¡Navidad en un Vic diferente con el Abat Oliba como guía!

labcnquemegusta-vic26

 

Tras este largo puente y su consecuente merecido descanso… ¡volvemos con una nueva entrada en La Bcn Que Me Gusta!

En esta ocasión, lo hacemos saliendo de Barcelona y, dado que nos encontramos en una época cada vez más invernal y navideña… ¿Qué tal si lo hacemos yendo a uno de los lugares de Catalunya más adecuados para ello?

Hoy os propongo ir a Vic, a un lugar al cual ya hemos estado en más de una ocasión con La Bcn Que Me Gusta, ya sea en bicicleta por el río Gurri hasta Roda de Ter como a modo más relajado y cultural, así como también acercándonos a alguno de los fantásticos parajes de su comarca, Osona (Sant Pere de Casserres y comida en el Fussimanya, en Manlleu, La Foradada o el Santuari de Cabrera), pero que hoy os presento desde tres perspectivas distintas

¡Para disfrutar con los más pequeños de la casa de una actividad de lo más original basada en un juego de pistas que os permitirá ir en busca del Abat Oliba para entregarle un manuscrito muy importante!

¡Para visitar y conocer algunas de las obras más importantes del patrimonio románico y gótico catalán!

¡Para disfrutar de su ambiente navideño con su gran árbol de Navidad y Tiós repartidos por toda la ciudad!

 

Hecha nuestra visita de rigor al gran Mercadal y desayunado con una de las exquisitas y famosas cocas de anís de la Pastisseria Sant Antoni

 

1) ¡El Bisbe Oliba i el Manuscrit perdut!

labcnquemegusta-vic05

 

Así es cómo se conoce esta actividad que nos propone Vic Turisme, un juego de lo más divertido e interesante que nos permite conocer Vic desde una perspectiva distinta, jugando.

De este modo, si vamos a la Oficina de Turisme de Vic, localizada justo detrás del Ajuntament, en la Plaça del Pes, por 2eurs podemos recoger el material que nos permitirá llevar a cabo este juego de pistas con el cual disfrutamos tanto los más pequeños como los adultos.

Un manuscrito, el manuscrito de “la Pau i Treva de Déu” del Abat Oliba que nos permite conocer todo ese proyecto de creación de sagreras, de zonas sagradas en las cuales evitar la guerra y la rebelión, será el que se nos entregará y que tendremos que depositar en el buzón del punto final de la ruta, en el Museu Episcopal de Vic.

Además, si rellenamos el contenido con los datos de nuestro pequeño ayudante del Abat Oliba… ¡el mismo histórico obispo de Vic en persona será quien nos agradecerá nuestra ayuda!

labcnquemegusta-vic17

 

Una historia, pues, de lo más enriquecedora que hará que tanto mayores como pequeños conozcamos la historia y rincones de Vic, pasando desde lugares tan emblemáticos como la Plaça Major, las murallas, el Temple Romà, l’Església de Sant Feliu, la Casa Masferrer o el Pont de Queralt, entre otros, o conozcamos personajes tan protagonistas de la ciudad como En Merma (capgros que con su látigo persigue a los niños y niñas y cuya estatua encontramos en la Plaça Major), l’Estudiant (pequeña estatua homenaje a los estudiantes que encontramos en una de las plazas de Vic de mayor encanto) o los santos patrones Sant Llucià i Sant Marcià (presentes en todo momento durante nuestro camino).

 

Pero, todo ello, siempre descubriendo el siguiente punto a partir de pistas ingeniosas y juegos distintos, además de un ir y venir continuo de páginas hacia delante y hacia atrás, que harán que todos nos impliquemos y lo pasemos la mar de bien.

Además, el juego incluye también falsos caminos, estudiantes que nos engañan y equivocaciones que, a pesar de hacernos volver al punto anterior al tratarse de algo erróneo, nos mostrarán también lugares de obligada visita.

