Congrés Josep Puig i Cadafalch (II): La Ruta

labcnquemegusta-puigicadafalch06

 

¡Seguimos con Josep Puig i Cadafalch y ese pequeño ciclo de dos entradas que iniciamos la semana pasada con una primera algo más teórica!

Hoy, pues, dentro de este Any Puig i Cadafalch que pretende rememorar el 150º aniversario de su nacimiento y el 100º de su entrada a la Mancomunitat de Catalunya y del contexto del Congrés Josep Puig i Cadafalch, celebrado precisamente por dicho motivo, nos desplazamos al Maresme para llevar a la práctica todo lo aprendido durante las ponencias.

La entrada de hoy pretende ser algo más práctica, pues no deja de ser una ruta, la que realizamos el último día del congreso, por todos esos iconos más emblemáticos del arquitecto (cabe tener en cuenta, como destacamos también en la entrada anterior, el carácter humanista de Josep Puig i Cadafalch, siendo arquitecto y urbanista pero también político, gestor cultural, periodista y articulista, historiador del arte y académico y arqueólogo y restaurador de monumentos) en el Maresme. Concretamente, la ruta transcurrió por Argentona y Mataró.

El paseo, como también comentamos en la pasada entrada, fue acompañado por miembros de los ayuntamientos de Argentona y Mataró (el alcalde de Argentona Eudald Calvo, el regidor de Argentona Àngel Puig, el alcalde de Mataró David Bote y la regidora de Cultura de Mataró Núria Moreno) y arquitectos que han tenido un papel importante en la rehabilitación de estas casas, así como también del Conseller de Cultura Lluís Puig.

labcnquemegusta-puigicadafalch81

 

¡Sin olvidar un libro primordial para poder aprender más sobre ella y los puntos por los cuales pasamos! “Ruta de Puig i Cadafalch”, una reedición actualizada de Tate Cabré (cabe tener en cuenta que el descubrimiento del Arxiu Puig i Cadafalch ha ayudado enormemente a conocer nuevos aspectos de su obra) de ese primer libro que ya se publicó hace un tiempo en motivo del Any Puig i Cadafalch del año 2001, comisariado por Montserrat Blanch.

¡Un compañero imprescindible para nuestro paseo por la obra de Josep Puig i Cadafalch, tanto en el Maresme como en otras localizaciones de Catalunya!

labcnquemegusta-puigicadafalch138

 

Dicho esto… ¡pasemos a la ruta como tal!

● La Casa Coll i Regàs (1896-1898)

Iniciamos nuestro paseo por Mataró, ciudad natal de Josep Puig i Cadafalch pero también un importante enclave industrial gracias a la llegada del tren, de esa famosa primera línea de ferrocarril de la Península Ibérica que unió Barcelona con Mataró de 1848.

Así pues, no es de extrañar que encontremos obras del arquitecto tan destacadas y lujosas (Josep Puig i Cadafalch no tuvo límite de presupuesto durante sus trabajos en esta primera casa que visitamos) dirigidas a grandes burgueses e industriales a la ciudad.

Se trata de la Casa Coll i Regàs, la obra más emblemática de Josep Puig i Cadafalch en Mataró y residencia de Joaquim Coll i Regàs, un industrial textil que encargó en 1898 a Josep Puig i Cadafalch la reforma del inmueble, la cual tenía que centrarse única y exclusivamente en la fachada y, finalmente, se aplicó a todo el conjunto, adaptándolo a los nuevos requisitos del plan de Eixample del Ajuntament de Mataró.

Una casa unifamiliar de dos cuerpos, siguiendo el esquema de las casas de Barcelona, es decir, entre medianeras y con fachada delantera y posterior, de 25m de profundidad, lo que supuso el reto de conseguir luminosidad en un espacio tan estrecho y largo.

labcnquemegusta-puigicadafalch07

 

La visita la realizamos con el arquitecto que se encargó de su última reforma y restauración en el año 2016, Jaume Coll, algo realmente interesante ya que nos permitió conocer detalles que, de otro modo, quizá desconoceríamos.

