¡Un café con Ruta para Todos!

ruta para todos

 

La ciudad es un lugar que, teóricamente, debería ser disfrutada por todos y todas de manera igual y equiparada, ¿no? Entonces, ¿por qué todavía nos encontramos con tantos problemas de accesibilidad en ella? ¿Por qué el ocio de nuestra ciudad aún puede ser sólo disfrutado por unos pocos?

Esto es precisamente por lo que están trabajando las protagonistas de la entrada de hoy, por una ciudad más justa, accesible y amigable.

¿Cómo? Como indica su nombre, a través de Ruta para Todos, un nuevo proyecto del que, cuando lo conocí, quedé tan prendada, no sólo por la manera de llevarlo a cabo, sino sobre todo por todo lo que comporta y representa, que no me pude estar de hacer una entrada en La Bcn Que Me Gusta por tal de que todos vosotros y vosotras también lo conocieseis.

Un proyecto muy especial, que mira por dar un futuro mejor a todas esas personas que, desgraciadamente, no disfrutan de una ciudad adaptada a ellos pero que, además, pretende conseguir una Barcelona mejor, una Barcelona en la que todos y todas tengamos nuestro lugar y donde podamos compartir todo aquello que sabemos para que estas necesidades queden resueltas.

Para ello, dos mujeres emprendedoras y dos equipos se unieron para llevar a cabo algo en común que permitiese conseguir todo esto.

¿Sus nombres? Mavi y Jennifer

¿Sus empresas? Mammaproof (referente en Barcelona y Madrid en la certificación y difusión de lugares Family Welcome, es decir, adaptados al ocio en familia) y Lazzum (plataforma de actividades de ocio y turismo creativo e inclusivo)

¿Su proyecto? Ruta para Todos, la creación de una oferta de rutas accesibles para familias, aunque también aplicables a cualquier tipo de persona con algún tipo de dificultad física o psíquica, a partir de algo muy interesante, la co-creación.

¿Por qué co-creación? Tanto Mammaproof como Lazzum serán los encargados de acompañar a todos los participantes de un proceso de selección de distintas fases en la creación de dichas actividades accesibles. Un concurso en el que habrá 3 finalistas pero donde todos y todas, incluida la ciudad de Barcelona, saldremos ganando.

no-hay-barreras

 

Justo ahora, se encuentran en unos de los momentos más interesantes del proyecto, ese punto en el que se escogen las 12 rutas finalistas (todas ellas bien variadas, pues se han encontrado con un poco de todo entre las apuestas aportadas, desde arte urbano o redescubrimiento de oficios tradicionales a gastronomía o cine y, lo que es aún más interesante, aplicables a distintos barrios de la ciudad) a partir de las cuales y de unas intensas jornadas de formación, donde todas las partes implicadas aportarán su granito de arena, se escogerán las 3 rutas ganadoras que se empezarán a comercializar a partir de junio, momento en el que ya se encontrarán en la página web de Lazzum perfectamente completadas y puestas a la venta.

Así que, ante todo esto, no nos podíamos estar en La Bcn Que Me Gusta de conocer de primera mano este interesante proyecto y… ¿qué mejor forma de hacerlo que siendo ellas mismas las que nos cuenten todo lo que hay detrás de ello? Es por este motivo que, con mucha ilusión y ganas de hacerlo, nos decidimos en realizar un encuentro entre tres representantes de las partes implicadas en esta entrada: Jennifer (cofundadora de Lazzum), Anaïs (agente de comunicación de Mammaproof) y una servidora, Alba (gestora de La Bcn Que Me Gusta).

Una tarde en la que aprendimos muchísimo sobre de todo un poco y donde, lo que es más importante, disfrutamos de unas buenas vibraciones en el ambiente que no son más que fruto de la ilusión por la cual están pasando en estos momentos con este proyecto que ya empieza a dar resultados.  De hecho, imaginaros si dicho momento es ilusionante y motivador que, justo minutos antes de nuestro encuentro… ¡Jennifer acababa de realizar la última llamada confirmando a uno de los participantes que pasaba a la fase finalista!

labcnquemegusta-rutaparatodos01

 

¿El lugar de encuentro?

La librería – cafetería Laie, un rincón repleto de libros y suelos hidráulicos ideal para trabajar o charlar tranquilamente mientras degustamos alguna de sus exquisiteces o un buen té o café.

 

Dicho esto… mejor dejemos que sean Jennifer y Anaïs las que nos cuenten un poco más qué es Ruta para Todos, a partir de este encuentro de lo más distendido, en el que las preguntas rápidamente fueron sustituidas por una conversación de lo más amena y positiva, y que os he transcrito, tal cual tuvo lugar el pasado miércoles, en esta entrada.

¡Ah! Y… pequeño apunte… ¡Mamás, papás o todo aquel o aquella que tenga algún niño o niña en casa! Al final de la entrevista, podréis también encontrar alguna que otra recomendación para poder disfrutar con niños de todo lo que nos ofrece Barcelona!    ;)

ruta para todos2

 

Alba: ¿Cómo definiríais en una frase qué representa Ruta para Todos?

Anaïs: Ruta para Todos es un proyecto que busca potenciar el uso inclusivo en Barcelona y lo hace partiendo de la base de todas esas familias, de todas esas personas que la conforman, es decir, que se trata de un proyecto co-creado en el que pedimos a cada uno que nos proponga cuál es para él su visión de ocio inclusivo, a través de una ruta por Barcelona y como mecanismo para poner sobre la mesa esta necesidad de potenciarlo, de tener en cuenta necesidades en las que muchas veces no pensamos pero hacerlo siempre desde el punto de vista del ocio y del disfrute de nuestra ciudad.

Jennifer: Nos pasamos de la frase pero me gustaría añadir que hay una parte importante a tener también en cuenta y es que las iniciativas parten de las personas y todas ellas incluyen el pear to pear, es decir, que consideramos que, para que algo sea accesible, al final nadie mejor que uno mismo, de alguien que tenga la necesidad de compartirlo con el resto, para que sea efectivo. Y, en este caso, nada mejor que un papá o una mamá para saber qué se necesita cuando quieren jugar con sus hijos.

