Fira del Porc i la Cervesa de Manlleu y visita a la Capital del Ter

Aunque lo pueda parecer a primera vista, no se trata del Mercadal de Vic, sino de la Plaça Fra Bernadí, localizada nada más cruzar el emblemático río Ter, de Manlleu.
De esta manera, en la entrada de hoy, nos volvemos a desplazar a la comarca de Osona para conocer, no sólo una de las ciudades más importantes de la zona, sino, también, el que fue uno de los enclaves más remarcables, en cuanto a industrialización se refiere, del s.XX, precisamente a raíz de la proximidad y utilización del río Ter como fuerza motriz, de ahí que también se le conozca como la Capital del Ter.

De fácil acceso desde Barcelona, mediante la línea R3 de Renfe, nos podremos adentrar a una ciudad que, siendo la segunda ciudad de Osona, guarda muchas diferencias respecto a la capital y es que, como suele ocurrir, el río Ter, además de ser un dinamizador de la zona históricamente hablando, también ha mantenido un importante papel en cuanto a la separación a nivel cultural de Manlleu respecto al resto de la comarca, encontrando, así, caracteres muy particulares y propios que la diferencian del resto de poblaciones de Osona.

Este fin de semana que viene… ¡es la Festa del Porc i la Cervesa de Manlleu! ¡Puede ser una buena excursa para acercaros a Osona y descubrir Manlleu! ¿No os parece?
Tenéis más información en su página web: www.porcicervesa.cat

Así, pues, a continuación os añado un poco de ruta para poder visitar y conocer este rincón de Catalunya.

Si bien es cierto que nada más bajar del tren el crudo clima y la niebla típicos de Osona os darán la bienvenida, con tan sólo andar un poco (la estación se encuentra a unos 10 min del Ayuntamiento) y adentraros en el centro de Manlleu, lo que es conocido como el Baix Vila (zona localizada antiguamente fuera murallas), os sentiréis rápidamente acogidos por el carácter abierto y campechano de sus habitantes.

Antes de llegar a la Plaça Fra Bernardí, lugar donde se llevará a cabo la Fira y donde se localiza el Ayuntamiento y la vida general de la población, os encontraréis con el carrer Enric Delaris, lo que antiguamente se le llamó el Call del Ter, el barrio judío de Manlleu, y, actualmente, una de las calles más comerciales de Manlleu.

A pocos metros, el Mercadal nos estará esperando, una inmensa plaza porticada y llena de animación en la que pasear, tomar un café y, sobretodo, contemplar la Església de Santa Maria de Manlleu.
Se trata también del exponente más remarcable símbolo del crecimiento de Manlleu fuera de las murallas, consecuencia, sobretodo, de su industrialización en el s. XIX.

Subid las escaleras y pasaréis la frontera entre los dos barrios más emblemáticos de Manlleu: la Dalt Vila (zona dentro murallas) y la Baix Vila (el ensanche de Manlleu).

Lógicamente, dado que, como hemos ya citado en líneas anteriores, el río Ter, uno de los más caudalosos de Catalunya, recorre la ciudad de Manlleu, las fuentes en la ciudad son abundantes. La primera de ellas, la que nos encontramos en el carrer de la Font.

Justo detrás, la Plaça Dalt Vila i Can Puget, la antigua Plaça Major de Manlleu hasta la creación de la Plaça Fra Bernadí en el año 1893.
Dejaros llevar por las calles del viejo Manlleu hasta llegar a dos de las plazas más antiguas de Manlleu: la Plaça Quintana (antigua Mercadal de Manlleu dado que es el lugar donde se localizaba el mercado semanal, ya existente en el s. XIII) y la Plaça d’en Grau.
El siguiente punto, de vuelta al Mercadal, sería la Església de Santa Maria de Manlleu, el punto más alto de la ciudad, localizada en la colina llamada Dalt Vila, e inicio de la Manlleu como ciudad.

Bajad al Mercadal por las escaleras del lado opuesto a por las que subisteis a la Dalt Vila y coged el carrer del Pont que os llevará al ya citado e importante para el crecimiento de la ciudad río Ter.

Una vez en el río, es cuando podréis disfrutar realmente de ese pasado histórico e industrial que tanto caracteriza Manlleu. Y es que, en él, encontraréis el llamado Canal Industrial, fuente de alimentación de las fábricas localizadas en su cauce, y los llamados Rentants o lavaderos.

Pero, no sólo eso, sino que, además, podréis disfrutar, hablando ya a nivel natural, de un paisaje de lo más bello si vais, ya sea andando o en bicicleta, resiguiendo el río por el Passeig del Ter.

Si os decidís en coger la bicicleta, podréis enlazar dicho paseo con la llamada Ruta del Ter (tenéis más información en su página web www.rutadelter.cat y en una entrada publicada en La Bcn Que Me Gusta clickando aquí) y llegar, incluso, en un par de días de cicloturismo pasando por un sinfínd e pueblos y pueblecitos, a la ciudad de Girona.

En el margen del río, además, podréis practicar kayac y otros deportes fluviales, así como también visitar el Museu del Ter, localizado en una antigua fábrica llamada Can Sanglas, y conocer el pasado y el presente de dicho río. Tenéis más información en www.museudelter.cat

Siguiendo, en dirección contraria, el cauce del río, además de un sinfín de aves distintas, encontraréis también la Colònia Rusiñol, con el Cau Faluga, antigua residencia de la familia Rusiñol, y la Platja del Dolcet, un lugar muy concurrido por la población de Manlleu en los momentos de ocio.
Finalmente, destacar que Manlleu también goza de un entorno natural de lo más cautivador, especialmente teniendo en cuenta la proximidad de las Guilleries – Sau – Collsacabra, con sus parajes inhóspitos y salvajes, incluso muchas veces fantasmagóricos, por los que vivieron personajes tan ilustres como Jacint Verdaguer, el bandolero Serrallonga o el Abad Oliba.
¿Os animáis a dar un paseo en busca de las fuentes de sus alrededores que, como hemos comentado, abundan notablemente en la zona?
¿O quizá preferís coger la bicicleta y dirigiros hacia Santa Maria de Corcó (l’Esquirol) para conocer sus puentes románicos y La Foradada?
Porque… ¿Qué os parece un poco de turismo cultural por pequeños pueblos medievales tan bucólicos como Tavertet o Rupit i Pruit?

Y… ¿por el Salt de Sallent?

¡También tenéis una pequeña ruta por la zona del Pantà de Sau y el Monestir de St. Pere de Casserres, con comida en el Restaurant Fussimanya, en una entrada de La Bcn Que Me Gusta aquí!

Elijáis lo que elijáis… ¡seguro que no os defrauda!

Más información:
www.manlleu.cat/la-ciutat/turisme.htm
www.saucollsacabra.cat

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.