Excursió a Collserola

 

La excursión que os propongo hoy es una salida de lo más tranquila, de unos 16km aproximadamente, por uno de los pulmones de la ciudad de Barcelona: el Parc Natural de Collserola.
Con salida desde St. Cugat del Vallès (podemos llegar fácilmente con los Ferrocarrils de la Generalitat) y final en Cerdanyola del Vallès (regreso a Barcelona con los trenes de Renfe), podremos disfrutar de uno de los parajes más bellos localizados en los alrededores de Barcelona. 
Así, pues, en primer lugar, y como ya es habitual en el resto de excursiones que vamos presentando en La Bcn Que Me Gusta, ¿un buen desayuno?
Para ello, os recomiendo Serrajòrdia, un horno – degustación de pan, bocadillos, pasteles y pastas de lo más agradable, en pleno centro de St. Cugat del Vallès, donde coger fuerzas se convertirá en toda una experiencia.

Para más información:

c/ Valldoreix, 70
St. Cugat del Vallès

http://www.serrajordia.com/


Nos dirigiremos hacia el Monestir de St. Cugat, uno de los emblemas del gótico más representativos de la provincia de Barcelona y de Catalunya, atravesando la calle Santiago Rusiñol, para, a partir de él, empezar nuestra ruta por el Pi d’en Xandri como punto inicial, árbol muy querido por los habitantes del Vallès Occidental y símbolo de la localidad de St. Cugat. 

El Pi d’en Xandri, tal y como ya hemos comentado, es uno de los emblemas de St. Cugat del Vallès. Además de impactante por sus dimensiones, veremos que se encuentra completamente apuntalado por todos sus laterales. Esto es debido a un atentado que recibió no hace mucho tiempo y que hizo peligrar su estabilidad. 
Con vistas a la montaña de Montserrat, es el mejor lugar para empezar nuestra ruta.

Proseguiremos hacia la ermita de St. Medir. Sin embargo, antes de llegar a ella nos desviaremos y haremos un alto en el camino para conocer la ermita de St. Adjutori, curiosa por su planta circular. 

Volveremos al camino principal que dejamos atrás para, ahora sí, dirigirnos a la ermita románica de St. Medir, uno de los puntos de encuentro de la mayor parte de caminantes y ciclistas del camino.

Una vez más, volveremos hacia atrás para coger el desvío que encontraremos a mano derecha. Se trata del antiguo Camí de St. Jaume, que nos llevará dirección la Carretera de Cerdanyola
El recorrido a partir de ahora se realizará por la misma carena de Collserona. 

Veréis como el camino empezará a tener pendiente pero las vistas desde él os aseguro que serán fantásticas, especialmente cuando lleguéis a la cima del Turó de la Margarola, desde donde podréis contemplar los dos costados de la cordillera: el Vallès, Montserrat, el Pirineo y los Cingles de Bertí por un lado y Barcelona y el mar por el otro.

Bajando por el mismo camino que subimos, nos dirigiremos hacia el Turó de Valldaura i Sta. Maria de les Feixes, ermita que nos dará entrada a la localidad de Cerdanyola del Vallès por el Parc de la Riera, pasando antes por un antiguo acueducto
El camino volverá a ser llano y agradable.

Una vez en Cerdanyola del Vallès, os recomiendo dar un paseo por esta localidad para romper los prejuicios creados a raíz de la fuerte inmigración que recibió durante los años 60.
De esta manera, contrariamente a lo que muchos pueden creer, Cerdanyola es una población que invita a pasear y a recorrer.
La Iglesia y el Ayuntamiento son puntos a destacar, así como también el Museu d’Art de Cerdanyola, en Can Domènech, lugar en el que observar parte de un modernismo de lo más interesante, que abunda en casi toda la población y que es fruto de la burguesía barcelonesa que acostumbraba a veranear en la zona. 
De su interior, debemos citar los ventanales modernistas de las Dames de Cerdanyola y las distintas obras de Ismael Smith y Josep de Togores que podemos encontrar.
Tenéis más información sobre el museo en su blog museudart.blogspot.com y aquí.

2 comments

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.