Esta necesidad entre iguales, ese pear to pear, es lo que promueve en este caso el proyecto, que se acabe convirtiendo en una propuesta del microemprendedor, de esas personas que puedan tener alguna iniciativa, alguna necesidad realizando una actividad pero que no tienen ni las infraestructuras ni la manera de cómo hacerlo, aparte de su actitud.

Anaïs: Sí, nosotros pensamos que uno de los criterios también es  la amabilidad, el calor humano que te encuentras.

Jennifer: El ser accesible parte de la actitud más que de la infraestructura, que es una en concreto y no se puede cambiar. De ahí que la actitud sea lo que hace que algo inaccesible se pueda convertir en accesible, que haya alternativas. Cómo acoges a esa persona e intentas cubrir sus necesidades al final hace que sientas que Barcelona es mucho más accesible de lo que es.

Alba: A veces da la sensación de que Barcelona no es muy accesible en el sentido que hay lugares, como la Catedral por ejemplo, que por su desnivel no cubre estas necesidades.

Jennifer: Pues Barcelona es una de las que más accesible es. De hecho, se encuentra entre las 10 ciudades más accesibles del mundo. Barcelona es verdad que tiene muchas carencias pero ya me gustaría a mí ver cómo se encuentran las otras si tenemos en cuenta este ránking… Pero sí que es verdad que en el centro se han hecho rutas y siempre existe alguna alternativa para realizarlas dado que, si no es esta calle, puede ser siempre la de al lado la que pueda servir de vía para llevarla a cabo. Simplemente hay que tenerlo en cuenta para incorporarlo en el recorrido.

Anaïs: El tema es poder fomentar esa sensibilidad y la percepción de que eso existe, que hay determinadas necesidades que son necesarias de tener en cuenta y que eso se puede hacer a través del ocio, a través de compartir con otras personas propuestas que conectan con una necesidad de un anfitrión concreto.

Alba: Al fin y al cabo, de dar a conocer que, finalmente, todo el mundo en cierta manera tiene el mismo problema, ¿no?

Jennifer: Claro, el tema de la accesibilidad no es algo exclusivo de algunos sino que todos en algún momento de nuestra vida vamos a tener que sufrirla, ya sea desde cuando eres pequeño y te llevan en carrito, es decir, que las familias ya tienen también ese problema, hasta cuando estás embarazada o, por algún motivo, tienes movilidad reducida. Todos en algún momento nos podemos romper una pierna, nadie está excluido de poder tener una limitación en un momento puntual, así como tampoco de vivir la vejez, por ejemplo. Así que, al final, lo que tenemos que hacer es partir del concepto de diseño universal. Esa actividad que tú haces en un inicio pensando en todas estas cuestiones, al final, cuando lo empiezas a llevar a cabo, lo que en realidad haces es normalizarlo. Es decir, que para que algo sea inclusivo tiene que partir de estas dos partes: de algo bajo diseño universal, es decir, que todo el mundo pueda participar; y, por otro lado, el pear to pear, el entre iguales que al final hace que se pueda aplicar esa parte de inclusión porque tienes la necesidad, la conoces y la compartes. Al final lo que supone es que cosas que haces habitualmente con tus hijos, las puedas compartir porque sabes que pueden ser útiles para gente que es tanto de fuera de Barcelona como de dentro. ¡Que muchas veces desconocemos también nuestra propia ciudad! Vivo en Barcelona y en ocasiones parezco una “guiri” total.

Alba: Sí, pasas cada día por los mismos sitios y lo haces ya sin tan siquiera fijarte.

Anaïs: Exacto, y aquí lo que queremos es que se promueva esta parte de tomar conciencia, el mindfulness, conciencia de dónde estás, de qué opciones tienes y de que a veces ese sitio por el que pasas todos los días se puede convertir en una ruta que, si la haces con otros ojos e incluso con otras personas, de repente tiene un potencial para enriquecerte realmente interesante.

Jennifer: Y, al final, esta parte se consigue saliendo a la calle. Lo que sí que nos hemos dado cuenta es de que hay dos tipos de actividades para disfrutar: actividades para niños o para adultos. Hay pocas actividades donde veas que los dos, participando, lo disfruten igual. Y sí que se pueden encontrar porque sí se han hecho algunas de esta tipología.

Alba: En algunos museos, por ejemplo.

Jennifer: Sí, pero en depende cuáles. Los museos se pueden hacer amigables, son tesoros a descubrir, pero tienes que saber enfocarlos para que realmente generes ese interés. Y hay museos que se lo están currando pero otros que no tanto.

Alba: Sí, existen muchos museos donde el taller consiste en que el niño pinte cuando el niño no viene a pintar, viene a aprender. Jugando, obviamente, ya que es un niño, pero no a pintar única y exclusivamente.

Jennifer: Exacto, y esto que pasa con los museos acaba pasando en actividades en las que lo que quieres es que se disfrute en familia, donde el niño salga contento pero el padre también y es algo que nos hemos dado cuenta de que muchas veces no ocurre, tras hacer un pequeño estudio de mercado, así como también visto que hay muchas actividades pero dentro de los espacios, no fuera en la ciudad. Hay pero en sitios dirigidos y cerrados, no con esa interacción con el entorno.

Anaïs: Exacto, acostumbra a ver talleres muy focalizados y nosotros lo que buscábamos era romper con esta estructura de una actividad en un espacio cerrado; de repente salir a descubrir varios lugares o, incluso, conectar distintos espacios con un entorno o una actividad..

Jennifer: E, incluso, lo que hemos buscado es que algo cerrado pueda acabar interactuando con el exterior, es decir, que en actividades como, por ejemplo, jugueterías, cuenta cuentos o talleres de cocina, que no sólo se vaya de puertas para dentro si no que en el cómo haces que tu proyecto salga de puertas para fuera, se interactúe también con el entorno y se haga que la gente participe. En este caso, por ejemplo, una de las rutas finalistas consiste en que personas especializadas en talleres de cocina los puedan realizar pero se plantee la actividad también con un ir al Mercado de Santa Caterina, donde se compran los ingredientes y se realiza también la parte saludable de alimentación.

