La Catalunya d’Àngel Guimerà

labcnquemegusta-valldenuria05

 

Hoy… ¡Proseguimos (y finalizamos) este pequeño ciclo de tres entradas que iniciamos hace ya un tiempo dentro del apartado Salidas desde Barcelona!

Continuamos con este paseo por las comarcas del norte Catalunya perfectamente realizable en excursiones de un día, de ahí que lo que en realidad fue para mí una salida de varias jornadas la haya desglosado en tres entradas, o uniéndo las tres entradas en un puente largo (ahora que se aproxima el acueducto de la Constitución – Inmaculada podría ser una buena manera de llevarlas a la práctica), tal y como hice yo.

En entradas anteriores, conocimos la cuna de Catalunya visitando el románico de la Seu d’Urgell y Andorra, así como también ese Berguedà más industrial y modernista a partir de una visita a los Jardins Artigas de La Pobla de Lillet, obra de Antoni Gaudí, y a la Fábrica Asland en Castellar de n’Hug, proyecto de Rafael Guastavino.

 

Si hacemos un poco de memoria, en esta última entrada, continuamos también nuestro camino hacia El Ripollès, pasando por lugares tan entrañables como el Santuari de Montgrony, uno de los rincones más mágicos de Catalunya, o parando para hacer la pausa del medio día en la Fonda Xesc, un restaurante familiar de comida catalana con toques innovadores y una Estrella Michelin.

 

Els Caçadors

Tras ello, continuamos nuestro recorrido hacia el siguiente punto, la entrada de hoy, haciendo noche en Ribes de Freser, en un pequeño hotelito recién arreglado que, llevado también por una familia, nos ofreció todo tipo de comodidades. Se trata del Hotel Els Caçadors, un hotel moderno pero que, gracias a su decoración de madera, rápidamente nos transporta a un pequeño refugio de montaña.

Su restaurante, fundado en 1920 y gestionado por la misma familia que el hotel, ofrece comida casera catalana, así como también buenos embutidos de la zona. De hecho, Els Caçadors disfruta del certificado Cuina Catalana, sólo dirigido a restaurantes que, mediante la gastronomía, conservan las tradiciones catalanas y las promueven a partir de los platos de su carta.

Como curiosidad, decir que entre sus postres encontramos uno de muy especial… ¡En Met! Se trata de un personaje nativo de Ribes de Freser tras el cual se esconden los orígenes de una expresión usada muy a menudo por todos nosotros… “Anem fent!”

Según la leyenda, se trata de una expresión cuyo origen lo encontramos precisamente en Ribes de Freser, en ese momento en el que la caída accidental al río Freser de un hombre llamado Met preocupó a todo el pueblo, quien preguntaba al pobre Met cómo se encontraba y a lo que él sólo respondía, de lo más tranquilo, “Anar fent”.

En su honor… ¡la Pastisseria Sant Jaume de Ribes de Freser ha elaborado unas pequeñas galletas!

 

Ribes de Freser

La entrada de hoy, pues, nos sitúa en esa Catalunya de “Terra Baixa”, en ese paraje que Àngel Guimerà nos supo plasmar tan bien en su obra teatral. Y es que, de hecho, “Terra Baixa” no deja de ser el verdadero escenario de su texto, ese lugar donde Manelic, tras regresar de las altas montañas, se topa con la realidad.

Nada más llegar a Ribes de Freser, tras instalarnos en Els Caçadors, nos fuimos al río, a la Plaça del Mercat, a ver la feria de quesos y embutidos que se llevaba a cabo esos días. Algo muy habitual de encontrar a la que salimos de Barcelona pero que en El Ripollès adquiere mayor importancia… ¡especialmente si tenemos en cuenta que nos encontramos entre algunos de los mejores productores de embutidos de Catalunya!

Si durante vuestra estancia da la casualidad de que no se realiza ningun mercado, en cualquiera de las casas de embutidos del pueblo seguro que encontráis buenos productos.

labcnquemegusta-ribesdefreser08

 

Y os he hablado del río como si sólo hubiese uno pero, en realidad, por Ribes de Freser fluyen dos ríos: el famoso Freser, río que da nombre a la localidad de la entrada de hoy y cuya importancia recae especialmente en el hecho de que se trate del afluente pirenaico más importante del río Ter, tras pasar por localidades tan destacadas como Queralbs, Campdevànol y Ripoll, y el Rigard, que acaba desembocando al primero, tras un largo recorrido desde los Pirineos, naciendo en la Collada de Toses.

