¡Tres exposiciones para este diciembre!

labcnquemegusta-worldpressphoto20

 

Llega el mes de diciembre y, junto a él, un sinfín de oportunidades para ir a los museos, ya sea en los días festivos o entre semana, en familia tras alguna de las comilonas que se avecinan, solo o con amigos. ¡La cuestión es poder disfrutar de nuestra Barcelona, sea de la manera que sea, y de alguna de las interesantes ofertas culturales con las cuales contamos estos días!

¿Mi recomendación? ¡Aprovechar tres grandes exposiciones, todas ellas de una excelentísima calidad y ubicadas además en edificaciones emblemáticas de la ciudad, que encontramos actualmente en Barcelona!   ;)

 

1) World Press Photo 2015 en el CCCB

labcnquemegusta-worldpressphoto19

 

Por orden de visita, dado que finaliza en poco menos de una semana (el día 13 es el último día que se encuentra abierta al público), la primera exposición que me gustaría recomendaros es la World Press Photo, el gran certamen de fotoperiodismo por excelencia (son ya 60 las ediciones realizadas), siendo el más importante en su tipología a nivel mundial, que un año más (¡en mi caso ya es toda una tradición visitarla cada año!) vuelve al Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB).

Una exposición basada en las distintas fotografías, elegidas muy minuciosamente por un jurado en Amsterdam, correspondientes a los diferentes conflictos y hechos políticos, bélicos, sociales y documentales acontecidos durante el año anterior al de la muestra. A nivel español, dicha exposición se encuentra organizada por Photographic Social Vision, una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo consiste en divulgar y potenciar el valor social de la fotografía documental y el fotoperiodismo, con actividades tan reconocidas como, por ejemplo, el Festival Doc Field. Podríamos resumir, pues, su reto con la siguiente cita de William Eugene Smith “La fotografía podría ser esa tenue luz que modestamente nos ayudara a cambiar las cosas”.

Seguro que a más de uno de vosotros y vosotras le suena esa gran foto, obra de Samuel Aranda (ganador del certamen del año 2011), de la madre que sostiene a su hijo, como si de una Piedad se tratase, tras ser herido en las revueltas del Yemen… o esa otra de John Stanmeyer (ganador del año 2014) en la que inmigrantes africanos intentan coger desde Djibouti, mediante sus teléfonos móviles, señales de la vecina Somalia… o aquella de Paul Hansen (ganador del año 2012) en la que un conjunto de hombres, apenados y realmente desgarrados por el dolor, lleva en sus brazos a dos hermanos de 3 y 2 años, fallecidos en Palestina a causa de un ataque israelí… o la mujer que fue desfigurada a causa del maltrato de su marido en Afganistán, obra de Jodi Bieber (ganadora del año 2011)…

En definitiva, un sinfín de fotografías socialmente comprometidas con el entorno en el que vivimos y que podéis encontrar, desde sus inicios hasta nuestros días, clickando aquí.

Fotografías extraídas de la página web oficial de World Press Photo

 

¿La fotografía ganadora de esta edición?

La obra del danés Mads Nissen, un retrato de una pareja rusa homosexual en San Petersburgo, lugar donde, de la misma manera que ocurre en el resto de Rusia y en otros muchos países del mundo, tanto gays y lesbianas como transexuales no tienen su lugar en la sociedad en la cual viven, siendo menospreciados y carentes de cualquier derecho y libertad, recibiendo incluso acoso y violencia y discriminación legal y social.

labcnquemegusta-worldpressphoto05

Fotografía extraída de la página web oficial de World Press Photo

 

Este año, encontramos expuesto un total de 134 imágenes y 7 trabajos multimedia, todos ellos obras ganadoras de entre las 97.912 imágenes recibidas en el concurso internacional y entre las cuales encontramos 41 autores de 17 nacionalidades distintas y 45 premios correspondientes a las 8 categorías fotográficas del certamen (noticias de actualidad, temas de actualidad, personajes de actualidad, deportes y fotografías de acción, reportajes de deportes, temas contemporáneos, vida cotidiana, retratos, arte y entretenimiento y naturaleza).

 

¿Los imperdibles?

