¡Salida por la Vall de Lord!

labcnquemegusta-valldelord15

 

¡Nueva Salida desde Barcelona!

En esta ocasión… ¡regresamos al Solsonès!

¿Os acordáis ya hace un tiempo (podéis encontrar la entrada aquí) que visitamos Solsona ciudad, Castellvell con el Santuari de la Mare de Déu del Remei, el Cementiri Modernista d’Olius y Sant Llorenç de Morunys con el Pantà de la Llosa del Cavall?

Pues en dicha entrada destaqué que me quedaron algunos iconos remarcables a visitar, como podrían ser el Santuari de Lord, con las pinturas de Lluís Masriera, o El Miracle, emblema del barroco catalán. ¡Es por ello que hoy regresamos a la comarca del Solsonès para continuar descubriendo esos rincones que la hacen única!

Para ello, nos dirigimos hacia Sant Llorenç de Morunys (podéis encontrar fotografías del pueblo en la mencionada entrada), lugar desde donde iniciaremos la salida pero donde, además, repondremos fuerzas para poder iniciarla. Cerca del Pantà de la Llosa del Cavall y bajo las montañas nevadas, se trata de una pequeña localidad medieval que aún conserva ese sabor a pueblo, gracias a sus calles empedradas, carteles en las casas e iglesia, y que también fue un importante centro de fabricación de trapos de lana ya en el siglo XIV.

Aparte de un paseo por sus calles, os recomiendo visitar la Pastisseria Canal, relacionada con la pastelería que encontramos en la calle Còrsega de Barcelona, para probar su producto más emblemático, la Coca Pirenaica, una especie de ensaimada con bizcocho en su interior elaborada ya por el abuelo de los actuales propietarios, Domènec Canal. ¡Una delicia!

labcnquemegusta-valldelord30

 

En la pastelería, encontraréis también otras suculencias, como la coca de recapte, ideales para desayunar o, incluso, para adquirir de cara a la comida. Sin embargo, si preferís sentaros tranquilamente y desayunar con un buen bocadillo, de esos que no se acostumbran a encontrar en Barcelona, os recomiendo ir a El Jardí, una cafetería con ese sabor a casino de pueblo con productos de buena calidad y un servicio también inmejorable.

Una vez desayunados y con las fuerzas bien recargadas, la idea era realizar una excursión de raquetas en Tuixent, dirección a la Tossa Pelada, un punto desde el cual, si hace buen día, se divisa el Pedraforca y todo el entorno, inclusive Montserrat. El precio del alquiler de las raquetas, con Forfait incluido, pues la excursión pasa por las pistas de esquí de Tuixent, es de unos 14eurs.

Sin embargo, el día no acompañó, puesto que, además de nieve, el aire se giró en nuestra contra y la excursión tuvo que ser anulada…

¡Nos queda pendiente pues!  ;)

 

El Santuari de Lord

No obstante a ello, ¡teníamos un plan alternativo! Como os he comentado al inicio de la entrada, teníamos pendiente continuar visitando toda esa zona que ya hace un par de años descubrimos pero que nos quedó a medias, la Vall de Lord, como indica su nombre, un valle cuya denominación procede precisamente de la Virgen que la protege, localizada en el Santuari de Lord. Así, pues, ¡hacia ahí nos dirigimos!

Dado que perdimos bastante tiempo subiendo a Tuixent, realizamos una pequeña excursión circular de apenas menos de 2h… ¡pero que nos permitió disfrutar de unas vistas estupendas sobre el Pantà de la Llosa del Cavall!

labcnquemegusta-valldelord08

 

El coche lo dejamos a los pies de las escaleras que nos llevarían a esta colina situada a 1180m de altura. A partir de ahí, pues, sólo nos quedaba la ascensión, algo pronunciada pero asequible para todos y todas.

labcnquemegusta-valldelord03

 

Una vez arriba, además de unas vistas realmente impactantes sobre el entorno, con esa montaña nevada de la cual procedíamos (Tuixent y Port del Comte) e, incluso, la Gallina Pelada al fondo (también estuvimos en ella hace ya algún tiempo, tal y como podéis ver aquí), podréis encontrar también el santuario como tal.

 

Un santuario que, si bien es cierto que fue levantado a finales del s.XIX, tras ser destruido el anterior durante las Guerras Carlinas (un cañón nos recuerda este pasado), se tiene ya constancia de él en el siglo XVI, cuando llegó una comunidad de frailes dominicos a él.

 

Si os fijáis, ¡la Mare de Déu de Lord también es negra! Sí, una de las tantas que tenemos en Catalunya, no siendo exclusiva de ello la Mare de Déu de Montserrat (en este mapa podéis encontrar señaladas todas las Vírgenes Negras del estado también).

