¡El Calaix, handmade y fantasía en Sants!

labcnquemegusta-elcalaix17

 

Llega la Navidad y con ella… ¡esos días en los que empezamos a barajar ideas y posibles regalos para los que más queremos!

Hace ya tiempo que conocía la propuesta que hoy me gustaría presentaros pero me he querido esperar un poco, precisamente… ¡por lo útil que puede llegar a ser en estos días a los que entramos en breves!

Hoy, pues, nos desplazamos a Sants, un barrio que aún conserva ese sabor y carácter del pueblo independiente de Barcelona que en su momento fue pero que, además, comienza a estar repleto de interesantes propuestas que van mucho más allá de lo que podemos encontrar en el centro de la ciudad y que nos obligan, por tanto, a movernos y conocer nuevas zonas y barrios de la misma.

Algunas de estas nuevas aperturas de Sants las pudimos conocer en La Bcn Que Me Gusta con locales como La Mundana, así como también con todos aquellos que podemos encontrar en la Plaça d’Osca (Homo Sibaris o Barra Llibre son algunas de estas propuestas interesantes) y alrededores (en la calle de Riego tenéis también algunos locales y localitos). Hoy las volvemos a encontrar con una pequeña tiendecita que se encuentra repleta de grandes ideas y, lo que es más importante, llena de ilusión por hacer cosas nuevas y diferentes.

Se trata de El Calaix, como Patrícia, su ideóloga y alma mater, me explicó el día que fui a visitarla, ese “calaix de sastre”, ese lugar donde encontrar un poco de todo y más, ubicado justo al lado del recién remodelado Mercat de Sants y de la nueva Rambla de Sants.

 

Es precisamente por estos cambios que han tenido lugar en el barrio que Patrícia decidió moverse del Born, ubicación original de El Calaix, a Sants, un barrio con el que, además de vivir, nuestra protagonista ha conseguido vincularse a través de este proyecto que hoy os presento y de todas las actividades que se llevan a cabo en él, formando ya casi parte de su día a día y de las personas que lo habitan. Y es que la clientela de El Calaix, además de ser vecinos del barrio mayormente… ¡son también personas con la misma ilusión que Patrícia a la hora de crear y conseguir nuevas creaciones!

labcnquemegusta-elcalaix07

 

¿Qué podemos encontrar en El Calaix?

Podríamos decir que El Calaix es en realidad un local en dos, es decir, un lugar en el cual adquirir productos bonitos y diferentes (desde ropa y complementos a pequeños regalos y artículos Kawaii) de pequeñas marcas y diseñadores (algunas de las marcas que podemos encontrar, entre otras, son Béhulah, Pepaloves, Offset, Dingsör, Fauna y Flora Kishboo), pero también un rincón donde vivir experiencias y relacionarnos con personas con esa misma ilusión por el arte de crear cosas (esta segunda parte del local podría ser más o menos similar al protagonista de una entrada que el año pasado, más o menos por estas mismas fechas, también publicamos en La Bcn Que Me Gusta, Lalanalu).

El Calaix, pues, engloba productos con encanto y escogidos con muy buen gusto pero también distintos talleres y actividades vinculados con el handmade; dos zonas aparentemente separadas pero que, al fin y al cabo, crean una unidad con pleno sentido, pues una cosa no deja de suponer la otra y viceversa.

Estos artículos, además de una manera presencial, se pueden adquirir también mediante su tienda online.

Pero, si os interesa alguno de ellos, ¡corred! Puesto que otra de las características de El Calaix es que sólo dispone de una pieza por talla, algo que no sólo permite que con nuestra compra sintamos que poseemos un artículo casi único, sino que también su colección sea constantemente cambiante, entrando cada cierto tiempo género nuevo y obligándonos, así, a hacer una segunda visita. De este modo, gracias a ello, El Calaix ha conseguido, no sólo promocionar diseñadores, sino también fidelizar a sus clientas.

 

¿Cómo se ha conseguido todo ello?

¡Con mucha ilusión y energía! Y es que El Calaix es fruto precisamente de ello, de mucho esfuerzo, la mayor parte de él autodidacta por parte de su creadora, Patrícia, una chica que durante mi corta visita a El Calaix fue capaz de transmitirme esas ganas por crecer y hacer cosas que, no sólo le motivan a ella, sino que también es capaz de hacérnoslas vivir y sentir a nosotros.

labcnquemegusta-elcalaix16

 

De este modo, si visitáis El Calaix, rápidamente percibiréis a lo que me refiero pero, si queréis empezar a vivirlo desde casa, os invito a entrar a sus redes sociales, a Facebook e Instagram, pues todo ello lo vemos plasmado también en la imagen fresca que en todo momento percibimos también en las fotografías que se van colgando casi diariamente.