Anaïs: Sí, una ruta donde se explica el Mercado, muy icónico en Barcelona y accesible también, se hace un poco de itinerario por el producto fresco del Mercado y luego ya se pasa al taller. Ya has interaccionado con el entorno, a pesar de que hagas un taller dentro de tu espacio. En definitiva, lo sacas a la calle.

 

_  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _

Tal y como hemos comentado al inicio de la entrada, justo el día anterior al de la entrevista, en Ruta para Todos se dio una de las fases más importantes del proceso y toda esa ilusión es la que pude percibir en el ambiente y en cada una de las palabras que pronunciaban.

¡Veamos qué nos contaron Jennifer y Anaïs!   ;)

_  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _

 

Jennifer: ¡Justo ayer decidimos las 12 rutas finalistas! Finalizamos la segunda fase tras cambiar el calendario para recuperar esas dos semanas inactivas de Semana Santa. Así que estamos muy contentos, dado que la candidatura ha tenido una acogida muy positiva, no sólo en número sino también en calidad de propuestas. Lo que todo el rato nos preguntábamos es… ¿Por qué no podemos escoger las 20? Ha sido complicado pero ojalá tengamos que pasar siempre por esa complicación.

Así que hemos intentado justificar los motivos sobre el porqué no las hemos escogido, es decir, que las rutas escogidas lo han sido porque están muy vinculadas con el arte y la cultura de una manera realmente interesante y en otras, en cambio, se ha priorizado el hecho de jugar, una propuesta muy vinculada a Escola Viva y a todas estas alternativas a la hora de educar. Al final, teníamos propuestas muy elaboradas pero también considerábamos importante destacar el concepto de jugar entre el niño y el padre y aprender el significado del disfrute.

Anaïs: También hemos tenido en cuenta que Barcelona salga reflejada como marco de juego, como espacio de juego. No era tanto escoger las perfectas, que también, sino que también se cubriese un poco de variedad entre las escogidas con, por ejemplo, distintos barrios, no sólo el centro de Barcelona (Guinardó, Horta, Poblenou, Barceloneta, Sants, Centro…). Aparte, no se trata de rutas totalmente cerradas ya que pensamos que algo que puede enriquecer el proyecto es la parte de co-crear. Desde el principio, este proyecto ha nacido como algo entre personas y para personas, este concepto pear to pear que comentaba Jennifer, y está pensado que haya una fase de co-creación en la que reuniremos a los 12 anfitriones (viernes y sábado que viene) y juntos les ayudaremos a que estas rutas tengan en cuenta cómo hacer las necesidades más universales, cómo incluir propuestas  o pequeños ajustes a sus rutas que permitan llegar a los objetivos marcados.

Alba: Imagino que muchas son rutas que al menos ya han hecho el gesto de crearse y que es una pena de que se pierdan y estaría bien darles una segunda oportunidad.

Jennifer: Exacto, y además hay una parte, que no sabemos si se hará de manera implícita o explícita, pero en la que pretendemos hacer ver que no es que no hayan ganado, porque no se encuentran entre los 12 finalistas, sino que el proyecto ha nacido con una intención, hacer una Barcelona más amigable e inclusiva y porque creemos en ello, así que siendo tan interesantes como son todas las propuestas que nos han llegado, esto no se puede quedar ahí.

Alba: Ha sido una semilla para ahora saltar más allá.

Jennifer: Habrán 3 ganadores, habrán 12 finalistas, pero luego se mirará la posibilidad de cómo crear sinergias entre ellos, con nosotros… de qué manera todo esto, finalmente, dado que la intención del proyecto es mucho más que un simple concurso, tengan continuidad. La primera parte de Ruta para Todos es el concurso y así nace, pero luego hay que mirar cómo se le da continuidad hasta una segunda edición, algo que aún tenemos que terminar de hablar pero que tenemos muy presente.

Alba: ¿Tenéis ya pensado cuándo será la segunda edición?

Anaïs: Aún no lo sabemos, pero la idea es ver primero qué tal se asimila lo que hemos hecho, qué expectativas teníamos de salida y ver cuántas propuestas nos han llegado. Hemos detectado que realmente hay sensibilidad por estas necesidades y realmente nos han llegado cosas de lo más interesantes. Como ha dicho Jennifer, ha sido una pena descartar pero, por otro lado, nos pone de manifiesto que hay mucho trabajo por hacer y que la gente tiene ganas de hacerlo y que, por tanto, no va a quedar en saco roto.

Jennifer: Las propuestas, de una manera u otra que aún hay que determinar, no quedarán en la nada. Si al final todo se suma y vemos que todo ello hace una ciudad más inclusiva, hay que continuar para adelante. Estamos muy contentas con el proyecto y, a pesar de que no sabes al principio qué puede o no pasar, estamos muy satisfechas con los resultados que estamos justo ahora recogiendo.

Anaïs: ¡Leíamos las propuestas y casi las descartábamos entre lágrimas de lo interesantes que eran!

Alba: ¿Qué criterios habéis seguido para escocer las rutas?

Jennifer: Primero, que la idea fuese viable (una salida en patines, que de estas ha habido también, pocas pero alguna ha habido, no estaría incluida, por ejemplo) por el tipo de actividad y por la disponibilidad del emprendedor. En segundo lugar, lo que hemos intentado también es promover la figura del que quiere realmente emprender y que necesita soporte. Hemos priorizado eso a empresas que, a lo mejor, ya están funcionando, ya han podido ofrecer su propuesta y lo único que podemos hacer es darles visibilidad. Que también estaría muy bien y que quizá sería otro concurso a plantearse pero la intención aquí era acompañar al emprendedor a que realmente pudiese hacer su propia actividad, además de la visibilidad. Que haya también continuidad sería otro criterio a tener en cuenta dentro de la selección, así como también que forme parte del emprendedor que ha querido iniciar la actividad. Finalmente, que sea recurrente en el tiempo y que pueda ir creciendo incluso, es decir, que empiece con nosotros como una pequeña actividad y, al final, si le va bien, que consiga hacer un proyecto más grande con entidad propia. Este proyecto tiene una parte de impulso y otra de dar fuerza al microemprendedor.

Aparte, las rutas tenían que englobarse dentro de distintas categorías, tales como el conocimiento del entorno, rutas de Barcelona desde una perspectiva más sensorial y la de promover hábitos saludables.

