Mano Rota… ¡toda una experiencia gastronómica!

labcnquemegusta-manorota04

 

“Un lloc pels paladars més inquiets”

Así mismo nos definen en su propia página web el restaurante que hoy os presento en La Bcn Que Me Gusta, un rincón del Poble Sec donde saborear y experienciar cada uno de los sabores, algunos de ellos de lo más atrevidos, que podemos encontrar en él.

Y es que, tal y como se nos indica en la primera página de la carta, fotografía que os he añadido nada más empezar esta entrada, el hombre es el único animal que puede cocinar y éste es un aspecto del que son muy conscientes en la propuesta gastronómica que hoy os propongo y es por ello, precisamente, que con cada uno de sus platos se nos lleva mucho más allá de lo que nos podemos llegar a imaginar… ¡se nos dirige hacia una experiencia gastronómica en toda regla!

Hoy me gustaría hablaros de Mano Rota, un restaurante que ya hace un tiempo que podemos encontrar dentro de la oferta más interesante y delicada, gastronómicamente hablando, de nuestra ciudad y que, a su vez, precisamente por ello, hace también largo tiempo que tenía ganas de visitar. Una propuesta que, si bien es cierto que al menos en mi caso, se englobaría entre aquellos restaurantes destinados a ocasiones especiales o ideal para esos momentos en los que tenemos ganas de mimarnos a nivel gastronómico, dado el precio de los platos de su carta, se convierte en una interesante manera de probar sabores y combinaciones nuevos, así como también en algo casi único a entrontrar en Barcelona.

 

¿Su diseño?

Lo primero que nos sorprende nada más entrar en Mano Rota es el diseño del local, sencillo y elegante, con toques modernos, como podrían ser los cuadros e ilustraciones de su interior, pero también sofisticados, como serían los elementos decorativos, con ese encanto kisch, de su barra o el reservado destinado a grupos, repleto de estanterías de libros, de su interior.

Un lugar al cual rápidamente nos encontramos como en casa, especialmente gracias también al trato de su servicio de restauración, realmente bien preparado, profesional y familiar a la hora de servirnos y explicarnos en todo momento cada uno de los componentes de los platos que escogimos.

 

¿Su carta?

Cambiante cada 3 meses aproximadamente, según temporada, se trata de algo sofisticado, con sabores realmente exquisitos y combinaciones de lo más suculentes capaces de sorprendernos. En Mano Rota, cualquier plato se convierte en una verdadera obra de arte, tanto en cuanto a su presentación, como a la utilización atrevida de sus componentes.

Bernat Bermudo y Oswaldo Brito, ambos chefs formados en la Escola d’Hosteleria Hofmann, son los encargados de llevar a cabo todas estas propuestas.

Finalmente, comentar que su carta de vinos es realmente de lo más impactante, especialmente teniendo en cuenta la gran cantidad de variedades distintas que podemos encontrar en su bodega.

labcnquemegusta-manorota17
¿Nuestra elección?

Dado que en esta ocasión éramos dos amantes de la gastronomía las que compartíamos las suculencias de Mano Rota, Núria del blog Bcn Last Call y una servidora, nos decidimos por probar un poco de todo y, así, conocer lo mejor posible las propuestas de nuestro plan gastronómico.

Nuestras elecciones no fueron fáciles… Primero, porque no se convierte en algo trivial la elección de los platos entre la interesante carta de Mano Rota y, segundo, porque a veces es incluso necesaria una pequeña ayuda para comprender realmente la magnitud del trabajo llevado a cabo en el restaurante.

Sin embargo, no os preocupéis por ello pues, si bien es cierto que el factor sorpresa también nos gustó experienciarlo, el servicio del restaurante es también tan atento que, sin apenas pedirlo, como si parte de la experiencia fuese, nos explica en todo momento las características de cada uno de los platos solicitados, servidos, además, tranquilamente, sin ese ansia que imposibilita en muchas ocasiones degustar y experienciar realmente los platos. De este modo, cada una de nuestras elecciones fue llegando paulatinamente, dejando ese tiempo necesario entre plato y plato para acabar de saborearlo y degustarlo.

