Sant Jeroni de la Murtra

labcnquemegusta-stjeronidelamurtra55

 

Barcelona está repleta de secretos y rincones por descubrir así que, el pasado domingo, no me pude estar de ir a por uno de ellos. Concretamente, a por uno de esos lugares que, a pesar de que en más de una ocasión lo hemos encontrado escrito en algún que otro libro, desconocía por completo.

Se trata de Sant Jeroni de la Murtra, un monasterio muy vinculado con los Reyes Católicos y la nobleza del momento en el que, incluso, el Rey Fernando el Católico se estuvo refugiado tras el famoso atentado en la Plaça del Rei por parte de un Remensa. Es por este motivo que (¡ojo al dato!)… ¡el primer encuentro entre el rey y Cristóbal Colón, tras su regreso por primera vez de América (las naves las dejó en Palamós), se diese también en este monasterio!

Sí, ¡una información realmente impactante y que, sin embargo, permanece más silenciada de lo que debería!

¿El motivo? Los múltiples intereses políticos que hay detrás de ella y, por otro lado, el hecho de que actualmente sea propiedad privada de un importante expolítico.

labcnquemegusta-stjeronidelamurtra37

 

Como podéis ver, un lugar realmente goloso e interesante de ser visitado. Así que, además, ¿qué tal si lo juntamos con un poco de “deporte” a partir de un paseo matinal desde Santa Coloma de Gramenet, con unas vistas increíbles sobre Barcelona en todo momento y otros iconos también interesantes de ser visitados?

Para ello, me decidí por unirme a la salida que una interesante organización, muy vinculada al barrio de Horta – Guinardó, llevó a cabo. Se trata de El Pou, Grup d’Estudis de la Vall d’Horta i la Muntanya Pelada, un grupo de historiadores y amantes de Barcelona que, además de una publicación con ya 6 años de existencia (podéis adquirirla a partir de su blog), organiza también distintas salidas e itinerarios para promover el conocimiento de estos lugares con tanta historia que encontramos en Barcelona y, sin embargo, casi desconocidos por muchos de nosotros.

labcnquemegusta-stjeronidelamurtra02

 

En este caso, se trató de una salida algo diferente al resto de las que acostumbran a organizar (más relacionadas con el barrio que da nombre a este grupo) pues se encontraba dentro de un ciclo muy especial…

Monestirs i ermites

 

Además, podemos encontrarlos cada lunes en el Mas Guinardó, lugar desde el cual no sólo continúan promoviendo este conocimiento sino también, incluso, llevan a cabo alguna que otra conferencia y actividad cultural.

¿El funcionamiento de las salidas? Sin necesidad de inscripción previa, el grupo organiza una salida para una fecha concreta y convoca el encuentro a las 10h. Todo aquel que se presente al lugar y fecha concretados puede participar en la salida.

¿El precio? 2eurs en concepto de gastos básicos por un material realmente completo que se aporta al visitante.

labcnquemegusta-stjeronidelamurtra03

 

En este caso, como hemos indicado, se llevó a cabo un itinerario circular y de pocos kilómetros por una zona a la cual no acostumbran a llegar en su programa habitual pero que, sin embargo, por su importancia y relación con el primer icono de este ciclo, el Monestir de Sant Jeroni de la Vall d’Hebron, se convirtió en el punto neurálgico de la salida del domingo pasado. Se trata de la Serralada de Marina, esa continuación montañosa desde Collserola, para conocer uno de los dos únicos monasterios de la orden de San Jerónimo que se conservan en Catalunya.

¡Importante! Coged crema solar ya que la zona no tiene muchas sombras…

 

¿Punto de salida?

