¡Nuevos horizontes en el Reial Cercle Artístic de Barcelona!

labcnquemegusta-reialcercleartistic01

 

¡Volvemos de las vacaciones con buenas noticias!   :)

Hoy nos desplazamos hacia el centro de Barcelona, a un lugar que, a pesar de que en se encuentra en pleno “meollo”, muchas veces nos pasa desapercibido, aún y la gran importancia que tiene dentro del mundo cultural y artístico de nuestra ciudad.

 

¿El protagonista de la entrada de hoy?

El Reial Cercle Artístic de Barcelona, una institución con más de 135 años de historia cuyo principal objetivo es el de promocionar el arte y los artistas de nuestra ciudad. Para ello, a partir de un sistema de asociación, en el que tanto socios artistas a nivel profesional como amantes del arte participan, se realizan tanto exposiciones como conferencias, así como también se dispone en su interior de un conjunto de talleres que permite a estos artistas llevar a cabo su obra, aparte de las muchas actividades que promocionan y comisarían, llegando incluso a vínculos entre instituciones a nivel internacional. Un buen ejemplo de todo ello es su participación en festivales (otorgan, por ejemplo, el tercer premio del Festival Internacional de Dansa Tenor Viñas y se adentran en nuevas disciplinas con el Festival Looop), los distintos premios artísticos que promocionan (disponen de 4 premios propios, como podrían ser el de Navidad, el séptimo del Ciutat de Barcelona, el Sant Jordi y el bianual Victoriano Seix), las becas que otorgan a artistas o las exposiciones a nivel internacional en las cuales colaboran, ya sea montándolas como asesorando en su montaje (ejemplos serían en Essen el Forum Kunst und Architektur o en Torino Il Circolo degli Artisti).

El Reial Cercle Artístic de Barcelona, además, tiene el añadido de encontrarse en un espacio singular, en un palacio gótico reconstruido en el 1968, el Palau Pignatelli. De este modo, a pesar de su reconstrucción, el palacio incluye elementos medievales en su planta baja, neoclásicos en su planta noble con el Saló dels Atlants y más modernos en su parte superior.

labcnquemegusta-reialcercleartistic02

 

¡Un poco de historia!

Con ya más de 350 socios, entre artistas, interesados en arte, becados y meritados (actualmente, el 60% de los últimos 100 socios inscritos en la institución representa menores de 40 años y, entre ellos, el 50% son menores de 30 y muy relacionados con el mundo del videoarte y el diseño gráfico), se trata de una asociación, pues, con disciplinas muy variadas pero, sobre todo, con una gran historia.

Y es que grandes eminencias del mundo del arte han pasado por el Reial Cercle Artístic, como podrían ser el músico Granados (el primero que inició conciertos en el Cercle a partir de la orquestra del Reial Cercle Artístic), Ramon Casas (quien fue, incluso, vicepresidente de la Junta, de ahí que sus famosos Balls de Carnestoltes, llevados a cabo en el Liceu, fuesen en realidad organizados por el Cercle Artístic de Barcelona), Caterina Albert, Evarist Arnús, Joaquim Mir, Isidre Nonell, Ricard Opisso o Apel.les Mestres, entre muchos otros. Entre sus presidentes más destacados, además, encontramos personalidades como Joan Flotats, Josep Masriera o Eusebi Güell (podéis encontrar todos los presidentes de la institución aquí). 

Todos ellos, personajes que empezaron a reunirse en este espacio (en su momento llamado Centro de Acuarelistas pues el nombre de “Reial” no lo recibió hasta que el rey Alfonso XIII les concedió dicho título) a partir del 1881, cuando un grupo de pintores de Barcelona decidieron crear esta entidad privada sin ánimo de lucro para fomentar la vida cultural de la ciudad. Reuniones que se llevaban a cabo en su anterior ubicación, en plena Plaça de Catalunya pero que, tras su desahucio en manos de El Corte Inglés, se tuvo visión de futuro y, en contra de las críticas de los socios, en vez de trasladarse a la zona de la nueva Avenida de la Diagonal, lo hizo a ese barrio tan degradado que ahora recibe el nombre de Barri Gòtic y que, contrariamente, actualmente es uno de los más ajetreados y populosos de la ciudad.

Con todo ello, la labor del Reial Cercle Artístic ha sido vital en el desarrollo de la actividad cultural de nuestra ciudad y país y ha conseguido un fondo con más de 600 pinturas y escultores de alto nivel  como Josep Clarà, Miquel Oslé, Marià Fortuny, Roman Ribera, Joan Vila Cinca, Lluís Masriera, Jordi Alumà o Francesc d’Assís Galí, entre otros.

Estudis_pintura

Fotografía cedida por el Reial Cercle Artístic de Barcelona

 

Dicho esto… ¿Qué se está gestando en su interior?