 

Lo primero que se nos explicó, pues, fue su fachada, de aspecto simétrico a primera vista pero, contrariamente, con aspectos que rápidamente observamos como distintos en ambos lados. De este modo, a pesar de la existencia de una tribuna central, los elementos decorativos de los laterales, obra de Eusebi Arnau y todos ellos vinculados con la actividad industrial del propietario (de ahí que encontramos flores de algodón, una hilandera, una araña como símbolo de la tejedora, ovillos de lana o piezas de los telares circulares como la mayosa, la prensa o el batiente), varían rompiendo esa simetría.

Escultura de La Filosa

 

La cerámica, vidriada y coloreada, es también un interesante elemento decorativo de la casa, así como también los estucados y esgrafiados de las paredes. Jaume Coll nos comentó la importante pérdida de color y textura que los años causaron en dichos esgrafiados, de ahí que durante la restauración fuese tan importante calcarlo y reproducirlo, siguiendo la misma metodología de trabajo que antaño, para recuperarlos.

El hierro forjado es obra de Antoni March.

En definitiva, tal fue la satisfacción del señor Coll i Regàs, que encontramos esta inscripción en la misma fachada:

“Molt bo és viatjar, millor a casa estar”

labcnquemegusta-puigicadafalch20

 

En su interior, se halla nuevamente este fascinante despliegue de artes decorativas que también disfrutamos en la fachada y que, de hecho, se convirtió en una especie de prueba de ensayo antes de trabajarlas definitivamente en la Casa Amatller.

Dentro de estas artes decorativas aplicadas a partir de un claro programa iconográfico que pretende exaltar la figura y negocio del cliente, encontramos tanto figuras alegóricas, relacionadas con el textil o los valores de la familia (el trabajo, la fe o la familia), como el anagrama del señor Coll, sus iniciales (JCR) combinadas con flores de lirio y algodón y ruedas dentadas que relacionan el propietario con la revolución industrial y la fabricación de tejidos.

 

Los detalles cerámicos son también realmente espléndidos. El lavamanos o sus paredes serían buenos ejemplos de ello.

 

Es en la planta noble que también visualizamos el recurso del arquitecto para contrarrestar la falta de iluminación, que destacábamos al inicio de la entrada, causada por la profundidad del inmueble. De este modo, además de una entrada de luz cenital en el centro de la planta, en lo que se trataría del distribuidor, encontramos la sucesión de distintos planos semitransparentes que ayudan a reducir dicha profundidad.

labcnquemegusta-puigicadafalch35

 

¿Y qué decir de sus magníficos esgrafiados, suelos, techos y zócalos?

 

Durante nuestra visita, también pudimos disfrutar de su patio y planta superior, destinada actualmente a actividades de tipo infantil y educativo.

 

En definitiva, esta casa, cuyas obras fueron dirigidas por Antoni Maria Gallissà, representa un ejemplo espectacular en la ciudad de Mataró del concepto de arte total wagneriano que tanto buscaba el modernismo y, más concretamente, Josep Puig i Cadafalch, quien disfrutaría, además, gratamente realizando sus diseños.

De este modo, dada también esa libertad presupuestaria que comentábamos, haría muchos esbozos, actividad realmente placentera para él. Prueba de ello son sus palabras en sus “Memòries”, conservadas en el Arxiu Puig i Cadafalch:

“Amo fer el croquis i em pesa acabar l’obra. En les obres alienes em passa el mateix: prefereixo l’esboç a l’obra acabada, prefereixo el discurs improvitzat amb ses incoerències i vacil•lacions a la peça oratòria composta abans i apresa de memòria. (…) He necessitat dibuixants que posessin en net els meus croquis i el meu treball i la meva pena ha estat que el croquis em plaïa més que els plans acabats.”

