Sábado en Vilafranca del Penedès

El paseo en bici que os recomiendo en esta ocasión se localiza en Vilafranca del Penedès, la capital del vino por excelencia y una ciudad que, además de su interesante oferta cultural con ejemplos tan destacables como laBasílica de Santa Maria (s.XIV), en cuya cripta podemos encontrar el “Sant Enterrament” de Josep Llimona; el Palau del Fraret (s.XVI), con el monumento a los Castellers; el Palau Reial (s.XIII); el Palau Baltà; su cementerio, miembro de la Asociación Europea de Cementerios Significativos, así como también lugares tan característicos, en los que podréis encontrar también diversos elementos modernistas, como podrían ser la Rambla de Sant Francesc o la Plaça de Sant Joan, con el ayuntamiento de la ciudad y la iglesia de Sant Joan (s.XIII), se caracteriza también por sus campos repletos de viñas y mercados.

Precisamente, es sobre estos dos últimos ejemplos que os quiero hablar en esta entrada ya que es a partir de ellos que podemos conocer una Vilafranca del Penedès que realmente nos cautiva, sin menospreciar obviamente el resto de elementos culturales citados.
Para ello, os presento una salida en bicicleta de lo más interesante a través de los viñedos de Chardonnay y los distintos paisajes de la comarca.
Ahora en invierno, la uva ya está recogida y el paisaje es más pobre que en el mes de septiembre (mes en el cual todo está repleto de moras e higos, además de la citada uva) pero, no por eso, pierde el paisaje el encanto que lo caracteriza, especialmente teniendo en cuenta los distintos tonos de marrones y naranjas que toman las zonas más boscosas de la ruta que os recomiendo.
¿Día para realizar la ruta? Sábado ya que os permitirá compaginar vuestro paseo en bicicleta con los dos mercados más importantes de la ciudad por excelencia: el mercado semanal y el Mercat del Gall, en el que podréis conocer una faceta distinta de la ciudad y que, a su vez, es tan destacable en la economía de la comarca, después del vino y el cava.
¿Cómo llegar? Mediante la R4 de Cercanías Renfe, el transporte es bastante rápido y cómodo.
Paseo en bici:
- Camí Fariner: se utilizaba para llevar a moler el trigo a los molinos localizados en el margen del Riu Foix.

- Riera de Llitrà
- Encreuament del magraner: tomar la dirección que os permite ver en el horizonte la Torre de les Aigües.

- Torre de les Aigües o Torre de la Bleda: permitía hacer llegar el agua hacia un depósito que, posteriormente, abastecería la ciudad de agua.

- Riu Foix: se encuentra justo detrás de la Torre de les Aigües. En él, podréis observar una típica y preciosa vegetación de bosque de ribera.

- Volver hacia l’Encreuament del Magraner y tomar la dirección de nuestra izquierda hasta las Bodegas Torres para conocer de primera mano el sustento económico por excelencia de Vilafranca del Penedès.

Regreso a Vilafranca tomando el camino de la izquierda nada más salir de las Bodegas Torres.

El mapa que os adjunto a continuación no es exactamente la ruta que seguí pero os puede dar una idea aproximada de ella.
Como recompensa a nuestro paseo, ¿qué mejor que pasarnos por el espacio gastronómico de la Fira del Gall para saborear los productos más típicos de la comarca?

Posteriormente, os invito a realizar una visita turística por los lugares más emblemáticos de Vilafranca del Penedès, ya citados en el inicio de esta entrada y cuya localización encontraréis en la página oficial de turismo de Vilafranca del Penedès, así como también entrar a Cal Figarot, sede de los Castellers de Vilafranca del Penedès, para conocer mejor el alma de la ciudad y lo que representan los castellers para ella y sus gentes.

Finalmente, acercaros a la Pastisseria Galí en la calle Cort, 15 para probar las exquisitas catanias de Vilafranca del Penedès. ¡No os defraudarán! ¡Os lo aseguro!
Para más información: http://www.turismevilafranca.com/

One comment

  • Jorge  

    Ole, ole i ole!!!!

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.