Salida en bici por La nueva Barcelona (II)

¡Ya estamos de vuelta de las vacaciones! Y, como os prometí, ¡La Bcn Que Me Gusta vuelve cargada de nuevas entradas para disfrutar de un veranito de lo más entretenido en Barcelona!
¿Os acordáis que el blog organizaba una ruta en bicicleta por lo que llamé “La Nueva Barcelona“?
(tenéis la entrada clickando aquí).Pues ayer la llevamos a cabo y la verdad es que… ¡fue todo un éxito!
¡Diversión, buenas vibraciones y un grupo genial!
Aparte de que cogimos un tiempo ideal para realizar este paseo, de unos 16km aproximadamente, sin mucho calor ni afluencia de gente en lugares normalmente tan repletos en este tiempo como podría ser el Passeig Marítim y la playa.
Saliendo de Plaça de les Glòries, punto de inicio de esta ruta, empezamos nuestro pedaleo por el barrio del Poblenou, el que en su momento fue el antiguo pueblo de St. Martí de Provençals, la llamada “gran fábrica de Catalunya” por el gran número de fábricas que en el siglo XIX se instalaron en él, gracias a la disponibilidad de terrenos y agua en la zona y a su proximidad respecto a Barcelona.
Sin embargo, en la década de los años 60 y 70 del s. XX, poco a poco la actividad fue menguando, haciendo que el barrio se quedase sin vida y todos aquellos grandes complejos abandonados.
Así, pues, el barrio del Poblenou es el lugar ideal para iniciar todo este proceso de cambio al que nos dirigimos y que he considerado oportuno llamarlo “La nueva Barcelona“, es decir, el lugar donde aplicar todo ese conjunto de valores que, mediante proyectos tales como el de la Plaça de les Glòries o el 22@, redirigen la ciudad hacia un futuro mejor en el que todos salimos ganando, especialmente teniendo en cuenta que los objetivos primordiales son la implantación de nuevos servicios y equipamientos para el barrio, a la par que se juega con la arquitectura y el diseño y, lo que me parece todavía más destacable, la llevada a cabo de aquel proyecto que en el Eixample quedó inacabado, el Pla Cerdà, mediante la creación de espacios verdes, pasajes y patios interiores para, así, conservar también ese carácter de barrio que tanto ha caracterizado siempre la zona.
De esta manera, en este paseo en bicicleta, pasamos por lugares tales como el Parc del Centre del Poblenou, uno de los mejores ejemplos de combinación de todos estos valores al tratarse de una zona verde diseñada por el arquitecto Jean Nouvel, o el DHUB, un gran museo del diseño por cuyo interior también habrá vida gracias al hecho que el metro tenga salida en él y que se instale la Biblioteca del Clot en una de sus plantas.
Además, poco a poco se está consiguiendo que artistas de todo tipo instalen aquí sus talleres, universidades como la UPF o UB sus ramas más tecnológicas y empresas, dedicadas especialmente a las nuevas tecnologías, sus sedes.
¿La primera en confiar en este proyecto e invertir su capital en la zona? T-Systems, localizada en la calle Sancho de Ávila, 110.
Pero también encontraríamos RBA, Imagina, RTVE, Barcelona TV, entre muchas otras.
Todo ello, además, mediante la remodelación de estas fábricas en estado de abandono absoluto. Algunos nombres a destacar dentro de este proceso de recuperación de espacios fabriles, conservando el pasado del barrio pero añadiéndole interesantes exponentes de arquitectura y diseño, serían Can Framis (actual Fundació Vila Casas), Can Felipa (en su interior encontramos un centro cívico), Can Saladrigas (actual Biblioteca del Poblenou) o Catalana de Gas (actual Palo Alto, un lugar de creación donde diseñadores, artistas y empresas trabajan conjuntamente).
A continuación, os añado algunos links para que podáis ampliar la información que os cito:

Arxiu Històric del Poblenou  www.arxiuhistoricpoblenou.es
Ateneu Popular Octubre  www.poblenou.org
Centre Cívic Can Felipa  www.cccanfelipa.cat
Can Ricart  salvemcanricart.blogspot.com
Palo Alto  www.paloaltobcn.org
Can Framis (Fundació Vila Casas)  www.fundaciovilacasas.com

Dicho esto… ¡aquí tenéis la ruta para que la podáis poner también vosotros en marcha!