Si hoy, volviendo justo de vacaciones, he querido hablar del Reial Cercle Artístic es porque algo muy interesante se está gestando en su interior… algo que La Bcn Que Me Gusta tuvo la oportunidad de conocer hace ya unas semanas a partir de un encuentro entre distintos especialistas del mundo del arte, dos socios de la institución (Lluís Queralt, como poeta y asesor, y Pepa Poch, como artista y decoradora de una de las nuevas plantas que se crearán en el nuevo espacio) y el presidente de la misma, Josep Fèlix.

¿Qué nos presentaban? El cambio de rumbo de la asociación dentro del mundo del arte para ser aún más un elemento de referencia en el panorama cultural y artístico de nuestra ciudad. De este modo, tras una primera fase, llevada a cabo ya hace unos años bajo el nombre Pla Director 2014-2019, en la que se puso en marcha la primera planta de la institución, recuperando espacios como la sala de exposiciones y el Saló dels Atlants para actividades culturales y eventos de distinto calibre, así como también la apertura de un restaurante de calidad que fuese más allá de ser un punto de encuentro entre socios estando también abierto al público general, actualmente se encaminan hacia una nueva aventura ahora que, sobre todo, la deuda se ha conseguido ponerla a 0, tras unos duros años para la institución.

Así, pues, el Reial Cercle Artístic de Barcelona se encamina hacia una nueva etapa en la que el centro pretende convertirse en algo realmente interesante, que aúna los distintos agentes del arte (historiadores, críticos, galeristas, amantes del arte…) pero sin obviar a sus artistas, mejorando, así, sus talleres e instalaciones y recuperando el pasado del Palau Pignatelli, algo que se está llevando con mucho cuidado y minuciosamente, consiguiendo, por ejemplo, recuperar los colores primigenios de la construcción, como podría ser el amarillo de los salones que se consiguió hacer aflorar, ya en la primera fase de renovación, rascando sus paredes. De este modo, conseguir esta reorganzación del espacio y practicidad adquiere un valor añadido al hacerlo en todo momento sin olvidar los elementos históricos de su interior, en los cuales se ha tenido máximo ahínco en conservarlos.

labcnquemegusta-reialcercleartistic03

 

Los cambios a la práctica

Actualmente, los tres niveles de la construcción, tras este gran proceso de renovación que se quiere llevar a cabo, pretenden convertirse en algo mucho más completo. De esta manera, se pretende recuperar la gran Sala Gótica, así como también habilitar y acabar con las barreras arquitectónicas que suponen la construcción de una edificación por partes, de distintas épocas y niveles. De una manera más accesible, pues, se conseguirá reordenar todo el espacio y llevar los talleres de los artistas asociados al tercer piso, donde además de unas instalaciones más completas e innovadoras (el Cercle pretende también encaminarse hacia el mundo de las nuevas tecnologías, el diseño técnico y el audiovisual, ampliando horizontes y disciplinas), los trabajadores podrán mejorar sus condiciones, con cambiadores y duchas para las modelos o, por ejemplo, una zona de cocina más destinada al día a día o a los trabajadores de mantenimiento y técnicos.

El espacio de talleres destinados a la escultura también serán mejorados con un gran horno. Aparte, se conseguirá que todo el conjunto sea mucho más sostenible, así como también ganar espacio en la terraza superior, tanto para el uso de los artistas como de cara a algún acto abierto al público.

 

El Salón Pepa Poch

Tal y como hemos comentado en unas líneas anteriores, en nuestro encuentro artístico tenía también un espacio la artista Pepa Poch, socia del Reial Cercle Artístic de Barcelona y creadora de uno de los nuevos espacios que se incluyen en todo este proceso de renovación. Una artista para la que trabajar en ello es todo un privilegio pero de la que, además, podemos aprender y disfrutar muchísimo con su involucración en el proyecto.

Y es que Pepa Poch no es una artista cualquiera… Formada con Ràfols Casamada y Antoni Tàpies e hija de artista, se trata de una de las personas más influyentes de todo el colorido que usamos o disfrutamos anualmente. Una artista fascinante, muy implicada en proyectos de calibre muy distinto pero que destaca, especialmente, por ser una de las 15 personas (se trata de la única española y artista del grupo), a partir de sus altos conocimientos en color y sociología (incluso viajó a Guinea Conakry para conocer los pigmentos tradicionales tiñendo con mujeres africanas),  que componen la Internacional Colour Authority, esa institución que marca la tendencia cromática (en moda, coches, decoración…) a nivel internacional, algo muy vinculado a nuestro estado de ánimo y a las circunstancia que a nivel mundial vamos experimentando.

Una persona que reivindica el arte en nuestra vida diaria (de ahí que ella se autodefina como una activista del color), un arte que debe estar pero, no sólo eso, sino también utilizar, a pesar de lo mal que nos pueda saber cuando utilizarlo implica también romperlo o estropearlo. Todo ello es lo que podremos disfrutar en este nuevo espacio que creará en el Reial Cercle Artístic de Barcelona.
Si queréis conocerla un poquito más, aquí os dejo esta entrevista que se llevó a cabo el año pasado en el programa “Noms Propis” de RTVE.