Anaïs: Dentro de estas categorías, a la hora de elegir, se ha intentado equilibrar un poco, elegir rutas que cubran las tres categorías y los distintos barrios de Barcelona, espacios que vayan más allá de los espacios típicos, que también habrá.

Hay rutas que pueden estar entre varias categorías y que, en función de dónde se encuentra la carga conceptual de la ruta, las hemos clasificado en una u otra.

Alba: ¿Por qué Ruta y no Rutas? ¿Tiene algún porqué el nombre del proyecto?

Anaïs: La idea es también darle entidad al proyecto, un proyecto que este año va a tener tres rutas pero que el año que viene puede tener más. De ahí que también se optase por hacerlo en singular y no en plural.

Alba: ¿Qué motivación primordial hay detrás de este interesante proyecto?

Jennifer: Hacer una Barcelona más inclusiva y que la pueda disfrutar todo el mundo

Alba: ¿Cuántas personas estáis detrás de Ruta para Todos? 

Anaïs: Ruta para Todos en realidad son dos proyectos con cada uno su propia identidad, actividad y equipos. Mammaproof aporta la idea de ocio en familia, un proyecto que durante 5 años, de la mano de Mavi quien, como madre, lo lleva adelante detectando las necesidades de la familia.

mamaproof

Anaïs: En realidad, Mammaproof lo que ha hecho es detectar esas personas que dicen soy mamá y voy a sitios donde no me encuentro cómoda y, en cambio, a otros que sí y que me gustaría poder decir qué cumple los requisitos para ir en familia y qué no. Así que Mammaproof empezó como un blog donde se daban a conocer con sus contenidos estos lugares. Más tarde, se creo un sello propio para identificar espacios y lugares bajo este concepto de amigable o accesible para familias.

Jennifer: Por otro lado, Lazzum, sí que es un proyecto que combina ocio y turismo y donde promovemos ya esa idea de microemprendedor en diferentes ámbitos, teniendo en cuenta que sea inclusivo y esas necesidades especiales, todo lo que hemos explicado que queremos hacer con Ruta para Todos pero a un nivel mucho más amplio. Identificamos qué necesidades especiales pueden haber en la ciudad, no sólo en personas con problemas físicos o psíquicos, sino que las familias también eran uno. Nos conocimos con Mavi y vimos que, si nosotros trabajamos una cosa y ellos esa comunidad de familias y consideramos todos que hay una necesidad a poder cubrir, juntamos esto con esto y sale Ruta para Todos.

lazzum

 

Alba: ¿Qué os movió a llevarlo adelante? ¿Cómo surgió todo? ¿Cómo os conocisteis? 

Anaïs: Fue como una alineación interplanetaria con un proyecto realmente bonito y con otro de los agentes que forma parte de él, Font Vella, lugar donde se conocieron, en el concurso para emprendedoras sociales Eres Impulso de Font Vella donde, de hecho, quedaron ambas entre las 10 finalistas (Mammaproof fue una de las ganadoras), cada una con su propio proyecto. Todo ello tuvo también una gran importancia en ese momento en el que surgió esta sinergia entre el ocio inclusivo y la comunidad de familias. Presentaron esta sinergia a Font Vella, dado que surgía de dos emprendedoras que veían la necesidad de un proyecto sinérgico, y Font Vella en seguida se sumó al carro.

font vella

Alba: ¿Cómo se vincula Font Vella en todo este proyecto pues?

Jennifer: Es el partner del proyecto, los que económicamente han sustentado una parte del proyecto y los que nos han dado ese impulso. En la parte de formación, son los que tienen también la función de transmitir todo aquello relacionado con los hábitos saludables. Al final es un proyecto que también los promueve y Font Vella va muy ligada a ello en esta línea.

Alba: Por eso también se encuentran en el jurado como elemento externo.

Jennifer: Sí, exacto, con Belén, una referente del emprendimiento social a nivel mundial.

Alba: ¿Vuestro bagaje personal? ¿Qué proyectos teníais entre manos anteriormente? ¿Os dedicáis en exclusiva actualmente a Ruta para Todos? ¿Y a Mammaproof y Lazzum?

Anaïs: En nuestro caso, sí hay una dedicación exclusiva al proyecto de Mammaproof. La idea de los contenidos de Mammaproof se crea a partir de las colaboradoras o gabardinas amarillas que les llamamos, madres que generan contenidos para la plataforma de Mammaproof pero que muchas veces tienen sus propios trabajos y vidas paralelas. Es decir, que sí que hay una estructura de equipo que se dedica en exclusiva al proyecto pero después se trabaja con agentes externos los cuales, muchos de ellos, tienen sus propios trabajos.

Mammaproof es más que un blog, es una plataforma que se encarga de, aparte de generar estos contenidos, certificar aquellos lugares que cumplen los requisitos que comentábamos. Mammaproof tiene un sello de lugar Family Welcome para espacios y otro para productos, el sello Approved by Mammaproof. Hay unos criterios por los cuales se considera que un producto o un espacio es merecedor de estos sellos y, si se cumplen, Mammaproof los certifica, da difusión en la plataforma (también hemos publicado una guía a nivel de Catalunya) con sus contenidos y los acerca a las familias.

Es una empresa, no es un blog, aunque empezase siéndolo. La demanda ha sido muy grande, la comunidad es realmente fiel y lo ha acogido rápidamente, responden muy bien a los contenidos y Mammaproof se ha posicionado como un intermediario, “yo certifico, de todas las propuestas que se acercan a Mammaproof, aquellas que realmente se aproximan a los requisitos y los acerco a la comunidad”. Ha habido una exigencia tan grande con esos criterios, mérito de Mavi y de todo su equipo, que hay mucha credibilidad del sello de Mammaproof. Realmente las familias identifican que, cuando Mammaproof dice que este lugar es Family Welcomem es porque realmente lo es, “puedo tener la tranquilidad de ir porque me voy a encontrar con una serie de características que me van a hacer sentir bien”.

Processed with VSCOcam with c2 preset

 

Alba: ¿De dónde sale la gabardina amarilla?  