 

¡La de veces que he ido a Vic y la de cosas que he descubierto que desconocía por completo con este juego de pistas, a pesar de que no esté pensado para adultos!

Porque… ¿vosotros sabíais que en Vic, en un rincón de su barrio antiguo, se esconde un reloj de bolsillo? ¿O que en las columnas del Temple Romà encontramos los nombres de los personajes históricos más emblemáticos de la ciudad?

 

Así, pues, si tenéis hijos, sobrinos o amigos con niños de 7-8 años hacia arriba (íbamos con una  niña de 5 años y quizá era aún un poco pequeña para ello, aunque también se lo pasó la mar de bien), os recomiendo gratamente esta iniciativa que, no sólo os hará vivir un día distinto en Vic, sino también disfrutar de una manera diferente de conocer la ciudad y de aprender todo lo que gira entorno a ella.

 

2) ¡Un viaje al románico y gótico catalanes!

labcnquemegusta-vic16

 

Dado que el recorrido en busca del Abat Oliba finaliza en el Museu Episcopal de Vic, os invito a conocer su interior, su colección de arte románico y gótico (el museo incluye muchas otras piezas y distintas épocas pero, dado que se trata de un museo bastante grande, para una primera visita, recomiendo focalizarse en las primera y segunda planta), con piezas entre las cuales se incluyen algunas de las más destacadas del arte catalán de este periodo.

Buenos ejemplos son el “Davallament d’Erill la Vall”, un interesante conjunto escultórico que sólo podemos conocer parcialmente dado que las dos esculturas restantes las encontramos en el MNAC de Barcelona y no en Vic (si lo queréis ver en su completo, podéis visitar la iglesia de Erill la Vall en la cual, si bien es cierto que se trata de una copia, se puede conocer cómo se ubicaba el conjunto en su contexto); la “Verge dels Boixadors”, una talla gótica de lo más delicada; el “Retaule de Guimerà”, realmente impresionante por sus dimensiones; el “Retaule de la Passió” de Bernat Saulet, una delicada obra escultórica de alabastro que rápidamente identificaréis por su belleza; el Mestre Sorigarola y su balanza de las almas; el “Retaule de Verdú”, una maravilla que seguro que no os deja indiferentes; o el “Baldaquí de Ribes”, entre muchas otras obras y artistas, entre los cuales se hallan Lluís Borrassà, Bernat Martorell, Jaume Ferrer y la Escola de Lleida, Pere Serra o Jaume Huguet.

 

Además de grandes piezas, podéis encontrar también elementos iconográficos de lo más curiosos, como podrían ser los de estos retablos en los cuales se narra la historia de dos mártires. ¿Os habéis fijado en las dos almas que suben hacia los Cielos tras la decapitación de los protagonistas? ¿O en el extraño caso de la pierna sobrante?   ;)

 

Con una nueva museología, además de una página web repleta de vídeos e informaciones interesantes e interactivas…¡la visita al Museu Episcopal de Vic se convertirá en una buena manera de dar ese toque más cultural a vuestra visita a la capital de Osona!

 

3) ¡Ambiente navideño por la comarca de Osona!

labcnquemegusta-vic25

 

Finalmente, obviamente, no puede faltar una visita, al caer la noche, a la Plaça Major…¡donde las imágenes os dejarán sin palabras!

Y es que un gran árbol de Navidad, como si de una postal se tratase, preside la gran plaza… ¡además de encontrar un sinfín de Tiós por toda la ciudad!

 

En definitiva, volver a Vic por estas fechas se convirtió en una manera distinta de recorrer una ciudad que, a pesar de que ya la conocíamos, siempre oculta elementos aún por descubrir. Siempre acostumbro a decir que a Vic, por su belleza, historia y singularidad, al menos una vez al año hay que ir por todo lo que esconde y el carisma y encanto que la misma ciudad en sí misma tiene. Y si hacerlo en distintas épocas del año es posible… ¡aún mejor que mejor!

Así pues… ¿os animáis a dar una vuelta por la antigua Ausona?   ;)

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.