Fin de semana en Girona

Ya hemos escrito varias veces sobre Girona pero es que, como ocurre con otras muchas ciudades, cada vez que vamos encontramos cosas nuevas en ella que ayudan a que nos enamoremos todavía más de esta encantadora ciudad.
Así que, esta vez, teniendo en cuenta que ya llega el verano, os proponemos pasar todo un fin de semana en la ciudad que tanto nos cautiva a partir de distintos planes variados.
VIERNES
 
17h: Llegada a Girona
 
Para ello, primero de todo, nos hará falta un lugar donde hospedarnos.
Os recomiendo el Hotel Llegendes, un pequeño hotel de 4 estrellas, situado en pleno centro histórico de Girona, justo al lado de la iglesia de St. Feliu.Se trata de un hotel muy familiar gracias a que sólo cuenta con 15 habitaciones, que podríamos decir que tiene dos peculiaridades:

1) Cada una de sus habitaciones está ambientada en una leyenda de Girona, de ahí su nombre. Incluso, se ha editado un libro en el que podemos encontrar recogidas cada una de ellas y que podemos descargarnos en su página web en formato pdf.
A mí me tocó la leyenda de la Torana. Tenéis fotografías de la habitación unas líneas más abajo.

2) Dos de sus habitaciones están exclusivamente decoradas, a partir de mobiliario erótico (camas que se mueven, sofás adaptados para realizar distintas posturas…) para parejas.
Se trata de las Suites Margarita Bonita y Eros.

En definitiva, un hotel en el que, en especial gracias a sus dimensiones y al magnífico trato de su personal, os aseguro que os sentiréis como en casa, sin obviar lógicamente esos pequeños detalles que caracterizan un hotel de su categoría.

Para más información:
c/ Portal de la Barca, 4
www.llegendeshotel.com

SÁBADO

10h: Mercat de les Ribes del Ter

Después del desayuno, lo mejor es salir a dar una vuelta por uno de los lugares más carismáticos y típicos de Girona: el Mercat de les Ribes del Ter. Frutas y verduras por doquier para conocer la vida más popular de la ciudad.

11h: Paseo por la ciudad en busca de esas pequeñas tiendas con encanto
Barrio antiguo y Call Jueu

Aparte de lo que obligatoriamente debemos visitar en Girona cuando hacemos turismo por ella, también encontramos muchos otros lugares por los que vale también la pena pasar.
Entre ellos, por ejemplo, encontramos la Casa de Rafael Masó, como veremos unas líneas más abajo

Antes, sin embargo, ¿nos damos un paseo por su centro histórico en busca de esas tiendas que despiertan tanto nuestra curiosidad por sus especialidades, historia o decoración?

Saliendo del hotel, la calle Calderers es el primero de esos clásicos que hay que visitar, especialmente por las pequeñas tiendas que podemos encontrar en ella.
Al final de la calle, en la plaza que la continúa, L’Artesana, un lugar que entremezcla la modernidad con la tradición, elaborando churros, pastas y chocolates de manera artesanal.
Pero, sin lugar a dudas, Torrons Candela, en la Rambla de la Llibertat / esquina carrer d’Argenteria, se lleva nuestra mejor aprobación, especialmente teniendo en cuenta la decoración de su interior:

Continuamos nuestro recorrido y, ya llegando al río, en la Pujada del Pont de Pedra, encontramos una de las insignias de Girona, la Pastisseria La Vienesa.

Tenéis más información en la siguiente página web:
http://www.lavienesa.cat/

Y… ¿qué me decís de la chocolatería de enfrente del Ajuntament y de las tiendas de camisas y ultramarinos de la entrada a la calle Ciutadans?
Dirigiéndonos hacia el Call Jueu, es decir, volviendo en dirección contraria a la que vinimos pero por la calle paralela, la calle Ciutadans, el punto de localización de la mayor parte de las familias nobles medievales de Girona, todo se vuelve todavía más pintoresco y encantador.
Calles de piedra, escaleras que suben y suben y de las que no divisamos nunca su final (¡pero por las que es tan fascinante pasear!), símbolos judíos y medievales en cada rincón (¡que te los encuentras de golpe y sin esperártelos!)… en definitiva… la entrada a un nuevo mundo y época, especialmente si nos adentramos en toda la zona comprendida, en la parte de atrás de la Catedral, entre el Parc Arqueològic sobre las murallas, desembocando a St. Pere de Galligants, y la Pujada de St. Domènec.
 