 

La Fundació Iluro

La Casa Coll i Regàs es actualmente propiedad de la Fundació Iluro (antes lo fue de Caixa Laietana), una entidad de carácter cultural fundada en 2013, conformando un patronato dentro del cual encontramos Òmnium Cultural, la Associació Sant Lluc per l’Art, Foment Mataroní, el Centre Catòlic de Mataró, el Museu Arxiu Santa Maria y el Ajuntament de Mataró.

La Fundación dispone de una biblioteca popular, un fondo local y comarcal formado por más de 100.000 documentos representativos de Mataró y el Maresme (pergaminos, manuscritos, música manuscrita, material cartográfico, registros sonoros, objetos y hemeroteca histórica y actual), dotación de premios como el Premi Iluro para estimular la investigación histórica (han recibido la Creu de Sant Jordi por ello), un Ateneu abierto a todas las disciplinas artísticas, un fondo de arte con más de 2000 obras de arte y distintos proyectos sociales (Programa Lecxit para la mejora de la comprensión lectora en la educación primaria, Viatgers Intrèpids como club de lectura con personas con algún tipo de discapacidad, Companys de Viatge para pacientes con enfermedades oncológicas en colaboración con el Hospital de Mataró y Agilitza la teva ment y Noves Tecnologies con actividades para gente mayor).

Además, disponen de distintos espacios que ceden a la ciudad en actividades variadas, como el Espai Gatassa, el Centre Social Siete Partidas, las Escoles Cirera i Josep Montserrat, el Centre de desenvolupament infantil y atenció precoç o las Aulas Sènior de Mataró.

Como hemos indicado, la Casa Coll i Regàs también forma parte de esta interesante fundación cultural, de ahí que las visitas guiadas a su interior también sean gestionadas por ellos.

Tenéis visitas guiadas (hay de dos tipos: La Casa Coll i Regàs como muestra de las artes modernistas y La Casa Coll i Regàs como muestra de una época ) los jueves de 12h a 14h, los viernes y sábados de 18h a 20h y los domingos de 12h a 14h por 6eurs.

El primer domingo de mes también disponéis de actividades en familia.

Para más información: www.casacolliregas.cat

 

¡Paseo por Mataró!

Como arquitecto municipal que también fue de Mataró, tras su predecesor Emili Cabañes, también realizó distintos trabajos, como podrían ser todo el sistema de alcantarillado y saneamiento de la ciudad, el Parc Central o el Saló de Sessions de l’Ajuntament de Mataró.

Éste último, dado que el punto de encuentro con el alcalde de Mataró fue el propio Ajuntament, también tuvimos oportunidad de conocerlo. Se trata de una reforma que Josep Puig i Cadafalch realizó en 1893 en el edificio proyectado por Miquel Garriga i Roca en 1867. De ella, cabe destacar, sobre todo, el diseño del artesonado con distintos emblemas y escudos (del Principado de Catalunya, de la ciudad y de la provincia marítima de Mataró, así como también la Creu de Sant Jordi) y representaciones de profesionales y agrupaciones gremiales.

labcnquemegusta-puigicadafalch05

 

● ¡Pero también encontramos otras obras destacadas que nos permiten realizar un pequeño paseo por la ciudad en busca de sus intervenciones!

La primera que visitamos tras salir de la Casa Coll i Regàs fue la Casa Parera (1894), cuya reforma de la fachada fue también un trabajo de Josep Puig i Cadafalch para Miquel Parera i Partagàs.

De este modo, observamos una fachada de ladrillo visto, hierro forjado y esgrafiados, así como también el primer trabajo de colaboración con el arquitecto del escultor Eusebi Arnau, los elementos escultóricos del cual (ménsulas, escudos y gárgolas) tienen un evidente estilo medievalizante.

Tal y como se destacó en la prensa del momento, se trató de la primera casa en estilo modernista de Mataró.

labcnquemegusta-puigicadafalch52

 

El Rengle (1892-1893)

Un mercado aún en uso que, si bien es cierto que se trata de un proyecto de Emili Cabañes del año 1891, conserva una intervención de Josep Puig i Cadafalch en su cubierta.

