¡Conociendo la dinastía Ming!

labcnquemegusta-dinastiaming02

 

¡Volvemos al Caixa Fòrum con una propuesta cultural ideal para este verano!

Una exposición que, además, al menos en mi caso, me resultó de lo más enriquecedora, especialmente teniendo en cuenta que gira entorno de un tema prácticamente desconocido desde nuestra perspectiva occidental. Y es que acostumbramos a conocer o tener unos mínimos conocimientos de aquello que nos resulta más familiar, la Historia del Arte de Occidente pero, sin embargo, todo aquello que nos procede de Oriente, como podrían ser el arte japonés o el chino, nos es por completo desconocido.

Así, pues, hoy os propongo conocer el arte chino a partir de “Ming. L’Imperi Daurat”, una exposición que tendrá lugar en el Caixa Fòrum hasta el 2 de octubre y que se encuentra centrada en aquella fase de la Historia del Arte china de más esplendor, la que se conoce como dinastía Ming, a partir de una selección de 126 piezas del total de las 420.000 que se conservan en el Museo de Nanjing.

Una colección que incluye, incluso, 20 de los grandes tesoros nacionales, muchos de los cuales no habían salido de la China en ninguna ocasión. Un trabajo realmente costoso y con intermediarios de gran renombre, para mediar con un país bastante conservador en este aspecto, como es Nomad Exhibitions, quien ha conseguido traer esta muestra a Barcelona después de pasar por Ámsterdam y Edimburgo.

labcnquemegusta-dinastiaming04

 

Durante la presentación, dirigida a blogueros de Barcelona, el mismo director de Caixa Fòrum Barcelona, el Sr. Valentí Farràs, nos nombró al iniciarla algunas de estas piezas que, más tarde, veríamos en la exposición, tales como un rollo, realmente espectacular y con una iconografía maravillosa, de 13,5m de largo que se ha desplegado por primera vez en Barcelona; la que es considerada la Mona Lisa de Oriente o ese gran mapa, elaborado por un jesuita italiano, único occidental que consiguió entrar en la Ciudad Prohibida de Beijing.

Como podéis apreciar, una exposición realmente única de la que en pocas ocasiones hemos podido disfrutar en nuestra ciudad.

labcnquemegusta-dinastiaming06

 

La muestra, además, se encuentra complementada por una lista en Spotify (ya pudimos disfrutar de esta propuesta en la pasada exposición de “Impressionistes i Moderns”) y un ciclo de cine en el que también ha trabajado Casa Asia.

Por otro lado, podemos encontrar también un servicio de visitas guiadas (dado que se trata de un tema más o menos desconocido para todos nosotros, recomiendo que, si os es posible, lo uséis), los martes a las 17 h y los domingos a las 11 h, así como también un sinfín de actividades (el 10 de agosto, por ejemplo, ¡tenéis la llamada Noche de China con pasacalles, ceremonia del té, taller de caligrafía, showcooking y concierto!) para todo el verano que dinamizan esta exposición y nos aproximan aún más a esta cultura.

labcnquemegusta-dinastiaming22

 

Pero… ¿Qué es la dinastía Ming?

Se trata de la dinastía, formada por 16 emperadores, que encontramos en el periodo comprendido entre el 1366 y el 1644, lo que correspondería a nuestro final de la Edad Media y Renacimiento. Una época en la que se consigue pasar de una economía de subsistencia a una sociedad jerarquizada que ya empieza a disfrutar de la vida, sus lujos y el arte, motivo por el cual se trata del periodo con la producción artística más esplendorosa de la Historia del Arte china. De hecho, la expresión “Da Ming” significa “gran esplendor”.

Tras la dinastía Yuan, procedente de Mongolia, la Familia Zhu, la que formaría la dinastía Ming, fue la última dinastía china propiamente dicha. Este periodo anterior, el de la dinastía Yuan, además de un continuo de sequías e incluso grandes crecidas de los ríos, aparte de la corrupción, fue mirado con recelo por una parte de la sociedad pues, si bien es cierto que la familia Yuan se portó bien con su país, el hecho de que fuesen extranjeros fue siempre un impedimento para su gobierno.

Es por ello que un campesino, Zhu Yuanzhang, seguido de su pueblo, se decidió a capitanear una revuelta que, no sólo destituyó la dinastía Yuan, creando la nueva dinastía Ming, sino que también consiguió que el mismo campesino se asentase como primer emperador de la misma.

