¿Dónde se ubica la auténtica Moreneta?

Como muchos ya sabéis, hay lugares mágicos y realmente místicos en Barcelona y es por ello que hoy presentamos una anécdota que, al menos a mí, me pareció bien curiosa cuando la leí en el libro “100 coses per fer a Barcelona almenys una vegada a la vida” de Isabel del Río que me regalaron estas Navidades.
De hecho, ese mismo día, me dirigí hacia el protagonista de dicha curiosidad, hacia la Basílica de St. Just i Pastor, a comprobar lo que había leído en él por mí misma.
Justo al lado del Ajuntament, encontramos, como muchos ya sabéis, el cuarto edificio religioso gótico más importante de Barcelona, junto con la Catedral, Santa Maria del Mar y Santa Maria del Pi. Se trata de una edificación levantada sobre una antigua iglesia románica y, concretamente, del último templo gótico levantado en la ciudad.
Su importancia, sin embargo, recae también en el hecho de que toda ella se convierta en una basílica llena de intrigas varias.
En primer lugar, por los distintos encuentros que se han dado en ella, tales como la fosa común del 1700 o los huesos de los miles de caídos durante el 1714. Además, encontramos distintas lápidas con inscripciones con los nombres de los vecinos más acomodados de la ciudad del s. XVIII.
Por otro lado, hay quien dice, especialmente teniendo en cuenta que se trata de una iglesia fechada en la fundación de la ciudad romana y muy cerca del anfiteatro donde se martirizaban a los cristianos, que alberga un laberinto subterráneo donde se reunían los fieles cristianos para llevar a cabo sus reuniones y rituales funerarios de los caídos en el cercano anfiteatro. Sin embargo, podría tratarse de algo más que una simple leyenda ya que en el 1723, se encontró una cripta con el pavimento de mosaico blanco y azul.
Pero no sólo fue construida sobre antiguos templos romanos sino también paleocristianos, de ahí que encontremos también picas de agua en la entrada como resto y memoria visigótica. 
Sin embargo, la curiosidad que os quería comentar en esta entrada va mucho más allá. Se trata de la figura de la Madre de Dios que encontramos en su altar y que, según se dice, concede salud y buena suerte a quien le reza. Dicen las leyendas que la imagen venerada fue escondida en la montaña de Montserrat para salvaguardarla de la invasión musulmana y que, más tarde, se quedó en la cueva, a pesar de que muchos son todavía también los que dicen que la real Moreneta es la que se encuentra hoy en día en la Basílica.
Sea cual sea la versión, la cuestión es que la Moreneta real que Catalunya venera y ama podría ser, o bien la que podemos encontrar hoy en día en Montserrat (procedente de St. Just i Pastor), o la que se ubica actualmente en dicha Basílica.
Su origen podría estar ligado a San Antonio, quien veneraba una escultura de Isis como si fuese una Madre de Dios. Parece ser que el culto a estas vírgenes apareció durante la Edad Media y, concretamente, que fueron una adaptación al Cristianismo del antiguo culto a la diosa Isis.
Pero el misterio no acaba ahí ya que hay que tener en cuenta también que los lugares donde se encuentran estas vírgenes o morenetas acostumbraban a estar construidos sobre antiguos iconos de rituales iniciáticos dentro del mundo de la masonería. ¿Será quizá este el motivo por el cual Antoni Gaudí se convirtiese en visitante asiduo de la Basílica de St. Just i Pastor?
Relacionado con este mismo tema, destacar que no sólo tuvo un papel remarcado la masonería en esta basílica sino, además, el Orden del Temple… ¿Es por ello que se trata de una construcción octogonal y que el lema de sus puertas sea “Esta es la casa del señor y las puertas del cielo“?
Sea cual sea la respuesta a todas las preguntas lanzadas en esta entrada, la cuestión es que la Basílica de St. Just i Pastor ha sido siempre un icono entrañable, querido y mágico de la ciudad de Barcelona, un rincón lleno de vibraciones cuya explicación todavía está por descubrir.

Para más información:
basilicasantjust.cat

Más Morenetes en Barcelona, Ruta de les Morenetes del blog La meva Barcelona
lamevabarcelona.com/ruta-de-morenetes

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.