La idea consistía en crear un mercado de paradas de carne en la conocida como Plaça Gran para mejorar las condiciones en las cuales se desarrollaba dicha actividad comercial.

Al año siguiente de su finalización, sin embargo, se consideró oportuna la reforma de su tejado, momento en el cual entra el protagonista de nuestra entrada. Éste pasaba, así, de tener un coronamiento a dos vertientes a ser semicircular y decorado con mosaicos y hierro forjado.

Josep Puig i Cadafalch también diseñaría las paradas destinadas a la fruta y la verdura, localizadas en los alrededores de la plaza, pero finalmente dicho proyecto se quedó en la nada.

No se conserva documentación que nos explique el motivo de la realización de dicha reforma tan sólo un año después de su construcción, pero sí sobre los problemas que supuso su presupuesto, tasado demasiado a la baja, cosa que provocó que ninguna empresa se quisiera presentar al concurso. Se tuvo que aumentar la dotación en dos ocasiones.

Sea como sea, se dice que, a raíz de esta intervención de Puig, empezaron las enemistades entre ambos arquitectos. En el año 1895, Cabañes pasó a ser alcalde de Mataró y también se comenta que, precisamente por ello, Puig dimitió como arquitecto municipal. Pero también podría tratarse de simples habladurías dado que los problemas que supuso la planificación del sistema de saneamiento y alcantarillado de Mataró podrían haber sido también un motivo de peso para ello, dado que se trató de un proyecto conjunto de ambos arquitectos que significó unas medidas económicas tan elevadas que fue necesario sufragarlas mediante contribuciones especiales de los vecinos, algo que fue muy criticado y que provocó, incluso, la dimisión de Josep Puig i Cadafalch.

labcnquemegusta-puigicadafalch66

 

La Confiança (1894)

Una de las intervenciones más delicadas de Josep Puig i Cadafalch en Mataró. Se trata de la tienda de Francesc Palomer i Bonamussa (una gran inscripción nos muestra su nombre en el interior de la misma), dedicada a la pasta y el aceite, de cuya decoración interior se encargó Josep Puig i Cadafalch. Así, los armarios, fachada, rótulos, escaparates y estanterías son diseño íntegro del arquitecto.

 

La Casa Sisternes (1893)

Inmueble, considerado el primero del artista en Mataró, dentro del proyecto de ampliación, del mismo Josep Puig i Cadafalch, de la calle Figueretes, dado que se trataba de una vía muy transitada en su momento.

Dicho proyecto afectaba a dos inmuebles, al de Antònia Soldevila, que tenía que desaparecer, y al de Emili de Sisternes, que pasaría a ser esquina. El señor Sisternes decidió comprar el inmueble de la señora Soldevila, demolerlo y, a partir de ahí, crearse un edificio de nueva planta para él. Nuevamente, Puig i Cadafalch se encargaría del diseño de la nueva edificación, aplicando la cerámica, el ladrillo visto y el hierro forjado.

En sus jardines, Puig diseñó una glorieta de la cual se desconoce si, finalmente, fue realizada y utilizada.

 

La Beneficiència (1892)

Actualmente, acoge el Patronat Municipal de Cultura de Mataró pero se trató en su momento de la Casa de la Beneficiència y Asil d’Òrfens, antiguo convento de las Carmelitas de Sant Josep, ocupado por las Concepcionistas, una de esas tantas órdenes religiosas que comentábamos en la entrada de la Capella de la Verge dels Dolors que se instalaron en Mataró durante los siglos XVII y XVIII.

Era necesaria una reforma integral, especialmente en cuanto a saneamiento se refiere, pero el presupuesto era muy ajustado. Aún así, sin abandonar la austeridad necesaria en este tipo de órdenes, Puig consiguió darle una mayor vistosidad y, sobre todo, diferenciar este inmueble del colegio que se ubicaba justo al lado.