Parada de metro Singuerlín… ¡sí esa que parece sacada de una película futurista!

labcnquemegusta-stjeronidelamurtra01

 

Un barrio de Santa Coloma de Gramenet cuyo nombre procede de Emili Singuerlín i Ros, un comerciante de cotillas de origen alsaciano (su lema era “La familia Singuerlín, corseteros hasta el fin”) que, por ese clima ideal para su bronquitis y el módico precio de 100.000 pesetas (en el año 1920), se decidió por comprar una torre en la zona. Además, instaló también una fábrica de fajas, las cuales seguían a la perfección las últimas modas parisinas gracias a los continuos viajes que realizaba a la capital francesa.

Sin embargo, su fortuna vino sobre todo con la expansión económica de los años 20. De este modo, se decidió por la compra y construcción de 12 torres de veraneo en la zona para alquilarlas a esa burguesía barcelonesa que buscaba un ambiente distinto al de la gran ciudad (en su momento, hay que tener en cuenta que Singuerlín era una zona bucólica, repleta de pinos, campos y viñedos).

Lejos de lo que podemos encontrar actualmente en el barrio, si bien es cierto que Singuerlín continúa siendo una zona tranquila y de la que apenas a unos metros de distancia tenemos el bosque, se trata de un barrio completamente urbanizado durante los años 60 y 70.

Dicho esto… ¡a coger rampas para subir a nuestro siguiente punto de la ruta!

labcnquemegusta-stjeronidelamurtra04

 

Recinte Torribera

Actual campus de alimentación de la UB, así como también una zona con distintas entidades educativas (sede de la UNED, UB, centro de educación ambiental Ecometròpoli…) y asistenciales (clínica mental Dr. Emili Mira i López, complejo deportivo…), que en otro tiempo fue un nuevo ejemplo de ese paradigma del concepto ciudad-jardín que empezó a aplicarse en Barcelona gracias a la Mancomunitat de Catalunya.

De esta manera, a partir de un conjunto de 12 pabellones, al más puro estilo del Hospital de St. Pau, de un modo completamente higienizado, se creó una clínica de salud mental en el año 1912 en la que fue la antigua Masia Torribera (perteneciente a la familia Ribera del s.XVI).

¿Su extensión? Unos 53 campos de fútbol es lo que suponía la extensión de todo este conjunto de campos de cultivo, especialmente de viñedos.

 

¿Justo al lado? 

Dado que era una zona frecuentemente atacada por piratas, una gran torre de defensa protegía el complejo. Se trata de la Torre Pallaresa, una torre de la cual ya tenemos constancia en una documentación, conservada en la Catedral de Barcelona, del año 1012 pero en la que podemos encontrar, incluso, una lápida de una sepulcro romano.

Su nombre procede de una de las familias que habitaron en ella, la familia Pallarès (1399), pero encontramos muchos otros propietarios de renombre en ella, como podría ser, por ejemplo, Joan de Cardona (Obispo de Barcelona).

Dado que se trata de una propiedad privada, sólo una vez al año, gestionado por el Museu Balldovina de Santa Coloma de Gramenet, puede ser visitada mediante previa reserva.

 

¡Salimos por la puerta principal del complejo y nos dirigimos al Parc Natural de la Serra de Marina!

 

A medio camino, ya empezamos a divisar todo aquello que rodea nuestro punto más emblemático de la ruta, el Monestir de Sant Jeroni de la Murtra. De este modo, además de distintas cruces que nos marcan esa frontera entre Santa Coloma de Gramenet y Badalona (creu de terme), empezamos a ver también esas tres ermitas que no sólo rodeaban el monasterio, sino que sirvieron también de refugio para aquellos monjes de la orden de San Jerónimo, acostumbrados a su vida anterior eremita, que necesitaban en ocasiones un momento de reposo y soledad.

Se trata de las ermitas de la Miranda (totalmente en ruinas), de Sant Onofre y Sant Climent. Desde todas ellas, sobre todo, como su nombre indica, desde la primera, se tienen unas bonitas vistas de Barcelona. No es de extrañar, pues, que desde ella se controlase la ciudad en momentos de guerra.

labcnquemegusta-stjeronidelamurtra20

 

Y, a pocos metros… ¡Sant Jeroni de la Murtra!