1) Plaça de les Glòries:

Uno de los proyectos que, a pesar de que ha levantado muchas críticas y disputas entre políticos, quizá es de los más interesantes por su carácter dinamizador para la zona, especialmente teniendo en cuenta que la idea es poner en marcha lo que ya Ildefons Cerdà planeó en su momento: crear un segundo centro de Barcelona de manera que el actual centro y el Poblenou queden conectados y que, por lo tanto, el barrio en su conjunto e iconos tan emblemáticos como podrían ser la Torre Agbar, la Farinera del Clot, el Teatre Nacional o l’Auditori no queden perdidos en la nada.
De esta manera, se demolerá la anilla que da salida al tráfico de Barcelona y creará un gran parque bajo el cual pasarán esos molestos coches que actualmente rompen completamente el equilibrio del barrio.
Además, encontramos dos edificaciones nuevas que darán una gran dinámica a la zona: los nuevos Encants Vells y el ya citado DHUB, edificio diseñado por MBM Arquitecte (Oriol Bohigas, Josep Martorell y David Mackay) que alojará el Museu del Disseny en un futuro, el más grande de Europa en su materia, en sus más de 50.000m2.
Además de ser un museo, el DHUB será una edificación que involucre a la población en él, ya sea tanto mediante la salida del metro que habrá en su interior y que comentábamos en unas líneas anteriores, como a partir de la gran plaza pública de sus alrededores.
Un buen ejemplo es también el juego de luces que cada día a las 21h se lleva a cabo a partir de unos megáfonos / sensores de sonido que, en función de nuestra voz, iluminan las líneas luminosas del suelo.

2) Can Ricart y Parc del Centre del Poblenou:

Bajando por Avinguda Diagonal, ese punto de unión, ajardinado y que invita a pasear por él, entre el centro de Barcelona y el mar, llegamos al segundo punto de la ruta.
 
Can Ricart es uno de los exponentes fabriles más emblemáticos en el barrio. Se trata de una antigua fábrica de confecciones textiles del año 1852, muy querida por los vecinos del barrio. Una vez abandonada, estuvo bajo demolición pero, gracias al movimiento vecinal Salvem Can Ricart, se consiguió que la Generalitat lo declarase Bien de Interés Nacional y, así, conservar el 70% del conjunto.
Actualmente, no tiene ninguna función asignada y está todavía pendiente de remodelar pero, al menos, se conserva todavía en pie que ya es mucho…
A nuestras espaldas, el Parc del Centre del Poblenou, un parque diseñado por Jean Nouvel que, mediante un sistema arquitectónico bastante ecológico (las aguas usadas para su riego son freáticas e incluso hay una zona, la llamada rampa de las rocas, que funciona como sistema de recogida de aguas pluviales), intenta dar un nuevo equipamiento al barrio. 
 
Jugando con las distintas plantas que encontramos en él, especialmente sauces, enredaderas y acacias, pretende ser un lugar de descanso, donde poder relajarse y conectar con la naturaleza.
 
Consta de tres zonas divididas, cosa que ha sido criticada por el vecindario, juntamente con el hecho que se considere un parque demasiado frío por su diseño. Sin embargo, en ningún momento Jean Nouvel intentó desvincularse de la cultura catalana y, prueba de ello es la reja del parque (claras referencias a Antoni Gaudí), la Plaça de la Sardana que encontramos en su centro y los maceteros gigantes que también podemos encontrar (otro pequeño homenaje a la obra de Gaudí).