Anaïs: Serían estas colaboradoras que se ponen un poco la gabardina de reportera para ir a descubrir esos lugares y realmente a ver si es un espacio o no para familias. ¿Y lo del amarillo? Lo del amarillo es realmente algo muy intrínseco, desde que nació que se apostó por el color amarillo y todo es amarillo en Mammaproof. Las gabardinas son amarillas, los sellos del equipo son amarillos, los encuentros son amarillos…

Jennifer: No lo podemos explicar porque no somos Mavi pero, si tuviésemos que sacar una conclusión, creo que se trata de un color neutro, no es ni azul ni rosa, ni del niño ni de la niña, ni de adulto ni de niño… un color muy enérgico e identificable. ¡Las mamás tienen como un radar para detectar sellos!

Alba: Sí, algo parecido al Sr. Perro que también está llevando a cabo algo parecido pero con perros para identificar que un lugar es dog friendly.

Jennifer: Si habéis hecho el Camino de Santiago, las flechas son amarillas y es lo que siempre vas buscando para no perderte. Me ha venido un poco esta idea a la cabeza como símil.

Anaïs: Sí, exacto.

Alba: ¿Cuántos locales tienen ya el distintivo amarillo en Barcelona?

Anaïs: Es algo difícil de saber, dado que cada año se emiten sellos nuevos pero también hay muchos otros lugares que mantienen el sello de años anteriores. Aún así, podríamos decir que más de 150 lugares, aproximadamente, son Family Welcome en Barcelona actualmente.

Alba: ¿Y dónde nace Mammaproof? ¿En Madrid o Barcelona?

Anaïs: En Barcelona y luego ya se extendió a Madrid. La idea es consolidar y poco a poco ir creciendo, tanto a nivel nacional como internacional, aunque la idea es que coja consistencia antes.

Alba: Y, en tu caso, Lazzum sí que es un proyecto propio, ¿no?

Jennifer: Sí, no sólo mío, somos tres socios que dejamos nuestros respectivos trabajos y hace un año y medio que nos dedicamos en exclusiva a ello. Hemos tenido distintos reconocimientos, como ser finalistas del Premio Programa del Ajuntament de Barcelona en proyecto social y hemos ido también avanzando.

Llevamos poquito en ello, dado que la web justo se estrenó en febrero, pero estamos muy contentos y con una apuesta del equipo que es total. Somos tres pero en poquito tiempo se va a incorporar un cuarto como asesor financiero y somos un total de 5 ó 6 personas en el equipo dedicados al proyecto.

Alba: ¿Ruta para Todos sería un proyecto más de los que tenéis o iría aparte? He visto que tenéis muchas rutas variadas.

Jennifer: Sí, Ruta para Todos es para nosotros como Lazzum en pequeñito. Me explico, al final, todo el proceso que se llevará a cabo en Ruta para Todos es lo mismo que hacemos en Lazzum: captación de anfitriones, compartir y co-crear conjuntamente las rutas para después poder comercializarlas.

Al final, es la misma dinámica que en Ruta para Todos sólo que, en este nuevo proyecto, lo encontramos muy enfocado a un público muy concreto, el de las familias. En tres meses, nos ha servido para vivir todo el proceso en pequeñito. Anaïs una vez lo identificó, y ya se me quedó, como un proyecto locomotora, es decir, en pequeño porque está muy acotado en el tiempo y en un target en concreto pero, en el fondo, es lo que hacemos en Lazzum ya que, sobre todo, lo que promovemos es la figura del microemprendedor, algo que queremos defender mucho ya que, en esta sociedad, eres emprendedor / empresario o no puedes llevar a cabo tu proyecto. Y ser emprendedor / empresario es muy complicado, se necesita mucha estructura, mucha inversión de tiempo y no todo el mundo que quiere ser emprendedor tiene que ser empresario pero precisa esa estructura. Así que, nosotros nos encontrábamos con la situación de personas apasionadas con la historia y que quieren hacer rutas pero que no quieren montarse una empresa. Ser autónomo ya es ser una empresa pero no sólo eso, sino que implica encargarse de la ruta, de la publicidad, de la parte financiera, de buscar los canales, de la plataforma para comercializarla… al final no llego a todo ni tengo inversión. Lazzum, pues, acompaña y crea propuestas de ocio inclusivo y a esos emprendedores les da la estructura para que puedan centrarse en lo que les apasiona hacer, así como también en la parte legal: si no son autónomos, se les contrata; de esa parte de seguros, estructura o burocracia se encarga de ella Lazzum. Ellos sólo se tienen que dedicar a emprender lo que les gusta sin preocuparse por el resto.

lazzum2

Alba: Pero Ruta para Todos, ¿sería pues un producto dentro de Lazzum? 

Jennifer: Las rutas que salgan de aquí se comercializarán en Lazzum con el sello de MammaproofLas rutas ganadoras pasarán por un proceso de formación y un proceso de testeo in situ (se organizará un día para llevar a cabo con personas la ruta real).

Anaïs: Un poco será la prueba piloto, donde los participantes podrán ver qué es necesario cambiar y reajustar de manera co-creada, una manera de que los participantes, que podrían ser personas que fácilmente usarían un producto de este tipo, puedan opinar y decir lo que les ha faltado. El proceso de co-creación incluye a los participantes y, cuando todo esté correcto, se le pondrá el sello de Mammaproof , como un producto validado por Mammaproof, y se comercializará a través de Lazzum. Al final, cada uno ha hecho una aportación. Ellos el sello e identificar y nosotros acompañar y ayudar a comercializar. Cada uno ha aportado lo mejor de cada casa.

Alba: ¿Una palabra que os defina a cada una, además de ser mujeres emprendedoras? ¿Y a las dos conjuntamente? ¿Cuál es ese punto de unión entre ambas en una sola palabra o frase?

Anaïs: Casi en conjunto mejor y a ver si lo consolidamos en una. Convencimiento muy fuerte entre ambas de que la ciudad puede ser un lugar mejor, con parte de más justo y más universal. No lo sabría decir en una palabra.