¿El motivo? He estado buscando y no he podido encontrar mucho… Sólo que no se trata de un negro causado por el humo de las velas, como en muchas ocasiones se ha indicado con, por ejemplo, la Mare de Déu de Montserrat, sino que se hizo a expreso, algo que estaría relacionado con la tradición bizantina. Prueba de ello es que encontremos tantas tallas con esta misma característica. Hay quién ha indicado que podría ser, incluso, algo muy propio de los Templarios, pues da la casualidad que muchas de estas vírgenes se hallan en antiguas sedes templarias.

Sin embargo, lo que sí he podido conocer es que, según la leyenda, fue encontrada milagrosamente por un toro, iniciando su veneración ya en el siglo XI. La talla, teóricamente, sería gótica. Sin embargo, al parecer, en 1836 la Virgen, para evitar su pérdida, fue resguardada durante el incendio consecuente de las Guerras Carlinas en Barcelona. Antes de morir, este particular mandó a sus hijos que la llevasen a un sacerdote de la ciudad.

La talla actual tiene una pequeña marca que nos mostraría que la cabeza y el tronco no corresponden a la misma pieza, motivo por el cual nos hace pensar que tuvo algún retoque a lo largo de la historia también. De hecho, cuando se reencontró la Virgen en Barcelona, la persona que se encargó de esconderla le quitó el color negro de su rostro.

¿Sería la Mare de Déu de Lord una copia de esa original conservada en Barcelona? Quién sabe…

labcnquemegusta-valldelord12

 

Tras este pequeño alto en el camino, continuamos nuestra ruta circular dirección al Mirador de Sant Jaume, una manera de ver de nuevo el pantano pero desde una perspectiva distinta, a la par que hacemos un poco de hueco para la comida. Veréis que hay un poco de desnivel, en todo momento la mar de asequible.

El regreso al aparcamiento está también todo el rato bien señalizado.

 

La comida

Una vez de nuevo en el coche y dirección a Sant Llorenç de Morunys, encontraréis una pequeña ermita de esas que parecen haber sido sacadas de un pesebre. Se trata de Sant Serni del Grau, románica y del siglo XI, con su única campana conservada en la espadaña, un lugar ideal para comer vuestro pícnic.

labcnquemegusta-valldelord21

 

Y… ¿el café?

¿Qué tal si nos desplazamos, ya regresando hacia Barcelona, al Santuari del Miracle para admirar el que se trata del retablo barroco más grande de Catalunya?

Actualmente, el santuario incluye un complejo con restaurante, cafetería y alojamiento, motivo por el cual también se convierte en un lugar ideal para hacer el café de la tarde.

labcnquemegusta-valldelord22

 

¿Lo más sorprendente?

Que, a pesar del sufrimiento de la Guerra Civil, tanto en la zona como en la iglesia en concreto, donde hubo también saqueos e incendios (la Virgen tuvo que ser escondida en Solsona), ese impactante retablo esté todavía intacto. De hecho, pregunté a los vecinos de la zona y me respondieron que precisamente este hecho es considerado parte también de “el miracle” que a lo largo de la historia ha girado entorno a la Virgen que ya en su momento se encontró milagrosamente, por parte de Jaume y Celdoni, en el siglo XV.

El hecho que el santuario se encontrase fuera de zona urbana favoreció a que no se quemase el retablo durante la Guerra, aparte de que los mismos vecinos fueron también los encargados de protegerlo, por la gran estima que se le tiene en la zona.

Sin embargo, cabe destacar también que a partir de la desamortización de Mendizábal, a pesar de su pasada importancia, el santuario perdió su comunidad, no siendo repuesta hasta finales del s.XIX gracias a los esfuerzos de un particular del pueblo de Riner.

 

Un lugar, pues, mágico en sí mismo, no sólo por su historia, sino también por el retablo que, escondido de cualquier vía importante de paso, pervive en la zona de una manera muy especial.

Obra de Carles Morató, el gran escultor de la saga dels Morató de Vic, con grandes obras tanto en Solsona como en su ciudad natal, se convierte en un ejemplo emblema del Barroco catalán.

 

En definitiva, a pesar de que nuestra excursión de raquetas no se pudiese llevar a cabo, nuestro plan B fue de lo más enriquecedor y productivo, conociendo una zona de Catalunya realmente mágica, repleta de vistas y, lo que es más interesante, de elementos destacables para nuestra cultura.

 

Para más información:

Turisme Solsonès    turismesolsones.com

Turisme Vall de Lord   www.lavalldelord.com

Divulga Lord   divulgalord.cat

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.