Buñuelos de maíz con Idiazábal: sobre un tronco de madera, se convirtió en el primer plato que nos sorprendió gratamente en cuanto a su presentación mayormente.

Tartar de Gambas con manzana y almendra Marcona: como curiosidad, decir que, para evitar poner esas tostatidas que acompañan al tartar que, a su vez, lo hacen también menos gustoso, las cabezas de las gambas fueron fritas y colocadas en dicha función, aportando un toque distitinto al plato y, de este modo, también innovándolo.

Pulpo a la brasa con “mongeta de Santa Pau” y dados de queso manchego: un pulpo muy bien hecho y, a su vez, tierno que, junto con el sabor del queso y la salsa de “mongetes de Santa Pau” se convirtió en un plato exquisito.

 

Tras los entrantes, cada una de nosotras escogió un plato para acabar de completar la cena:

Pato con miel, limón y algas: no lo probé pero Núria, mi compañera de cena, lo definió como algo exquisito.

Bocadillo de mejilla de ternera con col y moniato: éste fue el plato por el cual me decanté yo y la verdad es que, especialmente gracias al moniato, se convirtió en un plato muy original y gustoso.

 

Además, para acompañar todas estas interesantes suculencias, nos decantamos por un vino a copa de la casa que, a pesar de ser de la casa, aparentemente en ocasiones de una calidad inferior a muchos otros que podemos encontrar en la bodega de cualquier restaurante, no fue algo cualquiera pues se trataba de un DO Costers de Segre, embotellado expresamente para el restaurante por una pequeña bodega de Sort.

El pan y el aceite de alberquina 100% virgen, en todo momento respuestos a la que se acababan por el restaurantecorrían a cargo del mismo.

labcnquemegusta-manorota06

 

¿El postre?

En esta ocasión, para compartir, nos decantamos por el Pastel de Queso con manzana verde y dados de marialuisa. Como curiosidad, decir que el queso era en realidad queso brie, motivo por el cual el postre era realmente gustoso. Los dados de marialuisa dieron también un toque muy original al conjunto del plato.

labcnquemegusta-manorota13

 

¿El precio? Pagamos unos 50eurs por persona (incluye 4 copas de vino a 5eurs cada una, aspecto que rápidamente hace subir el precio), teniendo en cuenta que ambas teníamos ganas de probar bastantes platos para, así, no sólo degustar distintas propuestas de la carta sino también, teniendo en cuenta que las dos comensales éramos blogueras, poder elaborar una entrada más completa. Sin embargo, si se escoge un plato y un postre por comensal, el precio medio puede ser de unos 30eurs por persona.

Dependiendo del hambre que tengáis, Mano Rota nos propone una segunda opción que, además, puede incluso salir más económica en función de las ganas de probar distintos platos que tengáis. Se trata de su Menú Degustación, un menú cuyo contenido es sorpresa y que se encuentra compuesto por 3 snacks, 6 platos y 2 postres por persona, que se puede convertir en algo realmente interesante. Su precio es de 60eurs por persona.

 

En definitiva, Mano Rota se convirtió en una experiencia gastronómica que hacía tiempo que no teníamos, en una interesante manera de darnos un capricho, de esos de los que los que disfrutan del buen comer nunca se arrepienten, a pesar de que quizá se salga de nuestro presupuesto habitual para ello, a la par que descubrimos un nuevo local en ese pequeño barrio que, poco a poco, a pesar de su carácter propio de barrio, se va llenando de más y más propuestas de lo más interesantes.

Una manera, pues, de disfrutar de una buena comida y de dejarse llevar por el mundo de los sabores  y placeres.

 

Para más información:

c/ Creu dels Molers, 4

www.manorota.com

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.