Via Ferrata de la Cala del Molí

labcnquemegusta-ferrata5

 

Hoy… ¡presentamos algo más movido para hacer una Salida desde Barcelona distinta y, sobre todo, desde otra perspectiva!

¡Mi primera vía ferrata! ¡Y espero que no la última pues realmente me fascinó la experiencia!

Se trata de la Cala del Molí, una vía ferrata (su nombre procede de la Segunda Guerra Mundial al adaptar, en los Alpes, distintos pasos de rocas para poder ser recorridos adecuadamente. Es decir, que las vías ferratas serían pasos adaptados en la roca por parte de la acción humana y que nos permiten llegar a lugares, normalmente bastante vírgenes, a los cuales de otra manera no podrías acceder) de nivel bajo-medio, localizada en  St. Feliu de Guíxols.

Dado que era nuestra primera vía ferrata, decidimos contratar a Albert Gironès quien, no sólo nos guió en todo momento por el recorrido y nos proporcionó el material adecuado para ello, sino que, además, conoce especialmente bien la vía pues fue precisamente él su creador.

Os dejo sus datos por si estuvieseis interesados:

Parc aventura Sant Feliu de Guixols 

www.santfeliuparcaventura.com

albert@agirones.com

 

Para completar la experiencia… ¿Qué tal un bañito en una de esas calas tan encantadoras y tranquilas de la Costa Brava?

Para ello, os recomiendo un libro que seguro que se convierte en vuestra nueva Biblia este verano:

“Totes les platges de Catalunya” Editorial: Laluzenpapel

labcnquemegusta-viaferrata1

 

 

 

Y después… ¿Un paseo por St. Feliu de Guíxols? ¿Por ese pueblo de pescadores que tanto protagonismo obtuvo durante el modernismo y el novecentismo gracias a los burgueses que veraneaban en él?

La Plaça del Mercat, la Rambla, el Casino, la medieval Porta Ferrada, la ermita de St. Elm (¿sabíais que el nombre de Costa Brava fue dado precisamente desde este lugar?)… ¡un sinfín de pequeñas joyas!

 

Sino… ¿qué tal recorrer el Camí de Ronda de St. Feliu de Guíxols a St. Pol y S’Agaró?

 

S’Agaró, pues, ese proyecto del industrial Josep Ensesa y una de las urbanizaciones novencentistas más destacables de la burguesía catalana, es también un lugar muy entrañable para visitar con casas, por ejemplo, de Rafael Masó.

 

 

Y… ¿Para comer?

¿Qué tal en alguna de las terrazas del Carrer Major? ¡Casa Buxó podría ser un buen ejemplo!

 

¿Os animáis a llevar a cabo la salida?

¡Puede ser una buena experiencia de verano! ¿No os parece!   ;)

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.