La Vietnamita

labcnquemegusta-lavietnamita03
En esta entrada, os invito a probar un restaurante de lo más original y al que bien seguro que volveré en otra ocasión dado que me ha dejado fascinada, tanto por su deliciosa comida como por su filosofía de empresa.
Un nuevo concepto de restaurante que, después de desarrollarse en grandes capitales europeas como Berlín, llega a Barcelona gracias a la iniciativa de Nina Runde y Michela Cocco al mejor barrio para ello, a Gràcia.
Recibe el nombre de La Vietnamita, lo que ya nos lleva a entender una parte de lo que representa este pequeño rincón de Barcelona. Estamos hablando, pues, de un restaurante especializado, no sólo en comida vietnamita, sino también en toda la cultura que ella conlleva.
De esta manera, cada detalle de su entorno nos remite al Extremo Oriente, ya sea su decoración (moderna y cálida), los cuadros que se exponen (todos ellos procedentes de fotógrafos viajeros creando, así, una exposición temporal que, cada dos o tres meses, es reemplazada por nuevas imágenes) o las mesas con pequeños taburetes en las que compartimos espacio con otros comensales representando, así, las tabernas de calle tan usuales en Vietnam.
Un lugar que nos transmite la tradición vietnamita de comer en la calle con el cálido ambiente que nos otorga el compartir mesa con otros usuarios o la decoración y música minuciosamente escogida para ello. Esta costumbre oriental de comer en la calle recibe el nombre de Street Food, definiéndose, según palabras extraídas de la página web del restaurante, como “una manera sencilla y distendida de comer, compartiendo mesa con el resto de comensales y fomentando así la cercanía y la comunicación mientras se disfruta de la comida“.
Pero su originalidad no recae únicamente en esta especialidad gastronómica y entorno agradable, sino que, además, incluye todo un estilo de vida novedoso en la ciudad: comida rápida y asequible pero sana y exquisita, Healthy Fresh Fast Food, definido por la misma Vietnamita como “comida rápida de preparar, fresca, saludable y minimalista, a medida del consumidor y a un precio razonable“.
Así, encontramos un funcionamiento basado en el conocido Self-Service con la particularidad de que los platos elegidos los marcamos en un pequeño folleto en rotulador. Anotamos nuestro nombre y esperamos, disfrutando de nuestro entorno, a que nos llamen al finalizar la elaboración de nuestro pedido para poder ir a recogerlo.
Por otro lado, destacar que La Vietnamita dispone también de un servicio de catering y comida para llevar que nos permite disfrutar de sus exquisiteces en cualquier otro lugar que deseemos.
¿Nuestra elección?
Rollitos de verano “Goi Won” (frescos) con gambas y carne en papel de arroz y verdura
Rollitos de la felicidad “Nem Ran” fritos de carne y verdura
“Bun” de la semana con frutos del mar
“Curry” de la semana, verde con cordero
“Che Chuoi”, plátano con leche de coco y tapioca
Como conclusión, ¡destacar que mi visita a La Vietnamita fue una verdadera delicia!
El trato recibido inmejorable y la tranquilidad que encontré en ella un añadido a la experiencia, lo que lo convierte, en mi opinión, en un restaurante muy recomendable, no sólo para nuestro día a día en el que necesitamos comer rápido para volver al trabajo o a nuestros quehaceres, sino también para nuestros encuentros con amigos y conocidos en los que mantener una agradable conversación o, simplemente, para comer con tranquilidad acompañados de un libro y buena y completa comida vietnamita.
En definitiva, ¡un restaurante que hay que añadir a nuestras listas de lugares a los que ir!
Para más información:
c/ Torrent de l’Olla, 78
www.lavietnamita.com

3 comments

  • Neus  

    Me ha gustado este sitio! y con tu explicación y las fotos me han entrado muchas ganas de ir. Muchas gracias guapa!

  • Alba  

    Si tienes ocasión de ir, hazlo porque está muy bien! ;)

  • Aitor  

    Me está entrando el hambre…me apunto la recomendación!

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.