Aparte de la fotografía ganadora, la primera que encontramos nada más entrar a la exposición, en esta ocasión los temas más destacados han sido el accidente aéreo y las revueltas en Ucrania, las consecuencias de las políticas de Erdogan en Turquía, esa inmigración desde África tan constante en nuestro día a día, la propagación del Ébola y la contaminación de países como China. Todos ellos con fotografías de alta calidad y englobadas bajo el lema de esta edición Ver para Entender.

Pero, personalmente, os recomiendo no olvidaros de fotografías como la del rinoceronte de Ami Vitale, el maltrato animal en los circos chinos de Yongzhi Chu, el ébola con Pete Muller, los incidentes de Kiev de Jerome Sessini, el Estambul de Bulent Kilic, el muro de Melilla de Gianfranco Tripodo y, en especial, la patera de Massimo Sestini.

Fotografías extraídas de la página web oficial de World Press Photo

 

¿Su localización?

La antigua Casa de la Caritat de Barcelona, creada en el 1807 y en funcionamiento hasta el 1957 como centro de beneficiencia, con su emblemático Pati de les Dones. Una edificación antigua, pues, que gracias a los arquitectos Helio Piñón, Albert Vilaplana y, posteriormente, el grupo de Martínez Lapeña Arquitectos, se ha transformado en un moderno edificio capaz de conservar la tradición en su interior.

 

En pocas palabras, la World Press Photo se convierte un año más en una exposición impactante, que te toca la fibra y, sobre todo, que no te deja indiferente cuando sales de ella (si vais, es realmente interesante observar las reacciones de los visitantes pues todos ellos, yo incluida, permanecen con el corazón encogido y suspirando durante toda la exposición), pero también necesaria para que todos y todas sepamos lo que ocurre en ese mundo que no siempre conocemos, a pesar de que vivimos en él, lleno de injusticias y dolor.

Para más información:

www.cccb.org/es/exposiciones/ficha/world-press-photo-15/221660

 

2) “El triunfo del Color. De Van Gogh a Matisse” en la Fundación Mapfre

labcnquemegusta-mapfre08

 

La segunda muestra que os propongo se trata de un tipo de exposición muy diferente a las que estábamos acostumbrados a disfrutar en Barcelona… Gauguin, Van Gogh, Matisse, Toulouse-Lautrec, Cézanne, Signac… ¡el color en su máxima expresión en Barcelona!

Se trata de la primera exposición temporal de la recién inaugurada Fundación Mapfre, una entidad que ya organizaba grandes exposiciones en Madrid y que por primera vez llega a Barcelona con una muestra especial y conmemorativa de esta gran apertura, de ahí que sea de tales magnitudes y gratuita hasta el 10 de enero.

Una colección que procede ni más ni menos que de los museos d’Orsay y de l’Orangerie de París, en la que podemos disfrutar de primera mano de toda la evolución del uso del color en el arte como medio de expresión del propio artista, respecto a esa tradición del dibujo que promovía la Academia, iniciando nuestro trayecto con las primeras obras del puntillismo y acabando con su expresión completa de ello con las grandes manchas de color de Gauguin, pasando antes por la Escuela de Pont-Aven y el grupo de los Nabís.

Una exposición pequeña pero que engloba todas esas obras que marcaron un antes y un después en el arte, en esa progresiva pero tan importante evolución de la tradición a las vanguardias que supuso la franja intermedia del impresionismo y el postimpresionismo.

“El triunfo del color”, pues, supone una visita obligada a esta gran sala de exposiciones que se acaba de inaugurar en Barcelona, motivo por el cual, a pesar de que se pueda también acceder libremente, se recomienda realizar reserva previa para evitar flujos de gente demasiado grandes. No obstante a ello, dada su importancia y el hecho de que sea gratuita, destacar que, aún así, es mucha la gente que hay en las salas, motivo por el cual es necesario ir quizá un poco alertado de que no se trata de un lugar en el que disfrutar tranquilamente sino que el barullo y el gentío es bastante intenso los fines de semana.

A parte de ello, sin embargo, se trata de una exposición que se convierte en una ideal segunda opción del mes de diciembre.

 

¿Los imperdibles?

