Luki… ¡gastronomía y diseño!

labcnquemegusta-luki02

 

La Bcn Que Me Gusta vuelve de las vacaciones y, como no podía ser de otra manera, lo hace con una de esas entradas que tanto nos gustan… ¡descubriendo un nuevo rincón gastronómico de la ciudad!

En este caso, se trata de Luki, uno de esos pequeños restaurantes que podemos encontrar en la Plaça del Sortidor del encantador barrio del Poble Sec. Un lugar que, tal y como nos indica la canción de Cesk Freixas, la Rambla del Poble Sec, se convierte en un fantástico punto de encuentro para saborear el encanto y atmósfera de este pequeño barrio.

Así, pues, tras dar un paseo por la zona, recorriendo los lugares que nos cita la canción, como bien podría ser el carrer Blai, entre otras muchas callejuelas y plazas con edificaciones de tan sólo un par de plantas y ese ambiente a pequeño pueblo obrero de inicios del XX… ¿nos animamos a entrar a Luki?

En la entrada de hoy, lo describimos como un rincón de diseño y gastronomía… ¡sí! ¡Así es! Y es que, nada más entrar, con sus objetos adecuadamente pensados y ubicados, el azul klein de sus paredes y ese toque algo kisch que lo hace tan fascinante, es lo primero que nos atrae del conjunto. Un restaurante cuyo dueño, precisamente, es diseñador, algo que podemos percibir en cada uno de los detalles que encontramos en él.

 

Un lugar al que, además, se le une el hecho de que podamos sentirnos como en casa gracias al trato de su personal, quien en todo momento se mostró amable y servicial con nosotros, dándonos todo tipo de explicaciones sobre los platos y sus peculiaridades. Porque… ¿sabéis cuál es, además, la característica más destacable de su cocina?  Ninguna de las tapas, todas ellas con ese toque innovador y original en sus sabores, está frita, es decir, que el frito no consta en ninguna de sus elaboraciones, convirtiéndolas en algo más o menos sano y, a su vez, realmente interesante… ¡además de sorprendente! Porque… ¿Os imagináis unos “huevos fritos” o unas bravas sin freír?   ;)

¿Nuestra elección?

Las bravas Luki… ¡no son las mejores que he probado en Barcelona pero el hecho de que no estuviesen fritas le dan un valor añadido!

Huevos estrellados con chorizo del pueblo… ¡uno de los platos estrella de Luki! Para empezar y una vez más, con un huevo que no está frito y, segundo, porque tras ser presentado cuidadosamente, el huevo es desmenuzado delante de los comensales como si de un “pequeño espectáculo” se tratase.

Ceviche de pescado blanco… ¡una de las especialidades del restaurante!

Chipirones con habitas y menta… ¡realmente gustosos y con ese toque de lo más original!

 

¿Y de postre?

¡Coulant y crêpe de chocolate!   :P

¿Precio por persona? Unos 23eurs, contando que éramos tres comensales e incluyendo una botella de vino blanco Mediterránium (12eurs la botella) y los cafés.

 

En definitiva, ¡Luki se convierte en una recomendación (fui a él recomendada) realmente acertada e ideal para desplazarnos a uno de los barrios con más encanto y oferta de todo tipo de Barcelona!

Para más información:

Plaça del Sortidor, 3

www.luki.com.es

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.