3) La França Xica:

Se trata de un pequeño barrio industrial dentro de St. Martí de Provençals cuyo nombre proviene del hecho que los técnicos que lo diseñasen fuesen todos franceses.
Entre las fábricas más reconocidas, se ubicaban Can Girona y Catalana de Gas (actual Palo Alto, cerrado los fines de semana pero visitable el resto de días), pero encontramos muchas otras como podemos observar en el mapa que os adjunto más abajo.
Por otro lado, además, comentar que en el barrio antaño también se encontraba el Camp de Futbol la Joventut, muy querido en el barrio, y la Cooperativa La Flor de Maig.
Restaurante diseñado por Xavier Mariscal ubicado en Palo Alto
Torre de les Aigües: esta impresionante torre nos la encontramos, sin esperárnoslo, tan sólo girar unas de las calles de França Xica.
Gracias a Xavi de Crónicas de Thot, miembro también de Los Cazadores de Hermes y participante en la ruta, nunca llegó a usarse como torre de aguas por la cantidad de salinización que tenían las aguas que extraía. De hecho, por este mismo hecho, su ingeniero acabó suicidándose desde esta gran torre, tras acabar económicamente arruinado.
  

4) Parc de Diagonal Mar:

Segundo parque de Barcelona en cuanto a sus dimensiones se refiere.
Diseñado por Enric Miralles y Benedetta Tagliabue, los mismos diseñadores del Mercat de Santa Caterina, este parque se merece una visita, especialmente teniendo en cuenta todo el sistema arquitectónico sostenible que encontramos en él.
¿Así, pues, cuáles son sus peculiaridades?
Los toboganes gigantes por los que bajar y pasar un buen rato y los distintos tubos, en cuyo interior encontramos agua freática para regar los jardines del parque que, mediante formas distintas, recorren todo el parque, haciendo de eje vertebrador entre las distintas zonas.

5) Plaça del Fòrum:

Hay quien conoce esta gran plaza por el gran evento que se llevó en él y por los distintos iconos que podemos encontrar, como podrían ser el Bosc Urbà, las placas solares, el Port o la zona de baños.
Sin embargo, esconde mucho más ya que, hace apenas menos de 80 años, en él se ubicaba el conocido Campo la Bota, una zona llena de barracas donde, además, se llevaron a cabo, después de la Guerra Civil, más de 1700 fusilamientos.
En el Fòrum encontramos un monumento a todas las vidas que descansan ahora en el Fossar de la Pedrera, ¿os animáis a encontrarlo?
Tenéis más información de todo ello en la entrada de Apu Barcelona y en una que también publicamos en La Bcn Que Me Gusta.

6) Rondes Verdes:

A partir de las llamadas Rondes Verdes, esos 60km de corredores de salud que unen distintas localidades del Àrea Metropolitana de Barcelona mediante caminos bien habilitados para el paseo, tanto en bicicleta como a pie, recorrimos las playas barcelonesas hasta llegar a nuestros siguientes destinos.
En el apartado “Paseos en bici” de La Bcn Que Me Gusta encontraréis algunas de estas rutas para que las podáis realizar también este verano.

7) Desembocadura del Riu Besòs:

El Besòs, ese río que tenemos tan cerca pero que, sin embargo, siempre ha sido el gran olvidado de Barcelona a causa del poco atractivo que durante años ha tenido.
Un río que, a pesar de lo que acabamos de decir, no siempre ha sido así. De hecho, Besòs proviene de la palabra “bisaucio“, es decir, río ubicado entre dos bosques de sauces. Lo que ya nos lleva a ver lo que en su pasado significó.
Se trataba de un río de los más grandes de España con sus 1500m3 de caudal, una cifra muy significativa teniendo en cuenta los 10m3 que tenemos actualmente, repleto de fauna y flora en su curso, de ahí que siempre haya sido un corredor biológico o pasaje natural, es decir, un lugar por el que las aves, en sus viajes migratorios, pasan y encuentran alimento.
Sin embargo, como cualquier río mediterráneo, tiene también un fuerte carácter torrencial y, en especial, lo que es llamado también periodo de retorno, un aumento inesperado de su cabal cada 1000 años.
El año 1962 fue un ejemplo de estas grandes crecidas. De hecho, los que lo vivieron todavía recuerdan las múltiples víctimas que se llevó el río por delante al recuperar su curso original.
A partir de entonces, el río fue visto con miedo, como un problema, motivo por el cual se construyeron unos enormes muros de hormigón en su cuenca y se convirtió la zona en uno de los primeros polígonos industriales de España. El equilibrio, pues, se rompió y el Besòs empezó a convertirse en algo al que nadie quería acercarse.
Es por ello que, en el año 1995, los ayuntamientos de Barcelona, Santa Coloma de Gramenet, Sant Adrià del Besòs y Montcada i Reixac decidieron unirse y crear el Projecte de Recuperació Mediambiental del tram final de la llera del Riu Besòs, un proyecto muy ambicioso que poco a poco va dando sus frutos.
La idea era recuperar mediambientalmente el río, otorgándole otra vez esa importancia que antaño tenía y, en especial, conseguir que la población se acercase a él.
En su primer tramo, el de Montcada i Reixac, se instaló la depuradora y, dado que era también la zona más natural, se plantaron cañas y crearon meandros para acabar de oxigenar sus aguas.
El resto de tramos, los de Santa Coloma de Gramenet y Sant Adrià del Besòs, se convirtieron en grandes parques urbanos, plantando césped, creando rampas de acceso y ensanchando el canal central. Para dar más sensación de agua, se instalaron 5 presas hinchables que, en función del cabal del río, se hinchan y deshinchan para que visualmente parezca que el río va más o menos lleno.
Finalmente, en su último tramo, en la desembocadura, una vez más, se intentó llevar a cabo lo que ya Ildefons Cerdà planeó: crear un espacio natural ideal para que la fauna del entorno viviese, de ahí que el acceso no esté permitido.
Poco a poco, parece ser, pues, que los objetivos se van cumpliendo. Las Rondes Verdes han sido un añadido para dinamizar la zona, así como también la creación del barrio del Fòrum, la población se acerca y, no sólo eso, sino que, además, se ha conseguido que muchas especies de aves y plantas vayan encontrando también su hogar en él.


8) Plaça Prim del Poblenou:

En mi opinión, una de las plazas con más encanto de Barcelona, especialmente por tratarse de un antiguo barrio de pescadores, la barriada del Taulat, la zona más antigua del barrio del Poblenou, llena de pequeñas casas blancas, naranjos y grandes Ombuus (árboles originarios de Brasil y Argentina).
Como anécdota, decir que en esta plaza fue donde se inició el proyecto de la Nova Icària de Barcelona. Al parecer, Pere Montaldo, amigo de Joan Monturiol (hermano de Narcís Monturiol, quien importó a Catalunya las ideas del socialista utópico Étienne Cabet, ideólogo del proyecto de comunidad socialista “Icaria”), fue el encargado de ello tras trabajar conjuntamente con Joan Monturiol y Étienne Cabet en el proyecto Icaria de Illinois (EEUU).
Si tenéis ocasión, no os perdáis la visita a esta plaza porque realmente vale la pena. ¡Realmente parece que estés en un pueblo de pescadores y no en Barcelona!
En ella, encontraréis, además, un restaurante, els Pescadors, al que todavía no he tenido oportunidad de ir pero que, al parecer, es uno de los mejores de Barcelona. ¡Así que ya sabéis!

