Flash Flash, la Gauche Divine y Tuset Street

labcnquemegusta-flashflash01

 

¡Nueva entrada gastronómica!

En esta ocasión… ¿qué tal si viajamos a los años 70? ¿Al escenario de esa gran movida que hubo en Barcelona con la Nova Cançó y la Gauche Divine?

Hoy me gustaría presentaros (más bien reviviros) un icono del que seguro que habéis escuchado hablar e, incluso, dependiendo de la edad que tengáis, ido en más de una ocasión.

Ya hacía tiempo que lo tenía en mente, sin embargo, aún no me había decidido ir a visitarlo y la verdad es que, realmente, continúa conservando ese aire tan setentero que lo caracterizó en su momento, tanto en su decoración como en el trato de sus camareros y atmósfera general.

Se trata de la Tortillería Flash Flash, el restaurante de alguien que seguro que habéis también escuchado hablar, especialmente por sus vínculos con la creación del anuncio de las Burbujas de Freixenet: Leopoldo Pomés, el gran fotógrafo que revolucionó el mundo de la moda y la publicidad y del cual también hablamos en La Bcn Que Me Gusta en su momento en motivo de la exposición que llevó a cabo La Pedrera sobre el artista, tal y como podéis encontrar aquí. Un proyecto que realizó junto con el también conocido arquitecto Alfonso Milà y siguiendo una filosofía muy marcada, tal y como podemos apreciar en su página web.

Leopoldo Pomés siempre fue una persona muy inquieta (de hecho, aún ahora, siendo ya alguien bastante longevo, está lleno siempre de nuevos proyectos e ilusiones por hacer cosas diferentes) y prueba de ello es que, dentro de su bagaje profesional dedicado a la fotografía y a la moda, encontremos este restaurante con franquicia también en la ciudad de Madrid.

Il Giardinetto, el restaurante que encontramos justo delante del que os presento hoy, también con ese aire decadente pero atractivo de la época de la que procede, pertenece nuevamente a Leopoldo Pomés. En este caso, sin embargo, se trata de un restaurante de comida italiana.

labcnquemegusta-flashflash03

 

La Gauche Divine y Tuset Street

Tal y como hemos dicho, la Tortillería Flash Flash no sólo se engloba dentro de una década muy concreta sino que también la ubicamos en un estilo de vida que giró especialmente en los alrededores de la calle Tuset de Barcelona.

Se trata de la Gauche Divine y la Nova Cançó, ese movimiento, surgido a partir de la discoteca Bocaccio, de intelectuales y artistas de izquierdas, aunque nunca se relacionaron con ningún partido político, de finales de los años 60 / inicios de los 70 y procedentes gran parte de ellos de la burguesía barcelonesa.

Es a partir de este movimiento que se creó la llamada Escola Barcelona en el mundo del cine y películas tan emblemáticas y que marcaron tendencia en su momento como “Tuset Street” (1968) de Lluís Marquina , con actrices como Sara Montiel o la que fue el gran símbolo de la Gauche Divine y musa también de Leopoldo Pomés, Teresa Gimpera.

labcnquemegusta-tusetstreet

labcnquemegusta-gimpera

 

Y, obviamente, en todo este movimiento, no podemos olvidar al fotógrafo Oriol Maspons con sus modelos posando con la camiseta que fue el emblema de la zona, el plano de Alexandre Cirici Pellicer de Tuset Street con ejemplos tan recordados ubicados en él como la tienda La Cova del Drac.

labcnquemegusta-oriolmaspons

 

Podéis encontrar más información sobre lo que representó este movimiento para Barcelona, equiparable al Carnaby Street londinense, en el siguiente reportaje de La Vanguardia.

 

¿La decoración?

¡El gran atractivo del restaurante! Y es que las divertidas fotógrafas que saltan, hacen guiños y nos levantan una sonrisa son algunas de las musas de Leopoldo Pomés quien, invirtiendo sus fotografías en negativo, consigue crear una decoración de lo más divertida y original, capaz de sorprendernos incluso en la actualidad.

 

Las tortillas

Si bien es cierto que actualmente una tortillería no es algo muy novedoso (ya hablamos en La Bcn Que Me Gusta de un restaurante en el que sólo se elaboraban tortillas, Les Truites), en su momento marcó un antes y un después en la gastronomía barcelonesa y sólo por eso ya se merece una visita.

Pero si encima le aunamos el hecho de que su carta es tan extensa que nos será difícil elegir qué tortilla queremos, ¡aún toma más relevancia!

Un sinfín de tortillas de todas las tipologías, dulces y saladas, con patatas o sin, calientes o frías, de verduras, pescado o variadas… ¡os estarán esperando en la carta que también podéis consultar en su página web clickando aquí!

labcnquemegusta-flashflash11

 

¿Nuestra elección?

Nos decantamos por escoger una selección de croquetas variadas y un pan con tomate para acompañar (veréis que en la carta también se incluyen otros platos que no son tortillas, como tapas, platos para compartir, ensaladas, hamburguesas, arroces o recomendaciones del día que varían en función de la temporada) y dos tortillas (una por persona para ser compartidas).

En nuestro caso, nos decidimos por la Tortilla del Excursionista (de patatas con botifarra) y la Caputxina (patatas, espárragos, cebolla y picatostes). ¡Pero el pastel de tortilla, en este caso un plato frío, también hacía muy buena pinta!   :P

Como anotación, sólo decir que quizá los platos podrían haber estado mejor presentados ya que, a pesar de que el servicio fue bastante rápido en servirlos, no llevaban ningún tipo de acompañamiento, encontrando únicamente la tortilla en sí misma en el plato.

 

¿Y de postre?

¡Una exquisita torrija casera y pastel de queso!    :P

 

¿El precio?

Junto con una botella de vino Afortunado (verdejo DO Rueda) y cafés tras los postres, salimos a unos 24eurs por persona.

 

En definitiva, Flash Flash se convierte en uno de esos iconos de nuestra ciudad que han marcado a toda una generación y que, sólo por eso, ya se merecen una visita. ¡Más aún si tenemos en cuenta quién fue el encargado de decorarlo e idearlo!

Por otro lado, a pesar de poder ser mejorables, tal y como hemos comentado en unas líneas anteriores, las tortillas estaban realmente ricas y la gran variedad de ellas en la carta, imposibilitando poder probarlas todas en una misma ocasión… ¡nos obliga, definitivamente, a que tengamos que volver para continuar degustándolas!   ;)

 

Para más información:

c/ de la Granada del Penedès, 25

www.flashflashbarcelona.com

One comment

  • Jordi Casadevall  

    Aquí hi haig de anar un dia.

    :)

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.