perfectamente el Vallès, el Turó de l’Asland, el Carmel y el llano del río Besòs, entre otros iconos destacados de nuestra ciudad y alrededores.

Así, pues, se convirtió, de la misma manera que también sucedió con las vecinas colinas del Turó de la Rovira o Sant Pere Màrtir, en un importante punto estratégico en la defensa antiaérea de la ciudad que, mediante grande ametralladoras, intentaba acabar con los ataques de la aviación franquista.

 

Todo el conjunto, tras ser remodelado (cabe destacar que aún se están llevando a cabo obras en su interior para poder acoger un centro medioambiental y un punto de información del Parc de Collserola), se encuentra gestionado por el Museu d’Història de Barcelona y el Arxiu Històric de Roquetes-Nou Barris. Ellos han sido, pues, los encargados de colocar los distintos plafones que encontramos en el mirador y que nos ayudan a conocer mejor dónde nos encontramos y la evolución histórica y urbanística del barrio de Nou Barris tras su crecimiento en los años 50 y 60, así como también de llevar a cabo las distintas visitas guiadas, rutas e itinerarios organizados.

Las plantas inferiores se encuentran abiertas al público los martes y jueves de 10h a 13h, los sábados de 10h a 17h y los domingos de 10h a 14h. Las plantas superiores sólo serán accesibles mediante reserva previa.

labcnquemegusta-torredelbaro01

 

El conjunto se completa con un mirador en forma de rotonda construido en el 1989 y un restaurante al cual no he tenido ocasión de ir pero que está bastante bien valorado y bien podría ser una manera de finalizar vuestra visita. Tenéis más información en su página web www.elmiradorbcn.com.

Finalmente, destacar que se encuentra dentro de los itinerarios del Parc  Natural de Collserola, concretamente, en su itinerario número 5 llamado Barcelona als Peus, una ruta de 9,5km que se inicia en el Coll de Roquetes y que continúa hasta el Tibidabo. Uno de sus tramos, además, forma parte de la llamada Ronda Verda de Barcelona, esos 120kms, también ciclables, de los que hemos hablado en más de una ocasión (dos ejemplos son la Carretera de les Aigües o Montjuïc).

Tenéis más información de la ruta clickando aquí.

 

En definitiva, subir a la Torre del Baró se convirtió, al menos en mi caso, en una experiencia de lo más interesante, en una manera de acceder a ese pequeño castillo que siempre vemos desde la Meridiana cuando salimos de la ciudad y al que nunca nos acercamos, convirtiéndose en uno de esos tantos rincones olvidados y escondidos para los barceloneses y barcelonesas.

Una manera, además, distinta de contemplar nuestra ciudad con esa perspectiva desde la cual no estamos acostumbrados a verla y que recomiendo gratamente.

Para más información:

Carretera Alta de les Roquetes, 328

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.