No obstante, Puig rompió también esta simplicidad mediante fachadas con ventanales de columnas y capiteles de inspiración medieval y elementos escultóricos neogóticos, así como también arcos de descarga vistos. Un ejemplo de ello sería el Ángel de la Guarda del pedestal de la esquina, el cual nunca se ha llegado a saber si se colocó finalmente. Estos complementos escultóricos fueron diseñados por su ya citado colaborador habitual, Eusebi Arnau.

También encontramos los escudos de la ciudad de Mataró y de Catalunya en cerámica.

labcnquemegusta-puigicadafalch68

 

Finalmente, destacar que en la ruta podéis incluir la casa natal del arquitecto que, si bien es cierto que no se trata de una obra suya como tal, es interesante también de conocer por sus esgrafiados, elemento decorativo muy propio de la comarca.

labcnquemegusta-puigicadafalch67

 

¡Pasemos a Argentona!

La Casa Puig i Cadafalch de Argentona (1897-1905)

En esta ocasión, la encargada de hacernos la visita guiada fue Mercè Zazurca i Codolà, arquitecta encargada de la restauración y reforma de la casa de veraneo y refugio, tras su regreso del exilio durante la Guerra Civil Española, de Josep Puig i Cadafalch en Argentona.

labcnquemegusta-puigicadafalch69

 

Un trabajo minucioso y bien documentado (de hecho, en algunas lagunas que el estudio tiene a causa de falta de documentación se ha pedido ayuda a profesionales de la Historia del Arte) que pudimos conocer in situ gracias a la ruta que realizamos el último día del congreso.

Una casa que, en realidad, se componía de tres, aquellas que su abuelo paterno había adquirido y que el propio arquitecto aunó en una sola, convirtiéndola en un gran caserón modernista de aspecto medievalizante pero sin olvidar las propias tradiciones constructivas de la comarca.

Así, abrió medianeras para comunicar las tres casas y construyó un pequeño cuerpo para la letrina y una la galería que se convertiría en la puerta principal de acceso. También incorporó almenas, esculturas y pinturas modernistas.

Antoni Maria Gallissà, amigo íntimo de Josep Puig i Cadafalch, sería una vez más (lo vimos ya en la Casa Coll i Regàs) quien firmaría el proyecto.

¿Los problemas más destacados de la restauración? A parte de que muchos elementos no se encuentran documentados, el ciprés (sus dimensiones comportan que empiece a ser molesto para los vecinos) y el cercano torrente (se ha tenido que impermeabilizar el muro a partir de nanotecnología ya que la humedad estaba causando graves problemas en las estructuras).

Durante los trabajos, se ha podido también descubrir el color real de las maderas, no verde como se creía sino azul, así como también restaurar la glorieta, cuyos esbozos originales eran de Josep Puig i Cadafalch pero la estructura actual de Lluís Bonet i Garí.

 

Os dejo un pequeño vídeo realizado por Mataró Notícies en el cual se habla de esta restauración que se está llevando a cabo actualmente. Tal y como se indica en este pequeño reportaje, la idea es reconvertirlo en un centro de interpretación sobre el artista.

Al parecer, en el año 2012 el Ajuntament de Argentona se vio obligado a expropiar la casa a su propietaria, la bisnieta de Josep Puig i Cadafalch, quien lo pidió por voluntad propia al no poder sufragar los costes que suponía su mantenimiento ni la multa que la Generalitat de Catalunya le impuso por no tener cuidado de un bien patrimonial como éste.

labcnquemegusta-puigicadafalch72

 

En su interior, se encontró un sinfín de yesos de Eusebi Arnau y Josep Llimona de obras escultóricas instaladas en muchas de sus construcciones.

Por la importancia del lugar, tanto por el simbolismo de la casa vinculado con Josep Puig i Cadafalch como por el hecho de que, por ejemplo, la residencia de Antonio de Moragues también se encontrase justo al lado, la restauración comportará la recuperación de una pieza realmente importante para Argentona, el Maresme y Catalunya en su conjunto.