Fotografías extraídas de la página de Facebook de El Calaix

 

A partir de las redes, pues, podemos conocer los nuevos productos y talleres que se llevan a cabo, siempre con fotografías realizadas con ese buen gusto que hemos citado en unas líneas anteriores y que tanto caracteriza a la protagonista de nuestra entrada de hoy. Pero también podemos encontrar en ellas otros aspectos que, a su vez, nos muestran el ambiente que podemos vivir en El Calaix, las fotografías, por ejemplo, de su viaje a California. Este mes de septiembre, gracias a estas fotografías que se iban colgando, en cierta manera… ¡todos pudimos viajar también a América!   :)

Fotografías extraídas de la página de Facebook de El Calaix

 

Sweet Stitch

Poco a poco, además de crear un lugar vivo en el que tanto clientas como fundadora pueden entrar en contacto con el handmade y el gran mundo de las “cosas bonitas”, Patrícia ha conseguido también crear una línea propia de moda que, a pesar de ser aún de pequeña producción, a partir de todo lo que de manera autodidacta Patrícia ha ido plasmando pero, sobre todo, de lo que su abuela le ha ido enseñando, nos muestra una vez más este anhelo y energía por hacer cosas nuevas que comentábamos.

La idea es que, en breve, podamos encontrar esa línea de moda también en Etsy.

labcnquemegusta-elcalaix10

 

Los talleres

Como os he comentado en unas líneas más atrás, El Calaix dispone de una segunda parte que es, precisamente, la que hace que todo ello sea más experiencial. Se trata de los talleres que diariamente se llevan a cabo en su interior, organizados por diferentes modalidades y distintos niveles de dificultad, así como también siendo muchos de ellos monográficos que incorporan conocimientos bastante específicos.

Unos talleres que acostumbran a adaptarse bastante a las necesidades de los clientes, así como también a sus horarios, de ahí que gran parte de ellos se localicen a partir de las 18h de la tarde. Además, los viernes por la tarde y sábados, se llevan a cabo otros que, de una manera más amena y cómoda, incluyendo incluso un poco de merienda, permiten que todo ello aún se convierta más en algo familiar y cercano.

Estos talleres se pueden adquirir a través de The Hobby Maker, una plataforma que nos permite conocer y reservar esos talleres y cursos más vinculados con el handmade, y también podrían convertirse en un buen regalo de Navidad, ¿no os parece?  ;)

labcnquemegusta-elcalaix14

 

Los talleres acostumbran a ser en “petit comité”, lo que les aporta todavía más valor, ya que permite que Patrícia pueda atender de una manera más personalizada a sus integrantes. De este modo, los talleres de costura están pensados para unas 4 personas y los de ganchillo no superan los 5 ó 6 integrantes.

Además, lo que aporta todavía más originalidad es que cada mes dichos talleres son distintos, en función también de lo que pidan sus integrantes y las ideas de Patrícia. Este mes, por ejemplo, podemos encontrar desde cursos de iniciación al ganchillo o a la máquina de coser a otros en los cuales podemos aprender cosas más especializadas, como podría ser la elaboración de una bolsa de mano de corcho, un vestido o unos pantalones de bebé.

Podéis encontrar toda la programación y más información de los talleres aquí.

 

¿Y después?

Como hemos dicho… ¡Sants es un barrio repleto de rincones y rinconcitos para visitar! De este modo, por ejemplo, además de daros una vuelta por sus calles, podéis acercaros a lugares tan emblemáticos como esa edificación en la cual se creó el partido de ERC (calle Cros 7-11), la fábrica Cros (calle Cros 6-10), Can Batlló o la Bodega Salvat.

La Casa Henriette Cros (calle Dalmau, 11), junto con la Fábrica Cros y el lugar de fundación de ERC antes mencionados, se encuentra vinculada con un gran industrial de Montpeiller que huyó de Francia al ser considerado bonapartista y que llegó al antiguo pueblo de Sants en 1817, donde fundó una fábrica química que, tras su apertura por el resto del estado, se fusionó en 1988 con Explosivos Río Tinto, creando la aún existente Ercros.

Una calle de Sants recuerda el lugar que ocuparon las propiedades de la familia, conservándose aún la que fue dicha fábrica, la residencia familiar y la casa de una de las nietas del fundador. ¡Tres pequeñas joyas interesantes de visitar!

Por esas casualidades de la vida, en una de sus propiedades, tuvo lugar esa reunión, la Conferència d’Esquerres Catalanes, que dio nacimiento a ERC en el año 1925.

 

En definitiva, como en otras muchas entradas, visitar El Calaix se convierte en, no sólo conocer un rincón de Barcelona de lo más encantador, una de esas propuestas emprendedoras que hacen que nuestra ciudad sea mucho más completa y rica, sino también en una buena manera de conocer barrios que no son los nuestros, en recorrer calles que normalmente no transitamos, pero que esconden más de un elemento que, además de interesante, es capaz de llamar nuestra atención y cautivarnos por completo.

Así pues… estas Navidades… ¿vamos a Sants?   ;)

 

Para más información:

c/ Sant Medir, 15

elcalaixfetama.blogspot.com.es

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.