Se trata de Hongwu, “el sumamente marcial”, quien, además de erradicar el peligro extranjero, cambió la capital de lugar a Nankin, volvió a las tradiciones desmarcándose de la anterior dinastía e, incluso, realizó importantes purgas en su funcionariado para asegurarse del buen funcionamiento de la nueva etapa.

Con el tiempo, el emperador repartió sus propiedades entre los distintos hijos. El primogénito murió y la capital pasó a la tercera generación. Sin embargo, como también ha sido siempre habitual en Occidente, tras su muerte en un incendio aparentemente “fortuito”, se inició una guerra civil que supuso el traslado del poder a otro de sus hijos, Yongle (“felicidad eterna”) y la capital a Beijing (Pekín), suponiendo, así, la segunda fundación de la dinastía.

Es en este contexto que podemos decir que realmente se inicia la dinastía Ming, ese periodo de esplendor que comentábamos que, incluso, supuso el aumento de la población hasta a 19 veces más que la España de su momento, pasando de los 65 millones de habitantes, anteriores a su subida, a los 175 millones.

Además, es en este momento también que se crea la Ciudad Prohibida de Beijing, ese gran complejo palatino, basado en el que sus antepasados construyeron en Nankin, con más de 980 edificios y 9000 habitaciones destinados al funcionariado de todo el Imperio, y al cual sólo podían acceder los que gozaban de algún privilegio.

labcnquemegusta-dinastiaming07

 

Como podéis deducir, el arte procedente de este periodo no se reduce, pues, a las típicas ideas que nos surgen desde el desconocimiento, es decir, que no se compone única y exclusivamente de porcelana, sino que también encontramos valiosas pinturas sobre tela, bordados y pergaminos, además de unas interesantes iconografía y filosofía en todos ellos.

Prueba de ello es que podamos dividir la exposición en las siguientes áreas:

Palacios y murallas: todo aquello entorno a la vida en la corte con objetos de un lujo extraordinario

Sociedad ideal: clases sociales, arte y cultura

Buena vida: las mercancías, el dinero y el comercio, como resultado natural del crecimiento de la población y el abandono de la economía de subsistencia. En este apartado, también se puede conocer el arte de los que son considerados los cuatro grandes maestros de la Escuela de Wu: Shen Zhou, Wen Zhengming, Qiu Ying y Tang Yin.

Más allá del Imperio: la situación de la China en el mundo a raíz de ese proceso de apertura que se llevó a cabo durante este periodo, abriendo nuevas rutas marítimas desde Europa y países como Portugal, España, Países Bajos o Inglaterra.

 

labcnquemegusta-dinastiaming29

 

¿Un poco de iconografía?

Para poder comprender un poco todo lo que veremos, un poco de iconografía, esos símbolos tan distintos a los que estamos acostumbrados en nuestra cultura occidental, nos será bastante útil.

De este modo, por ejemplo, las columnas siempre nos representarán el poder del Imperio, de ahí que en la pintura sobre tela que observamos nada más entrar a la exposición, además de dichas columnas, encontremos también esos elefantes obsequio de representaciones políticas de otros países (en este caso de Birmania y Vietnam).

El emperador es considerado un Hijo del Cielo, es por ello que siempre se representará mediante el color amarillo, así como también a partir del animal más mágico de la cultura china, el dragón de 5 dedos.

labcnquemegusta-dinastiaming08

 

 

En este plato de cobre que podemos encontrar en la primera sala de la exposición, podemos apreciar también perfectamente este vínculo del emperador con la divinidad. En él, observamos cómo ese dragón de 5 dedos pretende alcanzar la perfección (la perla), algo que, obviamente, como emperador que es, consigue, de ahí que esté rodeado de nubes, símbolo de buen augurio. El azul del cielo, una vez más, se vinculará también al poder del emperador.

Si dicho dragón va acompañado de un ave fénix, como ocurriría en la parte superior de este incensario, éste último siempre representará la emperatriz.

labcnquemegusta-dinastiaming10

 

Por otro lado, como sucede también en la sociedad japonesa, destacar que el blanco es siempre símbolo de luto. Prueba de ello es la pequeña copa que encontramos justo al lado del citado plato de cobre, una copa que, por su color, nos indica que con ella y el vino caliente de su interior, se llevaba a cabo algún tipo de ritual relacionado con la muerte y el duelo.

Lo mismo sucede con el gran recipiente que encontremos a su lado. El amarillo de su exterior nos vincula, una vez más, con el emperador. Sin embargo, el blanco de su interior nos indica que con él se llevaba también a cabo algún tipo de ritual.