No la he encontrado en Internet pero, si tenéis ocasión, os recomiendo la lectura de la “Carta estihuenca desde mataró” que Josep Puig i Cadafalch publicó en La Renaixensa el 29 d’agost de 1891.

planol

 

●  La Casa Garí (1898-1900)

No obstante, sin menospreciar el resto de lugares visitados, la cerecita de nuestra ruta fue, sin lugar a dudas, la visita a la Casa Garí, por su decoración interior y, especialmente, por tratarse de una propiedad privada no siempre accesible para el público general.

 

Se trata de la residencia familiar de Josep Garí i Cañas, unos de los fundadores de la Banca Arnús Garí y primo de Josep Puig i Cadafalch. Por los vínculos familiares y la confianza que se profesaban, una vez más, Josep Puig i Cadafalch no tuvo límite de presupuesto en ningún momento, motivo por el cual encontramos unos interiores realmente fascinantes que, sin embargo, eran desconocidos, incluso, para muchos de los congresistas que se encontraban en la ruta.

Un buen ejemplo de ello sería la gran caja fuerte, decorada por Eusebi Arnau con alegorías vinculadas al dinero (Tempus Fugit, la Avaricia, la Muerte…), cuyos bocetos se conocían pero el paradero de la caja como tal no.

 

Y es que la casa, tras la imposibilidad de mantenerla por parte de la familia Garí, pasó a manos de uno mexicano con vínculos en el Maresme que, a pesar de no vivir en Barcelona, la mantiene cerrada al cuidado de los “masovers” que, muy amablemente, nos la abrieron para que la pudiésemos conocer.

labcnquemegusta-puigicadafalch88

 

El conjunto se compone de…

La casa familiar, reforma de Josep Puig i Cadafalch: antes la torre recibía el nombre de Sant Miquel del Cros pero, dado el poder de la familia, se hizo necesario adaptarla para acoger la parentela barcelonesa que venía cada fin de semana y en verano a Argentona, a su casa de origen

Los jardines, los quizá considerados más grandes de Catalunya, incluyen piezas artísticas de gran valor, como podrían ser el Hermes de vidrio de Baccarat o las esculturas de los hermanos Vallmitjana

 

La capilla y la casa dels masovers, edificaciones del ya mencionado Lluís Bonet i Garí, discípulo de Josep Puig i Cadafalch (también participó en la política, en la Mancomuntiat de Catalunya, con él) y nieto del señor Garí. Según la documentación, se realizó un gran “aplec” con gente de la comarca para inaugurar la capilla y se dice que, tal fue el éxito y buen recibimiento de la misma, que cada sábado los vecinos de Mataró cogían el tranvía hacia Argentona para verla de nuevo.

labcnquemegusta-puigicadafalch117

 

Para conocer un poco la obra de Lluís Bonet i Garí, os recomiendo la lectura del libro de Esteve Albert, “Homenatge a Lluís Bonet i Garí”, escrito en Argentona el 5 de agosto de 1991.

En él, además de mencionarnos sus vínculos con la torre que Josep Puig i Cadafalch, con sus interiores, ventanales y tribuna, reconvirtió en un palacio de cuento de hadas, así como también la vida que se llevaba en su interior (se dice que, incluso, el abuelo materno del arquitecto, el señor Garí, se hizo construir un teatro para escribir y representar obras de teatro para sus niegos, amigos y vecinos), se nos explica el papel que tuvo este arquitecto en el Maresme y como constructor de casas en zona de alta montaña.

 

En 1936 la torre fue asaltada por las Joventuts Llibertàries, las cuales la usaron como caserna y llevaron a cabo un gran destrozo y saqueo en su interior. Es en este momento que se convierte en la Torre d’en Gascon, el jefe de las juventudes y quien salía desde dicha torre con un camión para aterrorizar a los vecinos de la zona, según este mismo librito que os recomendaba nos explica. Ante esta situación, el propietario y arquitecto huye a Francia y, años más tarde, a Sevilla, donde se reencontraría con personajes como Fèlix Millet i otros catalanes exiliados. Lluís Bonet i Garí regresaría con todos ellos a Catalunya.