 

Grandes soluciones para pequeños problemas…

Todo ello se pretende conseguir sin perjudicar al restaurante ni el día a día de los socios. Es por ello que, además de una escalera alternativa en el patio, con un montacargas que suponga un uso exclusivo para los operarios, se han trasladado parte de los talleres y de las actividades del centro de manera temporal a la calle Casanovas, 117.

De este modo, la planta queda aislada de tal forma que los operarios pueden seguir con sus trabajos sin molestar al público general, algo que supuso una inversión extra pero que también ha significado una mejora de la calidad de la institución durante dichos cambios.

RCA-43

Fotografía cedida por el Reial Cercle Artístic de Barcelona

 

¿Los profesionales?

Los encargados de llevar a cabo toda esta remodelación son, a nivel arquitectónico, el despacho de Alonso Balaguer, arquitectos también de proyectos tan reconocidos como, por ejemplo, el de las Arenas. A nivel de ingeniería y accesos, los encargados de realizar los trabajos son el estudio AB2.

¿Los timings?

La idea es que la remodelación y este cambio de imagen, de rumbo e instalaciones estén finalizados sobre los meses de octubre y noviembre de este año. Sin embargo, el Reial Cercle Artístic quiere ir mucho más allá y es que, además de todos los cambios más estructurales que significarán ganar un total aproximado de unos 2000m2 para uso público en actividades culturales y exposiciones y privado para los artistas socios y becados de la institución, hay algo mucho más ambicioso detrás y que estaría más o menos finalizado de cara al 2017.

Se trata de la apertura de un centro de documentación / biblioteca en el que el público más vinculado con el mundo del arte podrá ir a documentarse, realizar sus tesis y trabajos e investigar a partir de un fondo realmente completo e interesante (incluye más de 4000 documentos y 1000 epistolarios artísticos), que hasta ahora se encontraba cerrado al público y que, por tanto, en muchas ocasiones, también será inédito al poder ser consultado. Un contenido que, además, tiene el añadido de ser digitalizado, una ardua labor, pues antes se debe indexar todo el contenido, bien variado en cuanto a disciplinas (incluye cartas, material gráfico, documentaciones varias…), lugares (hay interesantes documentos de Modigliani) y periodos (mayormente pertenece al s.XIX y XX pero también hay de etapas anteriores) y ordenarlo. Dicho contenido también va creciendo paralelamente a todo este trabajo, dado que se están recibiendo donaciones constantemente.

La gran Sala Gótica, con dos grandes salas de exposiciones conseguidas a partir de la recuperación de sus grandes arcadas, también sería un proyecto que no se finalizaría hasta el 2017. En ella, tendrá ubicación también una interesante tienda de libros de arte, catálogos de exposiciones y distintos materiales relacionados con la actividad cultural de la entidad.

 

¿La financiación?

Un total de 4 millones de euros será la cantidad necesaria para llevar a cabo todos estos cambios. Una financiación que ha sido posible gracias a la Caixa d’Arquitectes, localizada justo al lado de la institución, una pequeña entidad que, siendo muy flexible, ha podido llegar también a hacer sinergias con el Reial Cercle Artístic de Barcelona para, así, poder emprender también ella una actividad cultural similar a la que la Caixa lleva a cabo con el Caixa Fòrum o Catalunya Caixa con La Pedrera.

 

El Restaurante

No he tenido oportunidad de probarlo pero la Barra Japonesa del Cercle Artístic de Barcelona… ¡promete! De hecho, es una de las grandes apuestas de la institución, un proyecto que se inició a raíz de la primera gran reforma que se llevó a cabo y que, a través de un concurso, se cedió a una empresa especializada en gastronomía de calidad (el Cercle también apuesta por una gastronomía cultural al mismo nivel que las actividades y público de la institución) que permite producir toda la carta en el mismo edificio y, a su vez, llevar a cabo el servicio de cátering en casa de cara a las actividades que se realizan.

Si os interesa, además de poder probar esta oferta gastronómica que se une al conjunto de la que podemos encontrar en nuestra ciudad, el Restaurant El Cercle nos da también la opción de poder regalar experiencias a nuestros familiares y amigos a partir de unos vales regalo que incluyen distintos servicios.

 

En definitiva, ya para finalizar, el Reial Cercle Artístic de Barcelona se trata de una institución con una gran historia dentro del mundo del arte que, precisamente por ello, se ha convertido en una pieza clave en su desarrollo en nuestra ciudad. Es por ello que ahora se hace necesario este importante paso adelante, realizar un proyecto que, no sólo les permitirá crecer, sino también ubicar la ciudad de Barcelona en el mundo del arte mucho más allá de donde se encuentra actualmente. Un proyecto ambicioso que, además, se hará de manera colateral, incluyendo a todos esos colectivos que se encuentran dentro del sistema del Arte, como podrían ser los historiadores del arte, los artistas, las galerías o las universidades, creando un punto de conexión entre todos ellos.

¡Estaremos atentos a las siguientes noticias!   :)

 

Para más información:

c/ dels Arcs, 5

www.reialcercleartistic.cat

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.