9) Rambla del Poblenou:

En cuanto lleguéis a ella, os daréis cuenta rápidamente que se trata de la arteria principal del barrio, el punto de reunión de sus habitantes y donde tenéis ubicados la mayor parte de los bares, cafeterías y restaurantes del barrio, entremezclados con pequeñas casas de principios del s.XX pertenecientes a las familias más adineradas, especialmente  patrones de las fábricas, del barrio.
Sin lugar a dudas, ¡un lugar por el que pasear es realmente una delicia!
Si lo hacéis, ¡fijaros en el suelo! Está lleno de placas con nombres de personajes ilustres de la historia del Poblenou.
Y… ¿Os apetece una buena horchata para recuperarnos del paseo y refrescarnos?
¡Pues hay que pararse en el ya último punto de la ruta, en el número 42 de la Rambla del Poblenou!
Allí encontraréis dos iconos también emblemáticios del barrio: el Casino l’Aliança, punto social y cultural del barrio que desde el año 1929 se encuentra en su ubicación actual y, justo delante, la horchatería del Tío Che.
Cuenta la historia que fue fundada por Pere Joan Iborra en el año 1912, un alicantino que llegó a Barcelona para coger un barco y hacer, así, fortuna en las Américas. Sin embargo, el destino quiso que lo perdiese y, desde entonces, tras mudarse de su ubicación original en la Barceloneta al Poblenou, encontramos justo aquí una de las horchaterías más emblemáticas del barrio.
¿Por qué Tío Che? Dícese que tenía costumbre de decir… “Che, prova això!”, y de ahí el nombre de la horchatería.
¡Ah! Y un poco más adelante… ¡encontraremos una de las famosas señales de tráfico modificadas por Clet Abraham! ¿Os animáis a encontrarla?
¡Espero que hayáis disfrutado de la ruta! ¡Ahora a ponerla en práctica!

10 comments

  • Instants Barna  

    Neus, una mica ganapia baixant per un tobogan no?

    Joer, i jo vaig i m’ho perdo :(

    Petoooooooooooooooons!

    • Xavi  

      No és un tobogan, Jordi, és una “hamaca” de metall!! ;)

    • Alba  

      que no te enterassss!!! XDD

  • Mariana Estalles Oviedo  

    Gracias, una vez más, Alba!! Por la cuidada organización de la ruta y la dedicación que le has puesto, al ser nuestra guía: se ha notado muy bien tu trabajo, el cual nos permitió divertirnos y conocer, un poco más, esta ciudad en la que vivimos.

    Y esta entrada, me completa la salida que disfruté tanto.

    Te felicito!!!! Petonets!!!

  • Xavi  

    Moltíssimes gràcies per organitzar aquesta ruta totalment diferent del que haviem fet fins ara.

    I a sobre, amb el post tandt documentat que has fet he pogut repassar les teves explicaciones, ja que durant anar en bici i pendre apunts…masses coses per un home. ;)

    • Alba  

      per això mateix ho he fet! perquè sabia que eres home i… per a què així pogueu també tenir tota la informació punt per punt de la ruta!! ;)

  • Esperanza Martínez  

    Preciosa entrada Alba, al igual que la ruta, se nota que la preparaste con dedicación y esmero. Yo encantada de ser una de las afortunadas que disfruto con ella y con vuestra compañía. Deseando repetir la experiencia. Una abraçada ven forta!

  • Alba  

    Muchísimas gracias a vosotros, una vez más, por formar parte de la ruta y de la experiencia! Realmente, y no lo digo por decir, ha sido una delicia poder haceros de guía! Disfruté muchísimo preparando el paseo y, sobretodo, pudiéndoos mostrar a todos vosotros todo lo que podía, haciéndoos partícipes de todo ello!
    Muchas gracias por permitir que os haga entrar en mi pequeño mundo! :)

  • Neus. La meva Barcelona.  

    Alba, on tu vagis amb la bici jo darrera! Una pla 10! una guía i una ruta perfecta!
    Moltes gràcies!!!
    Un petó!

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.