 

Un monasterio gótico tardano edificado durante el s.XV por la orden de los Jerónimos y gracias a la iniciativa de Bertran Nicolau, un mercader que, con la intención de recuperar esa buena imagen de la Iglesia que poco a poco se iba perdiendo, promovió la creación de esta nueva orden religiosa en Sant Pere de Ribes con 7 frailes a su mando. La zona, en pleno Garraf, era poco cultivable así que los monjes pidieron un traslado de su monasterio a una nueva ubicación. Es bajo estas circunstancias y gracias también a las relaciones que el mercader tenía con la corte barcelonesa que llegaron a su ubicación actual, al Mas Murtra, uno de los más grandes del entorno y cuyo nombre procede de ese gran mirto, llegado a través de las cruzadas, que encontramos en la finca.

Una vez más, una gran torre de defensa nos da la bienvenida nada más entrar. Por suerte, el monasterio nunca fue atacado por piratas pero sí que fue usada para recibir en ella las personalidades hasta que no se habilitó una zona nueva.

Actualmente, se encuentra adosada al cuerpo principal del edificio pero, en su momento, no era así ya que su función era la de aislar del peligro a todos los miembros de la comunidad.

labcnquemegusta-stjeronidelamurtra28

 

La entrada al monasterio tiene un precio de 3eurs e incluye una visita guiada. Podéis encontrar más información clickando aquí.

¡El lugar es realmente mágico y capaz de llevarnos a otra época!

 

¡Aparte de tener en su interior un sinfín de representaciones en capiteles de importantes monarcas y personalidades que evidencian la historia del conjunto y su importancia!

¡El Rey Joan II, Cristóbal Colón o los Reyes Católicos son sólo algunos de los personajes que podemos encontrar en ellos!

 

¿Y qué decir de su claustro? Construido con piedra de la cantera de Montjuïc, tiene la peculiaridad de que sus columnas son de un material realmente fuerte que sólo podemos encontrar en Girona, de ahí que sea el mismo claustro el que sostiene el piso superior.

En definitiva… ¡Una maravilla que no me esperaba para nada encontrar al pasar el umbral de la puerta principal del complejo!

¿Entendéis ahora cuando os decía que realmente era un secreto muy bien guardado?   ;)

 

Sin embargo, lamentablemente, tal y como hemos comentado al principio de la entrada, se trata de un lugar del cual no se hace mucha promoción. En parte, es por este motivo que se cae, literalmente, a trozos, no sólo en cuanto a sus revestimientos, con gran necesidad de ser restaurados, sino incluso sus cubiertas. Su iglesia, por ejemplo, está completamente descubierta y al aire libre. Una verdadera pena…

Como curiosidad, decir que en ella encontramos enterrado a Joan Miralles, una gran eminencia de la cultura catalana y barcelonesa y creador de la primera casa de estudios (lo que derivaría a una universidad actual) de Barcelona, la Casa de la Palma (localizada en el actual Sphera), motivo de más para apreciar la importancia que en su momento tuvo el monasterio.

En esta zona de la iglesia, podemos encontrar también la única ventana románica que se conserva del conjunto, la ventana de esa antigua masía que se reaprovecharía y, ya en estilo gótico, se convertiría en monasterio.

 

Pero… ¿Quién era San Jerónimo?

San Jerónimo era aquel al que los monjes de esta nueva comunidad rindieron culto.

¿El motivo? De la misma manera que esos monjes que pasaron a formar parte de la comunidad, San Jerónimo (s.IV), uno de los grandes Padres de la Iglesia, era también un eremita que dedicó su vida a la reflexión y estudio de los textos bíblicos en Siria para conseguir que estos se interpretasen de la manera menos compleja posible y, así, conseguir que las palabras fuesen lo más auténticas posibles. Es por ello que estudió aquellos idiomas en los que se había redactado la Biblia para evitar cualquier tipo de confusión e interpretarla de manera fidedigna.