13h: Visita a la Casa Rafael Masó
 
Una vez ya hecho el paseo necesario para recargar pilas e impregnarnos de las vibraciones mágicas de Girona, ya podemos visitar la casa de uno de los arquitectos más reconocidos del Noucentisme catalán, la Casa de Rafael Masó.
Se trata de un lugar que vale la pena visitar dado que, no sólo nos permitirá conocer mejor a dicho arquitecto, sino que, además, podremos conocer el interior y las características principales de una de las casas que dan al río Onyar.
La visita se realiza mediante reserva previa.
Para más información:
c/ Ballesteries, 29
Dado que la casa pertenece al conjunto Cases Singulars, os dejo también el link para si queréis echarle un vistazo:
 
14,30h: Comida en el Restaurant Els Calderers
 
En pleno centro histórico de Girona, ideal para comer bien y preparar el cuerpo para el plan de la tarde.
c/ Calderers, 10
16h: Un paseo para hacer bajar la comida, les Ribes del Riu Ter
 
Muy pocos saben que Girona, dada la distancia respecto al centro de la ciudad, aparte del riu Onyar, tiene un segundo río, el Ter.
A continuación, os propongo un paseo por él para conocer una faceta que no todos conocen de la ciudad y que os permitirá, además, observar una vegetación y fauna típicamente características del río.
Pasaremos por distintas fuentes, observaremos todo tipo de aves y hasta podremos observar el punto en el que ambos ríos, el Onyar y el Ter, se entremezclan y conforman una pequeña isla.
Así, pues, saldremos de la Devesa, el pulmón de la ciudad, la cruzaremos y, cuando lleguemos al río Ter, pasaremos a la otra orilla por el puente que encontraremos justo enfrente nuestro para, así, reseguirlo, primero hacia arriba hasta la Illa del Ter y después, dando media vuelta, hacia abajo hasta el primer puente que encontremos pasado el Parc de les Ribes del Ter y el Pavelló Municipal Girona-Fontajau.
Una vez allí, nos dirigiremos a la Plaça de l’Assemblea de Catalunya y a las Hortes de Santa Eugènia, un proyecto de agricultura urbana, llevado a cabo por el Ayuntamiento de Girona en el 2007, de tal manera que, mediante la cesión de unas parcelas municipales, aquellos ciudadanos que lo deseen puedan cultivar en ellas a modo de ocio.
Una vez visitadas, podemos volver al centro de la ciudad paseando por el Passeig de la Devesa.
Se trata, pues, de un pequeño recorrido, de tan sólo 5km aproximadamente, que os permitirá conocer la parte más natural de la ciudad.
A modo de anécdota, destacar también que en todo el paseo podréis ir viendo los signos característicos de la Ruta del Ter, una ruta ideal para realizar en bicicleta que sería la continuación de la del Río Gurri y que ya en su momento publicamos en La Bcn Que Me Gusta.
La podéis encontrar clickando aquí.
Font de la Teula:

18h: Barrio Nuevo

Una vez acabado el paseo por el río Ter, veréis que os encontráis ya en el barrio comercial de Girona, es decir, en el llamado Eixample.
Una vez más, podremos encontrar modernidad y tradición en una misma zona, a partir de la mezcla de nuevos y antiguos comercios que podemos encontrar, en especial, en la calle Santa Clara.
Se trata de la zona comercial por excelencia de Girona pero, no por ello, con menos encanto de la ciudad, especialmente teniendo en cuenta que es precisamente el área por donde los gerundenses hacen vida.
De esta manera, os recomiendo recorrer toda la calle, desde su inicio en la Plaça de la Independència, uno de los puntos más animados de la ciudad, repleta de bares bajo sus soportales, hasta su final en el Pont de Pedra, para poder conocer toda esta zona con tranquilidad.
En sus alrededores, encontraréis el famoso Museu del Cinema de Girona, la Gran Via de Jaume I, el Mercat del Lleó o la calle Sant Antoni Maria Claret y la Plaça de l’Hospital, entre muchos otros lugares también interesantes de visitar.
Algunos de los comercios más interesantes o curiosos son los siguientes:

Gelateria Rocambolesc:
Heladería de los hermanos Roca, localizada en la misma calle de Santa Clara, con helados originales que os fascinarán.
Está justo al lado del reconocido Pont de les Peixeteres de Gustave Eiffel.

  

Pastisseria Castelló:

Casi centenaria y ubicada justo enfrente de Rocambolesc, se trata de una de las mejores pastelerías donde comprar el típico xuixo de Girona.

Coshop:
c/ Hortes, 11

Se trata de un centro de diseñadores en el que encontrar las mejores y últimas tendencias locales.
Plaça de la Independència:

21h. La Cena

Para cenar, os recomiendo El Llevataps, un lugar donde, a partir de la comida tradicional de l’Empordà y también catalana, se hacen creaciones de lo más modernas e innovadoras.
¿Mi postre favorito? ¡El chocolate con aceite y sal!
Para cada uno de sus platos, además, se llevan a cabo distintos maridajes con la extensa carta de vinos de la que disponen, en función de la mejor combinación de sabores posible.
Para más información:
Plaça de l’Oli, 1

23h: Paseo por la Girona de noche

Como en la mayoría de ciudades, en Girona también varían muchísimo su paisaje y ambiente en función de la hora y la luz en la que nos la recorremos.
Para hacer bajar la comida, pues, ¿un paseo por la Girona nocturna?

DOMINGO

Hoy, tras el desayuno… ¡podéis llevar a cabo distintos planes!

¿Una excursión?

Vies Verdes de Girona: La Ruta del Carrilet en bicicleta http://www.labcnquemegusta.com/2013/02/vies-verdes-de-girona-ruta-del-carrilet.html

Excursión por Les Gavarres al Santuari dels Àngels  http://www.labcnquemegusta.com/2013/04/excursion-por-les-gavarres-cami-dels.html

¿O mejor hacer un poco de turismo por los alrededores?

¡L’Empordanet seguro que es una buena elección!
http://www.labcnquemegusta.com/2013/05/lempordanet-y-sus-pueblos-medievales.html?q=l’empordanet

19h: Y antes de marchar…

Beso a la lleona: se tiene que hacer sí o sí ya que es una de las muchas leyendas que giran alrededor de Girona. Según dicen, si se le besa el culo, se volverá a la ciudad en otra ocasión.
¡Así que ya sabéis!


Dos recuerdos:

Pedres de Girona, elaboradas en exclusiva en la ciudad por el Forn Montserrat.

Botifarra dolça y fuet dolç de Girona
Son típicas de toda Girona ciudad pero las mejores, en mi opinión, las podéis encontrar en Carns Pere Rigau, una charcutería localizada en la Gran Via de Jaume I, 68.
¡Una delicia!
Y, finalmente…

 

Peculiaridades de Girona en función de la época en la que la visitamos:
 
Si vais por Semana Santa… ¡nos os perdáis ver el desfile de los romanos en sus procesiones!
Se les conoce como Manaies y son de los únicos que se conservan todavía en Catalunya.
Otro momento mágico para visitar Girona es el llamado Girona Temps de Flors, momento, normalmente en el mes de mayo, en el que la ciudad se viste con sus mejores galas al ser decorada toda ella con flores de todos los colores, tipos y formas.
¡La Bcn Que Me Gusta también estuvo hace un año! Aquí tenéis la entrada:

http://www.labcnquemegusta.com/2012/05/girona-temps-de-flors.html

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.