Tavèrnoles – Fussimanya – St. Pere de Casserres

 

La niebla, los paisajes abruptos y salvajes de la zona o la atmósfera mágica que se respira son sólo algunos de los elementos que os introducirán en un ambiente digno de ser visitado y que ha visto nacer personajes tan místicos como podría ser Jacint Verdaguer o sido escenario de historias y leyendas tales como las misas negras del Monestir de St. Pere de Casserres o las aventuras del bandolero Joan Sala, más conocido como Serrallonga. 

Se trata de una excursión por la zona más montañosa de la comarca de Osona, la de la Vall de Sau- Collsacabra (podéis visitar su página web clickando aquí).
Concretamente, estamos hablando de un recorrido de unos 11,5km, circular, con salida y llegada al reconocido restaurante Fussimanya, a través de los GR’s 210 y 151.
Antes, sin embargo, como es costumbre ya en otras excursiones, ¿qué tal si desayunamos en el Restaurant Colomer “Can Janot”? Localizado en la población de Tavèrnoles, es especialmente conocido por sus tostadas, realmente abundantes en cuanto a su tierno embutido de la comarca.
Para más información:
www.restaurantcolomer.com

Una vez cogido fuerzas, nos dirigiremos hacia el Restaurante Fussimanya donde podremos aparcar tranquilamente el coche y proseguir con nuestra excursión hacia el monasterio románico de St. Pere de Casserres, localizado, como ya hemos dicho en unas líneas anteriores, en un paraje realmente mágico, en pleno Pantà de Sau y rodeado por sus aguas, dada su ubicación en un cuerno natural dentro de éste.
 

Ya de vuelta, os recomiendo quedaros a comer en el Restaurante Fussimanya, exquisito por su comida casera y trato familiar.
¡Platos abundantes (de ahí que podáis elegir entre media o una ración completa) y un comedor que os hará sentir como en casa!

Más información en su página web: www.fussimanya.cat

Destacar también la oportunidad de incluso comprar sus embutidos de elaboración artesanal y propia en una pequeña tienda que hay justo al lado del restaurante. 

Y, para despedirnos de la Plana, ¿qué mejor que quedarnos a ver sus puestas de sol?
Cielos rojos sólo comparables con el esperado fin del mundo que os permitirán observar la silueta de montañas tan reconocidas como el mismo Pedraforca. 
¡Una experiencia realmente increíble que os aseguro os fascinará y enamorará!
En definitiva, la mejor manera de volver repletos de nostalgia y sensaciones hacia Barcelona

2 comments

  • SalvemlaRotonda  

    Preciós el post, i ens desperta molts sentits! L’olor dels boscos que vas visitar, l’escalfor de la fonda on vau parar i l’aroma dels menjars exquisits!!! El Monestir de Sant Pere de Casserres és una asignatura pendent que tenim.
    Salut!

    • Alba  

      Gràcies!! Me n’alegro que us agradi! :)

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.