Jennifer: Sí, y quizá también que entendemos el ocio como un derecho. Soy educadora social y lo que he vivido con personas con algún tipo de problema intelectual y lo que acabas consiguiendo en el ámbito del ocio muchas veces no lo consigues dentro de un aula, a nivel de poder trabajar habilidades personales, de relación, de autoestima… cosas que no se conseguían dentro del aula en espacios de ocio es una manera natural de poder desarrollarlos. Todos nos sentimos desarrollados cuando podemos disfrutar de nuestro espacio de ocio e imagínate que no pudieses ser dueño de poder o no ir al cine por el simple hecho de que no está adaptado para ello. Si no hay oferta, no se puede disfrutar del ocio. Y de ahí, precisamente, en el caso de Lazzum, que neciésemos al ver que no todo el mundo podía disfrutar de su ocio.

En alguna presentación, hemos puesto dos diapositivas. En una, se puede ver cómo el concepto de ocio se concibe como algo bueno que da felicidad y otra en la que, contrariamente, se relaciona con la tristeza. ¿Cómo puede ser que un mismo concepto se conciba de dos maneras tan distintas en grupos diferentes de personas? La conclusión que extraes es que eso no es lo que genera el ocio sino la falta de poder acceder a él y que alguien elija por ti qué puedes o no puedes hacer es lo que genera esa infelicidad a personas que disponen de tiempo e, incluso, de recursos económicos con su paga pero que, sin embargo, no pueden disfrutar del ocio porque no hay nada a lo que puedan acceder y, cuando pueden, resulta que está tan cerrado que a lo mejor no se corresponde a lo que realmente quieren. Me adapto a lo que hay.

Anaïs: Lo que es bonito que hay en los dos proyectos es que hay una base de reivindicar querer hacer las cosas de otra forma, pero en los dos casos es desde un lado muy positivo de la vida. ¿Por qué no disfrutar del ocio? Este proyecto funciona como mecanismo para poner sobre la mesa que hay una serie de necesidades que no se están cubriendo. Disfrutemos de la ciudad, de los espacios y, en el caso de Mammaproof, pasémonoslo bien en familia..

Jennifer: Y, por otro lado, poner en valor las capacidades y posibilidades de las personas. Siempre nos quejamos mucho de las limitaciones y, en este caso, es también importante ver que, con su conocimiento profesional y el hecho de poder ser padre o madre, son personas que tienen también un añadido que se puede compartir con otras personas. En otros ejemplos, encontramos casos en los que una persona que va en silla de ruedas diseña una ruta por Barcelona. ¿Quién mejor que esta persona, que se mueve cada día por Barcelona, para hacer la ruta? Y aquí no es una limitación, sino una capacidad para enseñar. Nacemos un poco para alzar las necesidades especiales pero también para poner en valor todo aquello que tienen. Todas las personas tenemos algo que aportar y alguien de la que estaría dispuesto a aprender.

Ella son las única que detectan esas necesidades que no están cubiertas o que se intentan cubrir de una manera que al final no da buenos resultados. Las personas con las que he tenido conversaciones más enriquecedoras son esas que tienen algún tipo de discapacidad porque tienen una perspectiva distinta de su entorno a la nuestra, con valores muy concretos y, si todos tuviésemos ese contacto con personas con estos valores distintos a los nuestros, viviríamos también de manera diferente.

Y lo estamos consiguiendo, tenemos en Lazzum a una chica que es ciega y que está haciendo un taller de fotografía.

Alba: ¿Cómo lo hace?

Ella, Carme, era fotógrafa pero tuvo un accidente, perdió un ojo y se quedó con un procentaje muy pequeño de campo visual en el otro. Aún así, después de 4 años sin tocar la cámara, como ella dice, le quitó el polvo y volvió a ello. El arte parte de la diversidad, así como también la creatividad. De ese modo, encontramos una fotógrafa con una percepción de su entorno diferente a que si tuviese dos ojos. Ella siempre dice que tenemos un campo tan grande con dos ojos que no podemos focalizar y ver lo que ella ve. En este caso, lo ha vivido como un valor añadido y tiene sus propias técnicas para ver cómo se puede trabajar. Una persona realmente con mucha energía y que ya expone por todo el mundo. Si haces un taller con ella, no ves una limitación sino una capacidad extraordinaria.

Así que sólo hay que poner en valor todo esto. No es complicado darle la vuelta porque ya está, sólo es verlo y hacerlo, no tanto con campañas de sensibilización sino haciendo cosas en las que estas personas, por sí mismas, van llevando a cabo sus proyectos y cambios de chip.

Alba: Realmente admirable. Cambiando de tema… Algunos conceptos… Los de Family Welcome y ocio inclusivo ya salieron… ¿Qué es el ocio responsable y cómo lo encontramos dentro de Ruta para Todos?

Jennifer: Para Lazzum, no diríamos ocio responsable e inclusivo,sino que si tuviésemos que usar una única palabra sería ocio responsable pues no contemplamos que sea responsable y no sea inclusivo.

Anaïs: Responsable engloba más que inclusivo.

Alba: En cierta manera, como el turismo responsable, ese turismo donde no hay mediadores y el dinero, en vez de dirigirse hacia una gran multinacional, realmente se localiza en quien da el servicio, el local.

Jennifer: Sí, exactamente. Nosotros consideramos ocio responsable esa parte de desarrollo local, dar soporte a personas con esa parte local, que han compartido sus conocimientos y pasiones con otras personas. Considerando el caso de Barcelona, por ejemplo, no hacemos grupos de 30 ó 40 personas, nuestro límites está en 15, aunque económicamente no luzca tanto como con grupos amplios. Las rutas quizá son algo más caras que si fuesen grupos de 40 pero, para evitar la falta de calidad de la experiencia, siendo enriquecedora con esa inmersión total con la ciudad o el lugar que estás visitando, es lo que creemos más óptimo. Máximo 15 para dar calidad a las personas que participan y para dar calidad también al entorno en el cual tiene lugar la actividad. Tiene que haber una convivencia y equilibrio que, obviamente, aunque tú lo hagas, si hay otros grupos que no lo hacen, es verdad que es complicado, pero sí consideramos que tiene que haber por nuestra parte esa responsabilidad, integrarnos en el entorno sin ser una molestia, incluirnos en él.

Para nosotros, pues, es también responsable realizar estos grupos que hagan que haya convivencia con el entorno, para nosotros es responsable también promover barrios o espacios que no sean turísticos para descentralizar el centro y promover también esa economía local, para que puedan tener ese impulso y avanzar promoviendo esa parte también local en ellas. Economía local y economía social que suponen que estemos promoviendo un proyecto de impacto social positivo, donde todo lo que generemos, todos los pasos que hagamos, sean pensando en este impacto social.