El punto de unión de ambos ríos, como si de una V se tratase, se observa perfectamente bien con tal sólo un pequeño paseo por el pueblo.

labcnquemegusta-ribesdefreser07

 

Si recorréis el río Freser a lo largo del Passeig d’Àngel Guimerà, rápidamente os percataréis de su importante pasado… ¡un sinfín de casas solariegas os acompañarán en todo momento!

Podéis leer sobre una de ellas, el Hostal de la Corba, localizado en lo que en su momento era el Camí Ral de Ribes de Freser y en el cual estuvieron personajes como Mossèn Cinto Verdaguer o Mossèn Ballarín, en este blog.

En Ribes de Freser, encontrábamos también un segundo balneario, el de la colonia Perramon. Su instalación en este lugar se debía a la existencia de aguas bicarbonatadas y sulfatadas (a 26º de temperatura) que bajaban del Taga.

 

Pero lo que más llamó nuestra atención es esa especie de chimenea que encontramos en la parte superior del pueblo, divisando desde él todo el valle. Se trata del “granòfir” de Ribes de Freser, una chimena volcánica consecuencia de la formación de los Pirineos que supone un testigo primordial de todo ese proceso al tratarse de la única de su tipología conservada en Catalunya.

 

Dando un paseo por la zona, encontraréis, aparte de un sinfín de casas de piedra y comercios familiares de toda la vida en la calle Major, un café donde acontece la vida del pueblo, el Cafè de la Plaça, así como también su iglesia parroquial, Santa Maria de Ribes, un templo destruido durante la Guerra Civil (actualmente encontramos una reconstrucción del 1945) pero del cual se conservan sus tres ábsides románicos, muy restaurados, y cuya decoración la encontramos conservada en el Museu Episcopal de Vic.

 

Al día siguiente…

El Ripollès es una comarca que esconde un sinfín de rincones, tanto de interés paisajístico como histórico y cultural, y algunos de ellos los hemos podido ir conociendo en La Bcn Que Me Gusta también, como podrían ser su capital, Ripoll, con un paseo en bicicleta por la Ruta del Ferro i del Carbó hasta Sant Joan de les Abadesses o tomando dirección hacia el concurrido Torrent de la Cabana, así como también conociendo su entorno con la Subida al Bastiments.

Sin embargo, teniendo en cuenta que sólo disponíamos de un día, el último día de nuestra salida de Semana Santa (este ciclo de entradas corresponde, como ya comentamos en su momento, al plan realizado durante la pasada Semana Santa, de ahí que se componga de distintas entradas y comarcas), nos decidimos por llevar a cabo algo que hacía tiempo que no hacíamos… ¡subir a Núria!

Tanto tiempo hacía que no subíamos en familia a la Vall de Núria (se le llama Vall pero en realidad está conformada por lo que se conoce como Les Set Valls de Núria: Fontalba, Embut, Finestrelles, Eina, Noufonts, Noucreus i Fontnegra) que quisimos hacer, en el mismo punto y con sus mismos componentes, el antes y el después… ¡el pasado y el presente de una familia en Núria!

20160328103347986

 

Para ello, desde Ribes de Freser, cogimos el famoso Cremallera, fundado en el 1931… ¡el primero en subir a cotas tan altas de Europa (3454m sobre el nivel del mar)!

¡Importante! Las que os digáis Núria… ¡tenéis su uso de modo gratuito!

 

Tal es su importancia histórica, al permitir llegar a un lugar tan emblemático para los catalanes y catalanas como es la Vall de Núria, que detrás del Cremallera se conserva toda una recopilación de información y datos de lo más interesantes. De este modo, por ejemplo, encontramos todo un conjunto de maquinarias emblemáticas relacionadas con el Cremallera, como podrían ser la Julian Fuchs núm. 6, también llamada La Geperuda por la inclinación de su caldera con el fin de adaptarla a la pendiente del terreno, construida en Suiza en el año 1892 y siendo la primera unidad que llegó a Ribes de Freser en el verano de 1930, o el Automotor A8, un automotor doble eléctrico de adherencia y cremallera al cual se le añadieron 3 unidades de las mismas características para ampliar el número de pasajeros, encontrándose en servicio desde 1986.