 

Dicho esto… ¡prosigamos con la exposición!

Los tejidos son el gran símbolo de este tipo de arte, además de un indicativo claro de las distintas clases sociales. La élite, pues, mostraba siempre su estatus social a partir de su vestimenta, del mismo modo que también ocurre en nuestra cultura.

La sociedad china se basaba en unos parámetros muy marcados por tres religiones: el confucionismo, el taoísmo y el budismo. De esta manera, Confucio es quien marca las clases sociales, los estamentos que, supuestamente, se pueden cambiar dado que una persona accedía a cada uno de ellos mediante examen, una prueba realmente compleja en la que, además de una reflexión sobre los textos y su correspondiente memorización (más de 4000 vocablos distintos), se tenía que dominar las 3 perfecciones (pintura, poesía y caligrafía).

Así, pues, las personas de la élite, en realidad, eran las personas más cultas y con una mayor sensibilidad por las artes del país, dado que para llegar a ella tenían que pasar dicho examen.

Algunos de los exámenes realizados por estos funcionarios los encontramos también en la exposición.

 

¿Algunas piezas destacadas de la exposición?

Tal y como hemos comentado, hay un sinfín piezas representativas de esta época de esplendor tratada en “Ming. L’Imperi Daurat”.

Las más remarcables, algunas de ellas tesoros nacionales, son las escenas con niebla de Wen Zhengming, el jarrón encontrado en el ajuar de la princesa Ancheng o la cigala de oro sobre una hoja de jade que se acostumbraba a poner, a modo de protección, de la misma manera que lo hacían, por ejemplo, los romanos con las monedas, debajo de la lengua del difunto.

Fotografías extraídas de la página web de Caixa Fòrum 

 

Relacionado con el ajuar funerario, encontramos una pequeña versión de los Guerreros de Xi’an, pues, al fin y al cabo, la función era la misma, la de protección en el más allá del difunto.

Además, en la exposición podemos también encontrar algunos de los casquetes que se usaban para recoger esa larga cabellera que los hombres llevaban por respeto al taoísmo, así como también piezas de jade que se colocaban de modo decorativo en el cinturón.

 

Pero la pieza más destacada, sin lugar a dudas, especialmente por su trabajo y monumentalidad, es ese gran rollo que os comentaba al inicio de esta entrada. Una pieza que no pertenece ya a la dinastía Ming, sino a la posterior, la Qing, pero que por su importancia la encontramos también en esta exposición.

Un rollo que se ha desplegado en contadas ocasiones (como hemos indicado un poco más arriba, en esta exposición es la primera vez que se hace en Europa), dado que sólo se podía hacer bajo unos parámetros determinados, es decir, sólo se podía desplegar cuando no hubiese delante de él una persona ebria o un pobre, no fuese un día de lluvia o sin la presencia de una mujer, a pesar de que ellas sean las protagonistas de las distintas escenas, realmente minuciosas y bellas, que se representan en él.

labcnquemegusta-dinastiaming15

 

En estas escenas, podemos observar el papel de la mujer en la sociedad a través de las llamadas 3 obediencias, es decir, de la obediencia que tenían respecto al padre, el marido y el hijo.

 

La mujer, además, estaba íntimamente ligada con las artes. De esta manera, podemos observar cómo suele estar representada como un ente armónico, que flota y que además sabe tocar algún tipo de instrumento. Una manera de representarla que ya procede de la tradición artística anterior y que se convierte en uno de los temas más usados, junto con el paisaje y los pájaros.

La que es considerada la Mona Lisa de Oriente, por su importancia y técnica, es buen ejemplo de ello.

labcnquemegusta-dinastiaming20

 

¡Pasemos al paisaje! 

Éste acostumbra a representarse en blanco y negro, como símbolo de ese equilibrio entre el ying y el yang. Paisajes tranquilos y sin personajes o, como mucho, con pequeños individuos que observan la escena desde un rincón de la misma, como si de una narración se tratase (observamos cómo, conforme el género va evolucionando, se irá yendo hacia esta dirección precisamente), es lo que acostumbramos a encontrar dentro de este género.

En una zona más o menos remarcable, además, acostumbramos a encontrar una poesía que hace referencia al paisaje o de la cual, de modo inverso, ha podido también surgir el paisaje representado. Al lado, unos sellos nos indican el nombre del propietario o del artista.

labcnquemegusta-dinastiaming33

 

Con el tiempo, iremos observando cómo esa filosofía del arte por el arte irá modificándose, incluso, llegando a realizarse copias de pinturas famosas a bordado para poder ser vendidas y revendidas a un público mayoritariamente occidental.