En mi opinión, no podéis olvidar de visitar y disfrutar de piezas tan conocidas como el autorretrato de Van Gogh o las tahitianas de Gauguin, dos piezas importantísimas dentro de la Historia del Arte que no siempre podremos disfrutar en Barcelona. 

Además, destacar que las piezas de Aristides Maillol, Odilon Redon o Felix Vallotton se convierten en otras maravillas que seguro que no os dejan indiferentes durante vuestra visita.

 

¿La localización?

La Casa Garriga i Nogués, antigua residencia modernista diseñada por el arquitecto Enric Sagnier y el escultor Eusebi Arnau (si tenéis ocasión, figaros en las figuras de su puerta principal, representaciones de las distintas etapas de la vida de una mujer que son una verdadera maravilla), que ya pudimos conocer en La Bcn Que Me Gusta dado que, siendo la antigua localización de la Fundación Francisco Godia, la encontrabámos englobada dentro de la Ruta del Modernisme, tal y como podéis ver aquí.

 

Así, pues, visitar la Fundación Mapfre se convierte en toda una experiencia, no sólo porque nos permite conocer un rincón modernista espectacular, sino también disfrutar de un nuevo espacio abierto en la ciudad que, además, recoge algunas de las mejores obras de las Historia del Arte de finales del s.XIX e inicios del s.XX.

Para más información:

www.fundacionmapfre.org/fundacion/es_es/cultura-historia/nuestras-salas/exposicionesbarcelona

 

3) “Distinció. Un segle de fotografia de moda” en el Museu del Disseny

labcnquemegusta-fotografiamoda10

 

Por último, nos alejamos un poco del centro tradicional de Barcelona para trasladarnos al que pretende ser el segundo lugar de referencia de la ciudad, algo a lo que ya aspiraba Ildefons Cerdà, la Plaça de les Glòries. En ella, encontraremos una exposición también temporal, casi casi recién inaugurada, que pretende ser un icono en la fotografía de moda hasta el 27 de marzo del año que viene.

38 autores con un total de 464 fotografías, englobadas entre el 1903 y el 2013, son los datos de este fondo del Museu del Disseny, parte del cual es el que se expone en esta muestra que nos permite dar un paseo por la historia de la fotografía de moda, no sólo para conocer su evolución y aplicaciones técnicas que la convierten en una disciplina diferenciada del resto de ramas de la fotografía, sino también por la importancia que ha tenido y tiene en nuestros días como elemento de difusión de la moda y la publicidad del momento concreto en el cual se desarrolla.

Un camino que se inicia con una fotografía que no pretende para nada acercarse al mundo de la moda pero que, progresivamente, pasa de ser una rama de la fotografía creativa, de esa fotografía que empieza a experimentar con nuevos ambientes y objetos de retrato, a una disciplina completamente consolidada.

 

De esta manera, en la muestra encontramos 7 secciones diferenciadas, en las cuales encontramos estos 38 autores distintos que conforman el fondo fotográfico del Museu del Disseny, que nos permiten conocer esta evolución hacia la fotografía de moda de nuestros días:

Fotografía y moda antes de la fotografía: no se trata de fotografía propiamente dicha, pues su máximo representante, Pere Casas Abarca, tan sólo experimentaba dentro del movimiento modernista con esta nueva técnica, pero sí da las pautas de la que será esta nueva disciplina fotográfica.

-  Nueva Visión: la fotografía empieza a innovar y, junto al nacimiento de la Alta Costura y de revistas como D’Ací i D’AllàTricornioLas cuatro estacionesImatges o Ford, aparece un nuevo tipo de fotografía que girará sobretodo alrededor de empresas como Santa Eulàlia o El Dique Flotante y de fotógrafos como Josep Sala, Compal o Ramon Batlles.

- Interiores y Exteriores: en los años 40 se inicia la creación de la imagen de la mujer moderna a partir de revistas como Alta Costura y las premisas de Christian Dior. Todo ello queda representado con fotografías muy elegantes pero a su vez artísticas que seguro que a más de uno lo traslada a esos tiempos posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Movimientos: llegan los años 60 con todos esos movimientos relacionados con los jóvenes que quieren romper con la tradición representada a través de sus padres. Es la época del pop art, los mods o los hippies, todos ellos englobados por movimientos dinámicos y atractivos que girarían alrededor de los reconocidos Oriol Maspons y Leopoldo Pomés (hablamos de él en una entrada de La Bcn Que Me Gusta que podéis encontrar aquí) y, sobre todo, de esa gauche divine que se crearía alrededor de la calle Tusset de Barcelona.