Alba: ¿Cuántas rutas os han llegado aproximadamente? ¿Algo en común en todas ellas? ¿Qué tipologías (deporte, cultura…)? ¿Cuál es el perfil de sus creadores? ¿Lo consideráis parecido al vuestro?

Jennifer: Nos han llegado 65 rutas y de ellas, 56 con proceso finalizado, es decir, que han llegado al segundo paso, aquellas que no se acabaron de finalizar dado que, al tratarse de un proyecto complejo (aplicar en ellas qué significa co-crear, ser emprendedor…), sus organizadores carecían de ciertas informaciones para poderlo hacer pero que, finalmente, han llegado a la segunda fase.

Anaïs: Antes sólo identificaban un lugar. De las 56 completas (con una propuesta de ruta, detalles de cómo sería, disponibilidad, sobre su perfil… hacía falta bastante información para poder valorar el conjunto de la ruta), la verdad es que hemos escogido 12 pero podríamos haber escogido 50, al ser todas ellas de mucha calidad y relacionadas con las vivencias de las personas que las proponían, con las necesidad que habían tenido sus hijos y que ellos han sabido poner en valor a partir de una actividad o idea de ruta que podrán llevar a cabo también otras familias. Propuestas muy de corazón, muy sinceras.

Alba: ¿Elemento en común entre ellas y que las une podría ser ese?

Anaïs: Claro, porque hay perfiles distintos, desde mamás en una fase de su vida que quieren hacer algo con un sentido social o pequeños emprendedores que están arrancando con un proyecto y que, de repente, la ruta les permite dar ese impulso y generar un contenido a través de esta actividad, hasta apasionados del arte que encuentran una ruta que conecta con los espacios artísticos de la ciudad… gente muy distinta.

Jennifer: ¡Tenemos hasta un apasionado de playmobil! ¡Es uno de los finalistas y poder llamarlo para dar una buena noticia es impresionante!

Lo que sí hemos notado mucho es el porcentaje de hombres y mujeres. De las 56 propuestas, 8 son hombres y el resto son mujeres. 2 hombres seleccionados, pues hemos intentado que, de forma proporcional, hubiese también representación masculina que, además, son muy potentes y están realmente contentos de poder llevarlo a cabo.

Anaïs: Lo que sí es en común, a pesar de ser gente muy distinta, con perfiles y necesidades muy diferentes, es esta parte de ilusión por compartir un espacio o algo que tiene significado para ellos.

Jennifer: Y de sumar a que Barcelona sea mejor. A veces es muy fácil la queja sobre si algo es inclusivo o no y tanto nos quejamos que no hacemos nada. Y esta es un poco la oportunidad de ver que hay algo que me gustaría hacer para que fuese diferente y que se me da la oportunidad de poder participar para que sea diferente.

Alba: Es que la ciudad somos todos.

Jennifer: Sí, la ciudad somos nosotros. Pobrecita porque Barcelona parece espectacular y la maltratamos nosotros a ella, no ella a nosotros.

En este caso, hay que tener en cuenta que no sólo son padres y madres. Sí que es verdad que el porcentaje mayor era quizá de un 70% de las participantes padres y madres y el 30% no, pero hay que tener en cuenta que sí son personas vinculadas con el ámbito de la educación, el trabajo en familia… siendo psicólogos o trabajadores sociales. Personas que ya están llevando a cabo alguna actividad social o que muchas veces trabajan con niños o personas con algún tipo de necesidad especial pero que lo hacen en algún centro, no como algo propio.

Como profesional que procedo del ámbito social, te das cuenta de lo difícil que es, por su remuneración y por el hecho de que emprender algo en este mundo tenga que estar siempre vinculado a algo sin ánimo de lucro y es importante también dar esa oportunidad a un tipo de perfil de profesional social que también quiere hacer su propio proyecto y aportar algo con su valor añadido y que, de otra manera, no podrían.

Alba: ¿Tenéis pensado comercializar las ruta en instituciones también?

Jennifer: Por ahora, saldrán en Lazzum, por la plataforma, aunque también está la parte que estamos promoviendo de llegar por distintos canales a un lugar donde la actividad o ruta pueda interesar y cubrir esas necesidades. Canales que tenemos que abrir y que hay que trabajar pues, a parte de salir en la web, Lazzum tendrá que hacer un trabajo de intentar colocar estas rutas más allá de la plataforma. Ahora estamos haciendo actividades en centros culturales, por ejemplo, con otro de los productos que ofrecemos en Lazzum. La plataforma es el escaparate pero ahí no es donde se va a mover ya que aún tiene que crecer, hay muchas acciones alrededor que son las que hacen que realmente se consiga comercializar una ruta determinada. De hecho, estamos constituidos como una agencia de viajes para poder crear, incluso, paquetes con estas actividades y comercializarlas desde un punto de vista distinto.

Alba: ¿Y tenéis pensado llegar también al turista?

Jennifer: Sí, de hecho, es una de las cosas que también se contemplaban a partir de los perfiles. Algunos de ellos hablan inglés, alemán, italiano, francés… y esto también estará bien para poder promoverlas dentro de un público diferente.

Anaïs: Hay la opción de ofrecerla a mucha más gente.

Alba: Exacto, e incluso a familias de aquí que también quieren practicar el inglés o cualquier otro idioma con los niños. ¿Se precisan infraestructuras o se pretende que la gente aporte su ruta a partir de los recursos que nos da la ciudad? En el caso que se necesite, ¿os encargáis vosotros de ello?

Jennifer: No, nosotros podemos acompañar pero el responsable en este caso de la ruta es él. Tenemos rutas que, por ejemplo, son replicables, que esto nos ha parecido también muy interesante, es decir, que existen rutas o actividades que se pueden llevar a cabo en un barrio concreto pero que, si se estudia, también se pueden realizar en otro lugar. En el caso de requerir un local, ya sólo sería cuestión de poder hablarlo. Nosotros podemos ayudar a identificar, aunque el emprendedor será quien haga su ruta y él es propietario de ella, dado que al final el propietario no es ni Lazzum, ni Mammaproof ni Ruta para Todos, sino su creador.