Es aquí cuando la mujer empezará a adquirir cierta importancia en la sociedad, al ser precisamente ellas las que llevarán a cabo estos bordados.

labcnquemegusta-dinastiaming34

 

Empieza la época de la semiapertura al mundo, de la monetización de la cultura china. No es de extrañar que, por ejemplo, sea en esta época de existencia de mercado (un mercado al que, por recelo y conservadurismo, no siempre aportaban productos de valor y prueba de ello es que la porcelana china que nos llegaba a Occidente fuese en realidad de menor calidad que la que ellos elaboraban habitualmente) que se intenten introducir los billetes, algo que nunca tendrá, sin embargo, éxito. Las existencias de cobre se estaban agotando y la plata se hallaba en manos privadas, así que Huang Wu decidió introducir el billete como herramienta de cambio.

En la exposición, podemos encontrar un ejemplo de estos billetes que, incluso, llevaban escritos en ellos la pena que suponía su falsificación y mal uso, así como también la recompensa de aquel que avisase de este uso negativo a las autoridades. ¡La quinta parte del valor de un lingote de plata era el premio por ello!

labcnquemegusta-dinastiaming23

 

Ante estos cambios, lo único que permanecerá es el valor que se le da a la caligrafía, la que es considerada, dentro de esas tres perfecciones, el arte de mayor nivel, algo que ya hemos podido apreciar en esos exámenes que se realizaban a los funcionarios. Y no es de extrañar que sucediese esto dado que no era algo tan sencillo como nos podemos creer. Como muchos ya sabéis, el chino no funciona con letras como nosotros sino fonéticamente, es decir, que para poder enviar un mensaje de un contenido más o menos culto, es necesario dominar y colocar en su orden preciso más de 40.000 fonemas, de ahí que tenga esta consideración en su conjunto.

El gran representante de este nuevo arte, de este arte moderno, será el artista Xu Wei.

labcnquemegusta-dinastiaming19

 

¿Un personaje?

Además de arte, en esta nueva exposición del Caixa Fòrum, encontramos también a un personaje de lo más destacado y curioso. Se trata de Matteo Rici, el único occidental que, en su momento, consiguió entrar en la Ciudad Prohibida de Beijing.

labcnquemegusta-dinastiaming24

 

Un jesuita italiano que, además de adentrarse en la cultura china y aprender su lengua y costumbres, tras su llegada al puerto portugués de Macao en 1582, fue capaz de realizar un mapa confrontando la perspectiva occidental con la oriental. Un mapa que sería el más completo de su época y, por tanto, también el más usado, pues incluía una serie de anotaciones realmente útiles para la navegación.

Se cree que el mapa que podemos encontrar expuesto en “Ming. L’Imperi Daurat” es una de las 25 copias que se realizaron del original de Matteo Rici, creado por orden del emperador Wanli entre el 1605 y el 1608.

Como curiosidad… ¿Sabíais que “China” significa “país del centro” precisamente a raíz de este mapa? ¿Ubicáis China en él?   ;)

labcnquemegusta-dinastiaming36

 

En él, podemos también apreciar esos regalos que comentábamos al inicio de la entrada, los obsequios (animales mayormente) que el Imperio Chino recibía de otros países vecinos. Los pequeños barcos también representados en él son los que el mismo Imperio usó, ya no de modo expeditivo, sino para darse a conocer y mantener relaciones en ese periodo de reapertura que también hemos citado en unas líneas anteriores.

 

¡Una gran pantalla permitirá adentraros en este gran mapa y aprender un poco de él y de la cultura china mientras jugáis y pasáis un buen rato!

 

Finalmente, dado que se trataba de una visita para blogueros, tras la visita, acompañados de otros blogs como los compañeros de Cultius Culturals o La Meva Barcelona… ¡nos esperaban algunas delicias orientales elaboradas por el catering Vilaplana!

 

En definitiva, “Ming. L’Imperi Daurat” se convierte en una interesante oportunidad para conocer esa parte de la Historia del Arte que nos es tan desconocida, que no acostumbramos a tocar y de la que, incluso, no tenemos ningún tipo de referencia en nuestra perspectiva occidental, a pesar de que muchos de los elementos que la conforman procedan precisamente de ella. ¡Porque no hay que olvidar que elementos como la porcelana proceden precisamente de ella!    ;)

 

Para más información:

agenda.obrasocial.lacaixa.es/ca/-/ming-expo

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.