Podéis encontrar más información sobre el material móvil histórico aquí, así como también del actual aquí. Además, tenéis más datos sobre su historia en esta cronología y pequeño documental:

 

El Santuari de Núria

Como muchos ya sabéis, el Santuari de Núria, además de tener un alto simbolismo identitario para los catalanes y catalanas, al contener en él, no sólo una de nuestras Verges Trobades más queridas, la Mare de Déu de Núria, sino también hechos políticos remarcables en nuestra historia como la redacción del Estatut de 1932, se trata de un lugar que se convierte en algo realmente bello y entrañable a visitar, gracias a su paraje único, a cualquier época del año.

Nada más bajar del Cremallera (podéis llegar a Núria también andando por su camino primitivo, algo que no he hecho pero que tengo muy pendiente llevar a cabo tanto por la experiencia que debe de suponer, como su valor histórico y belleza), si no habéis estado en ninguna ocasión anterior (o sí), os sentiréis como si en otro mundo, lejos de nuestra ajetreada realidad, estuvierais…

¿Cuántas veces me he preguntado cómo el ser humano pudo llegar alguna vez a ese paraje? No nos encontramos en un lugar bien comunicado precisamente y su clima no es tampoco el más ideal… sin embargo, desde tiempos remotos, como ocurre en muchos otros lugares del planeta de lo más entrañables, el ser humano llegó a él y, es más, lo adaptó a sus necesidades.

 

La Leyenda

A un lado del Santuario, rápidamente observaréis la existencia de una pequeña capilla aparentemente un poco más antigua que el Santuario del siglo XIX. Se trata de la Capella de Sant Gil, el lugar inicial de la tradición que gira entorno a la Mare de Déu de Núria y cuyo nombre procede, precisamente, del monje que inició la leyenda en el s.VIII.

Al parecer, Sant Gil, nacido en Atenas y, posteriormente, obispo de Nîmes, al llegar a la Vall de Núria e iniciar su vida de ermitaño a principios del s.VIII, fue quien esculpió la imagen de la Mare de Déu de Núria. Según cuenta la leyenda, con una campana convocaba a los pastores de los alrededores y, además de evangelizar con una cruz que él mismo había esculpido, les distribuía comida con una gran olla.

Debido a una persecución religiosa, Sant Gil se vio obligado a huir pero antes escondió la Mare de Déu, la Cruz, la Olla y la Campana en un lugar seguro.

Siglos más tarde, ya en el s.XI, Amadeu, un hombre procedente de la Dalmacia que llegó a nuestras tierras buscando unas reliquias de María, por inspiración divina (de ahí que Amadeu acabase siendo declarado también santo), encontró todo aquello que Sant Gil había escondido gracias a la fuerza de un toro. Ante tal milagro, ayudado por unos pastores que conocían la leyenda de Sant Gil, levantó una ermita en ese preciso lugar.

Además, según Joan Amades, gran folklorista de la tradición catalana, esa piedra blanca de la que, según parece, un ángel habló a Amadeu podría tratarse de un menhir que en tiempos precristianos podría haber existido en la Vall de Núria y en el que las mujeres fregaban sus cuerpos para asegurarse la fertilidad.

El primer transmisor de toda esta historia fue Narcís Camós en su libro “El Jardín de Maria plantado en el Principado de Cataluña” (1657), a partir del Llegendari de Núria (s.XIV), un texto anónimo escrito sobre pergamino en dialecto llemosí.

Podéis encontrar la historia completa, tanto la de la leyenda como la real, así como también material fotográfico sobre la importancia que ha tenido el Santuario a lo largo de la historia, en una pequeña exposición realizada en el mismo valle.

labcnquemegusta-valldenuria11

 

Precisamente por los símbolos antes mencionados, la tradición dice que todas aquellas mujeres en edad fértil que deseen concebir un hijo tendrán que meter la cabeza en la Olla y hacer repicar una Campana, una tradición que, según parece, derivó a partir del hecho de que la piedra en la cual Sant Gil creó su altar (posiblemente ese menhir ancestral) fuese vallada a modo de protección a causa de la alta afluencia de parejas que iban a ella en busca de un hijo y, por tanto, también inutilizada.