Anaïs: Nosotros le ayudamos a co-crear, a llevarla a cabo o con el know-how sobre cómo tiene que ser la ruta en cuestión pero el resto lo hace él.

Jennifer: Sí, aunque sí que los acompañaremos en el proceso pero de forma natural. No es que vayan a hacer una ruta sino que, algo que hay que tener en cuenta, ellos y cualquiera que quiera emprender bajo este concepto de co-creación, es que no es una actividad que están haciendo para Lazzum o Ruta para Todos o para Mammaproof, sino una actividad suya, que va a ser de ellos y que no hay una exclusividad tampoco para que tenga que ser a través de Lazzum. Que si ellos van avanzando y consideran que cierto cambio es importante, se tendrá que acabar de valorar, pero al final ellos son los creadores, son sus actividades y son sus rutas y nosotros les podemos acompañar pero es su proyecto.

Alba: ¿Conocéis actividades parecidas en el extranjero o en otros lugares de España?

Jennifer: Que conozcamos, no hay ningún caso similar.

Alba: Teóricamente… ¡sois pioneros pues!

Anaïs: No se ha hecho un research profundo sobre ello pero ideas parecidas que sepamos no. Del concepto de ruta para niños, rutas para familias, sí que hay pero el hecho de co-crear y de ir más allá, de poder acompañar al microemprendedor y dar forma a su proyecto, crear su estructura, tal y como está diseñado el proyecto, que nosotros sepamos no hay.

Alba: Aparte de que son rutas para familias que se pueden aplicar a otros colectivos y aún lo hace más interesante y único.

 

_  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _

 

Barcelona y las familias… Algunas de las preguntas tuvimos la suerte de que fuese la misma Mavi, la creadora de Mammaproof en persona, la que nos las respondió. ¡Madre de Leo, emprendedora y gran amante de Barcelona! Así que, si tenéis hijos o algún niño o niña en la familia… ¡ya sabéis! ¡Podéis coger alguna idea!   ;)

1) Barcelona y niños… ¿cuál es vuestro lugar favorito para ir con vuestros hijos? ¿Por qué? ¿Algún restaurante o lugar especial para ir con ellos? ¿Qué recomendáis a los lectores de La Bcn Que Me Gusta?

Recomendamos que compongan su ruta según temporada y/o apetencias curioseando en la web de Mammaproof Barcelona y recibiendo nuestros planes en su mail los jueves gracias a nuestra querida Agenda Amarilla  :)

Yo, personalmente, soy muy fan del Poblenou y de Montjuic. Mar y montaña, según apetezca.

2) Imagino que, si apostáis por un proyecto así, es que tenéis claro que podemos compaginar turismo, ocio o actividades culturales con niños. ¿Pros y contras de ello? ¿Qué os aporta? Y, lo más importante, ¿qué aporta a vuestros hijos?

Lo tenemos muy claro. No sólo nos aporta a nosotras y a nuestros hijos, estamos convencidas que, descubriendo la ciudad, es cómo educamos a los futuros ciudadanos y les inculcamos el civismo. Una ciudad sin niños sería muy triste ¿no te parece?

 

_  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _  -  _

 

Dicho esto… ¡continuemos con la última parte de nuestra entrevista!   ;)

Alba: ¿Algo que defina cómo os sentís en estos momentos con este proyecto?

Jennifer: Muy satisfecha y motivada con el proyecto. Al principio, cuando empiezas con el proyecto es todo motivación pero lo que cuesta a veces es mantenerla. Tienes muchas expectativas, a veces no sabes si son mayores o menores. Para nosotros, primero, era algo diferente, el hecho de trabajar dos proyectos conjuntamente era algo que no habíamos hecho aún, es decir, que hemos aprendido a formar equipo y conservar esas expectativas. Así que el hecho de poder conseguir todo ello y haber mantenido esa motivación es lo que ha hecho que tengamos una convicción aún más fuerte.

Anaïs: Aparte de que nos pillas justo que ayer hicimos la revisión de las candidaturas y selección y ha sido como que hemos conseguido lo que nos proponíamos, dar voz a esas personas y necesidades.

Alba: Imagino que es como un sueño que inicias, que no sabes dónde te lleva pero que, cuando obtienes resultados debe de ser fantástica la sensación. En cierta manera, nos encontramos en un momento muy parecido, en mi caso con el libro que conjuntamente hemos llevado a cabo Los Cazadores de Hermes, algo que inicias y no sabes cómo irá pero que luego ves que, poco a poco, va teniendo resultados positivos e ilusionantes.

Anaïs: Justo ahora estamos en un momento fantástico, en el que ves que tienes más de 50 candidaturas interesantísimas, que te quedas con 12 y es muy ilusionante. Y luego ya llamarles y decírselo ya sí que es maravilloso.

finalistas

 

Jennifer: No se va a quedar en eso y hay que mirar de qué manera podemos continuar, poniendo en valor las no seleccionadas porque no tendría sentido que se perdiesen por el simple hecho de no ser las 12 finalistas. Para eso hemos nacido, en eso estamos y con ilusión.

Alba: Muchísimas gracias por este enriquecedor momento. El sentimiento que estáis experimentando en la página web, obviamente, no lo ves, así que ha sido realmente interesante poder reunirnos y hablarlo en persona. Interesante, por lo que me habéis hecho llegar y que espero que con esta entrada también transmitáis a los lectores de La Bcn Que Me Gusta, y por cómo lo habéis montado, el concepto que hay detrás y que va mucho más allá de la gran multitud de rutas que ya existen y que, sin embargo, no comparten este valor añadido con Ruta para Todos.

En definitiva, gracias a vosotras hemos podido disfrutar de un proyecto lleno de buenas vibraciones, objetivos beneficiosos para todos y, sobre todo, una ilusión que, si la conserváis, seguro que os lleva mucho más allá.

Porque entre todos y todas y, especialmente, a partir de iniciativas como la vuestra, podemos conseguir una Barcelona mejor…

¡Gracias!    :)

 

Para más información:

Ruta para Todos   rutaparatodos.com

Mammaproof   www.mammaproof.org

Lazzum   lazzum.com

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.