Paralelamente, en 1941, la casa la alquila y finalmente adquiere el joyero Joaquim Cabot, presidente del Orfeó Català y promotor del Palau de la Música.

Años más tarde, como arquitecto y familiar que era, Lluís Bonet i Garí realizó una importante restauración en la casa, del mismo modo que también hizo con otros caserones del Maresme.

Actualmente, pues, nos encontramos con una torre en unas espléndidas condiciones, especialmente gracias al hecho de que haya permanecido cerrada casi siempre y también muy bien cuidada por el actual propietario, quien también la restauró en una ocasión, en el año 1993 bajo la supervisión de Lluís Millet.

En definitiva… ¡Una verdadera bombonera!

labcnquemegusta-puigicadafalch131

 

Sus exteriores nos recuerdan en todo momento a esas villas patricias mediterráneas, que no olvidan su pasado campesino pero que, a su vez, presentan un aspecto nobiliario. No obstante, no todos los proyectos (hubo bastantes, precisamente por esta libertad presupuestaria que comentábamos) fueron iguales, observando cómo, en los primeros, el aspecto era más medievalizante y nórdico, algo más similar a la Casa Terradas de Barcelona, que en el resultado final.

casa garí

 

Al final, pues, Josep Puig i Cadafalch se inclinó por una dignificación de la masía catalana, monumentalizándola y convirtiéndola en una gran residencia de veraneo, adaptada por completo a la nueva estética y comodidades del momento.

labcnquemegusta-puigicadafalch127

 

Una torre adosada nos rememora las masías catalanas, especialmente si ponemos atención al reloj solar esgrafiado que encontramos en su pared.

labcnquemegusta-puigicadafalch130

 

La escalera nos recuerda, claramente, a la de la Casa Macaya.

 

La decoración escultórica de la casa fue realizada, una vez más, por Eusebi Arnau y Alfons Juyol.

 

¡Y los esgrafiados y techos de la Sala de Juegos, con sus pequeños detalles vinculados a los naipes, son una maravilla!

 

Algunos de los elementos de su interior los encontramos también en la Casa Coll i Regàs, lo que indicaría que Josep Puig i Cadafalch reutilizaba en muchas ocasiones sus ideas. Del mismo modo, podemos apreciar cómo los muebles son los mismos que los de la Casa Amatller, lo que indicaría también que no trabajó de manera exclusiva para este gran burgués con residencia en el Passeig de Gràcia, algo también que nos pareció curioso descubrir.

 

Este congreso, con su consecuente ruta, supuso, pues, una experiencia inolvidable que no sólo nos permitió conocer un personaje tan importante para nuestro país como es Josep Puig i Cadafalch, sino también vivir en primera persona unas obras fascinantes, mágicas y únicas.

 

Para más información:

Any Puig i Cadafalch   cultura.gencat.cat/ca/anypuigicadafalch

Amics de Josep Puig I Cadafalch   www.amicspuigicadafalch.cat

 

Bibliografía:

Albert, Esteve, Homenatge a Lluís Bonet i Garí, 1991, Argentona

Cabré, Tate, Ruta Puig i Cadafalch, Barcelona: Institut del Paisatge Urbà i la Qualitat de Vida, Ajuntament de Barcelona, 2017

Puig i Cadafalch, Josep, Memòries, 2003, Abadia de Montserrat: Biblioteca Abat Oliba, 2003 (lo tenéis digitalizado en Google Books)

Diversos autores, Josep Puig i Cadafalch. El llegat d’un renaixentista contemporani a Mataró i a Argentona, 2002, Patronat Municipal de Cultura de Mataró: Mataró (incluye muchos de los proyectos realizados en el Maresme, tales como su intervención en el Eixample de Mataró o la estabilización de la cubierta de Santa Maria de Mataró, entre otros)

One comment

  • remorada  

    la ruta de Mataró la hicimos muchas veces cuando vivíamos allí y nos visitaba gente, qué recuerdos, hace años que no hemos vuelto a recorrer la ciudad!

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.