Añadiendo un último dato, sólo decir que aquellas Núrias que lo deseen pueden inscribirse en el conocido Llibre de les Núries.

labcnquemegusta-valldenuria16

 

La talla de la Virgen

La Mare de Déu de Núria, a pesar de que se trate de una leyenda iniciada en el s.VIII y retomada en el s.XI con Sant Amadeu, es una talla románica del s.XII, lo que hace pensar que, por algún motivo que desconocemos (podría tratarse de la invasión de los cátaros en el año 1198 o distintos saqueos habituales en la época), no nos ha llegado realmente la talla original.

Aún así, del mismo modo que vimos en el caso de la Mare de Déu de Meritxell en Andorra, una talla moderna al perderse la original en un importante incendio en el año 1972, la Mare de Déu de Núria se trata también de una Virgen muy querida por los catalanes y catalanas, además de conservar también un valor histórico-artístico sólo por el hecho de tratarse de una talla románica. Es por ello que, aún en nuestros días, se le rinde homenaje a pesar de los problemas que la talla original haya podido tener a lo largo de la historia.

Como curiosidad, decir que tal es su valor, especialmente simbólico, que durante la Guerra Civil, incluso, la Mare de Déu tuvo que exiliarse por miedo a que unos milicianos la quemasen. De este modo, el 22 de julio de 1936, gracias al rector de la parroquia que huyó a Francia con la Virgen, se pudo salvar y esconderse en Suiza, donde estuvo hasta su regreso en el año 1941.

 

El Refugi del Pic de l’Àguila

Una vez visitados la Capella de Sant Gil y el Santuario, os propongo hacer algo un poco más paisajístico… ¿Qué tal si subimos al telecabina (tiene un precio de 2eurs) hasta el refugio del Pic de l’Àguila?

 

Una vez arriba, además de unas pequeñas pistas de esquí

 

¡Podréis encontrar una vistas espectaculares!

Y, si lo deseáis, incluso tomaros un chocolate caliente en el refugio.

Para lo más montañeros, en función del tiempo del que dispongáis, podéis también iniciar una pequeña excursión hasta el Pic de l’Àguila como tal o, incluso, aventuraros con alguna que otra de las rutas que tienen origen en el refugio.

 

El Santuario de Núria y la República

Pero Núria, aparte de paisaje y simbolismo identitario y religioso, es también historia… Y es que, precisamente por toda esta importancia que tiene la Vall de Núria en el ideario catalán, el Santuario se convirtió también en escenario de uno de los hechos políticos más destacados de nuestra historia, la redacción del Estatut de 1932 o Estatut de Núria.

¡Tal fue su importancia que, incluso, se trató de un año en el que uno de los nombres más puestos a las niñas nacidas por sus entonces fue precisamente Núria!

Una pequeña exposición gratuita en el interior del Hotel de la Vall de Núria (según parece, tal emblemático acto tuvo lugar en la habitación 202) nos muestra detalles y mobiliario del momento.

 

En definitiva, ya para finalizar, sólo decir que tener la oportunidad de volver a Núria no sólo supuso un reencuentro con nuestra infancia, al tratarse de un regreso a ese momento que realizamos en familia ya hace al menos más de 20 años, sino también conocer, ya de mayores, la importancia de la Mare de Déu de Núria para Catalunya, una Virgen encontrada el 8 de septiembre de 1079, fecha que marcaría la celebración de una fiesta de tradición local extensiva a todas las Mare de Déus Trobades, la Diada de les Marededeus.

Un lugar, pues, mágico, que no sólo nos hace revivir el pasado, con esos restos de antiguos hospitales medievales y leyendas que han llegado hasta nuestros días, sino también esos deportes de montaña que, gracias a la Renaixença y a su ardua labor de descubierta del territorio, se implantaron en el valle a partir del s.XIX.

Una experiencia inigualable en un entorno único…

 

Para más información:

www.valldenuria.cat

www.elripolles.com

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.