Los monjes lo querían imitar por su sabiduría (el Monasterio de Sant Jeroni de la Murtra era uno de los centros más importantes de cultura con un archivo y biblioteca realmente destacados con más de 60.000 volúmenes, no conservados a causa de la desamortización de Mendizábal) y por su renuncia al mundo para conseguir la perfección de la palabra de Dios

Iconográficamente, a San Jerónimo siempre se le representa con un león, el mismo que curó y consiguió domesticar, de ahí que encontremos tantas representaciones de este animal en el monasterio, ya sea en fuentes, capiteles o paredes.

labcnquemegusta-stjeronidelamurtra51

 

El monasterio, sin embargo, a pesar de ser un importante centro cultural tan arraigado a la nobleza y realeza durante los siglos XV y XVI, poco a poco, fue perdiendo su esplendor. El momento más destacado, pues, fue durante la desamortización de Mendizábal, cuando los monjes tuvieron que marchar definitivamente del lugar.

Más tarde, no obstante, se recuperó un poco esa esencia monacal de la orden de San Jerónimo a partir de la iniciativa privada de una burguesa bastante reconocida de inicios del s.XX. Se trata de Francesca Güell, la hija de Eusebi Güell, quien compró el complejo para crear en él una zona de reencuentro con uno mismo abierto a todo aquel que lo necesitase, independientemente de la religión o creencia que tuviese.

Hasta nuestros días, el monasterio conserva esta función. Así, pues, incluso hoy en día, con un precio más o menos representativo, aquel que lo necesite puede alquilar una de sus habitaciones para reflexionar o reposar en ella. Paralelamente, se llevan a cabo visitas guiadas, tal y como hemos comentado en unas líneas anteriores.

Además, en su interior encontramos algo que nos vincula por completo con ese pasado, la Associació Catalunya – Amèrica, una organización cuyo objetivo es estrechar los vínculos entre ambos territorios, precisamente en recuerdo a esa importancia del monasterio dentro del descubrimiento de América. Un monumento en el patio del monasterio nos recuerda, de esta manera, la figura de Ramon Paner, uno de los monjes de la orden que acompañó a Cristóbal Colón en su segundo viaje a América con el objetivo de “cristianizar” el nuevo territorio. Sin embargo, a pesar de que oficialmente fuese éste el objetivo establecido, el monje estudió el lenguaje de las tribus americanas e, incluso, vivió en una de ellas para poder aprender y estudiar todo lo referente a su cultura. Es por ello que se le recuerda con tanto cariño en el monasterio, por su figura y por la gran labor que llevó a cabo en América.

 

¡Continuamos con nuestro camino, ya de regreso a Singuerlín, en dirección a las ermitas para, así, continuar con nuestra ruta circular!

labcnquemegusta-stjeronidelamurtra52

 

En todo momento… ¡el monasterio, como si de una postal se tratase, y una vistas increíbles!

labcnquemegusta-stjeronidelamurtra54

 

Pero, poco a poco, las vistas se van encaminando hacia otra historia y es que el Puig Castellar, uno de los poblados ibéricos más destacados de Catalunya, ya se divisa al fondo de nuestro camino. Un lugar estratégico que, además de unas vistas realmente interesantes sobre el Pla de Barcelona y el de Montcada i Reixac, incluye también la historia de toda una cultura.

labcnquemegusta-stjeronidelamurtra59

 

Una vez llegados al punto más elevado… ¡todo es bajada hasta, de nuevo, llegar a Torribera!

En definitiva, la salida del domingo, acompañados de El Pou, fue una experiencia de lo más interesante, que no sólo nos permitió disfrutar de una buena mañana, sino también descubrir algo que desconocíamos por completo y… ¡justo en el año en el que el Monestir de Sant Jeroni de la Murtra celebrará el 6o centenario de su fundación!   :)

 

Para más información:

elpou-grupdestudis.blogspot.com.es

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.