- Escenificaciones y Ficciones: la fotografía es también capaz de llevarnos a lugares oníricos, mágicos e, incluso, a rincones más tétricos relacionados con nuestros miedos y pesadillas. En esta sección, pues, se relaciona la moda con esta nueva dimensión que sólo podemos conseguir mediante esta técnica. Es el momento de Manuel Outumuro, Eugenio Recuenco o Biel Capllonch.

- Identidad y Diferencia: una manera distinta de entender la fotografía, mucho más identificada con las personas y los pensamientos que hay tras ellas. Es el momento del retrato y de personajes como Adler & Fresneda, Daniel Riera, Txema Yeste o Maria Espeus.

- Paisajes: esa fotografía que nos vincula con lugares solitarios, con la naturaleza, la ciudad y los espacios sin humanizar.

Fotografías extraídas del Museu del Disseny de Barcelona

 

Destacar, por otro lado, que “Distinció” es también una exposición en parte accesible a todos y que permite, de este modo, que personas con algún tipo de dificultad puedan tocar, escuchar y leer las piezas e informaciones expuestas.

labcnquemegusta-fotografiamoda12

 

¿Los imperdibles?

Oriol Maspons y Leopoldo Pomés, los iniciadores de toda esa fotografía que vendría posteriormente con personajes como Manuel Outumuro (las fotografías que podréis encontrar en “Distinció” de este autor son realmente enigmáticas e interesantes) o Eugenio Recuenco (su Cenicienta, expuesta también en esta muestra, es una maravilla), son y han sido siempre mis favoritos, así que encontrarlos en esta exposición hace que se conviertan, para mí lógicamente, en piezas interesantes a tener en cuenta.

Sin embargo, cabe destacar que esta exposición también me ha ayudado a conocer nuevos nombres y abrir horizontes y es por ello que, en esta ocasión, os recomiendo también las piezas de Josep SalaCompal o Ramon Batlles, todas ellas realmente elegantes y sensuales.
Finalmente, antes de finalizar la entrada, destacar que al final de la muestra disponéis de ordenadores con pantallas táctiles para acabar de conocer los autores de esta exposición permanente.

labcnquemegusta-fotografiamoda18

 

¿Su localización?

Uno de los últimos edificios añadidos a la lista de iconos emblemáticos de Barcelona, obra del arquitecto Oriol Bohigas, que, repleto de escaleras mecánicas por todas partes y salvando los desniveles del terreno con su estructura, se convierte también en uno de los edificios más sostenibles de la ciudad.

 

Y, si os apetece… ¿qué tal también un paseo por las exposiciones permanentes del Museu del Disseny?

Cuatro plantas repletas de piezas que os permitirán conocer la evolución, no sólo del diseño como tal, sino también de todos esos objetos que forman parte de nuestras vidas, desde las artes decorativas de nuestras casas a las artes gráficas o textiles. Un recorrido que se inicia en el s.XIV aproximadamente y que finaliza en nuestros días.

Para más información:

www.museudeldisseny.cat

www.museudeldisseny.cat/ca/exposicio/distincio-un-segle-de-fotografia-de-moda

 

¡Ah! Y, si os apetece… ¡no olvidéis probar su cafetería!

Una lugar tranquilo en el que reposar y poner en orden las ideas y conceptos aprendidos en la exposición pero, sobre todo… ¡un rincón donde degustar las fantásticas delicias de la Pastisseria Sauleda!   :P

 

En definitiva y para concluir, sólo decir que cada vez estoy más segura de que Barcelona, con su sinfín de actividades culturales y de ocio para todos los gustos e intereses, se trata de una gran ciudad que se dirige hacia la misma dirección que las grandes capitales de la cultura como París o Londres. Una ciudad en la que no sólo hay grandes exposiciones sino en la que, además, se abren constantemente nuevos espacios artísticos y creativos en los que encontrar todas las disciplinas habidas y por haber.

¡Es sólo cuestión de irlos descubriendo poco a poco!   ;)  

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.