Visita al Ateneu Minerva – Lleialtat

 labcnquemegusta-masoneria17

 

No secreto pero sí discreto”, una de las grandes reflexiones que aprendimos en el Ateneu Minerva – Lleialtat hace a penas dos semanas. Pero… ¡veamos poco a poco qué significa eso!

A partir de las entradas de La Bcn Que Me Gusta, como muchos ya sabéis, intento daros a conocer aquellas realidades de la ciudad que, no sólo la conforman y forman parte de ella y de sus gentes, sino que también nos permiten hacerla más rica e interesante, a pesar de que en muchas ocasiones no nos demos cuenta de ello por el simple hecho de no tenerlas en nuestro día a día.

Esto es precisamente lo que ocurre con la masonería, un movimiento que, al menos en mi caso, desconocía bastante ya que no conozco a ninguna persona que pertenezca a dicho colectivo, a pesar de que represente un total aproximado de 200 personas en Barcelona, al menos en cuanto al movimiento más liberal dentro del mismo se refiere.

En una ocasión, ya hablamos de ello, concretamente en motivo a la visita que llevamos a cabo a la Biblioteca Arús, una joya histórica localizada en Arc de Triomf, pero también un ejemplo más de esta comunidad en la ciudad, como podéis ver aquí y aquí.

Sin embargo, no profundizamos mucho en lo que representa la masonería en Barcelona, ese movimiento tan perseguido y lleno de prejuicios y perjuicios a causa de la persecución constante del franquismo (en España no había judíos, así que algún enemigo se tenía que buscar el dictador Francisco Franco, a pesar de que su propio hermano fuese masón), precisamente por el gran poder intelectual, obviamente el más peligroso para el gobierno del momento, que había y hay en él. Es por ese mismo motivo que me gustaría hablaros de la masonería a partir de la visita que realicé al Ateneu Minerva – Lleialtat, una logia masona, dentro de la rama más liberal del movimiento, ubicada en pleno Barri Gòtic de Barcelona.

La visita fue a cargo de Meritxell Carreres de Adapta’m Bcn, guía especializada en rutas y masonería en la ciudad de Barcelona, pero una vez en el templo fueron los mismos hermanos masones quienes nos presentaron el movimiento, sus orígenes y algunos de sus rituales, respondiendo sin ningún tipo de reparo a todas nuestras preguntas, a pesar de que en determinados casos no fuesen ellos quienes podían hacerlo sino la guía, dado que algunos aspectos, al tratarse de una moral abierta, no una doctrina, son fáciles de ser interpretados de distintas maneras en función de nuestra manera de pensar o entender.

Una experiencia, pues, realmente interesante y constructiva que no sólo nos permitió conocer una parte de Barcelona y sus gentes desde una perspectiva distinta, sino también borrar muchos de esos estereotipos que giran tan a menudo alrededor de la masonería.

Pero, vayamos a pasos…

¿Qué es la masonería?

Se trata de un movimiento adogmático, es decir, que invita a la libre interpretación (en depende qué ramas de la masonería, especialmente las más conservadoras, esta libre interpretación no existe) de todos los temas, la mayoría filosóficos, que se tratan en él.

Según palabras de los hermanos masones que conocimos en la logia, se trata de un camino espiritual e individual, es decir, que es algo que tenemos que hacer de manera independiente a pesar de que también sea necesaria la reunión para facilitarlo y hacerlo juntos.

¿El objetivo? La búsqueda del conocimiento o luz, también individual, algo que se debe hacer siempre de manera constante pues la verdad absoluta, lógicamente, es imposible de alcanzar.

Para ello, los integrantes funcionan y se reúnen a partir de logias, de grupos de unas 40 – 50 personas, dependiendo de la capacidad de la sala en la cual lo hagan, para conjuntamente llegar a los objetivos establecidos y ayudarse en ese camino.

Concretamente, visitamos el Ateneu Minerva – Lleialtat, una de las 7 logias, de esos grupos de trabajo que encontramos en él.

Se trata de la logia más antigua de España cuya procedía la encontramos en la clandestina logia situada en la calle Fontanella, la Logia Catalunya. Tras la muerte de Francisco Franco, volvió de dicha clandestinidad y se dividió en dos ramas, Minerva (liberal) y Perseverança (la que se estila en el resto de España y que también podemos encontrar en Barcelona, en la Gran Vía de les Corts Catalanes).

labcnquemegusta-masoneria07

 

¿Los orígenes de la masonería?

Si observamos su simbología, fácilmente podremos entender sus orígenes y es que esta gira precisamente alrededor de ellos. Para conocer su significado y el de la masonería en sí misma, pues, deberemos viajar a la Edad Media, a la época de la construcción de las grandes catedrales góticas, especialmente inglesas y francesas.

De este modo, por ejemplo, no sólo en cuanto a simbología se refiere, sino que incluso algunos ritos, así como también los vocablos que se pronuncian en ellos, hacen referencia a palabras y aspectos que sólo aquellos pertenecientes a la construcción sabían y que se pronunciaban cuando llegaban a nuevas ciudades donde trabajar. Muchos de ellos no sabían leer y escribir, del mismo modo que muchas técnicas relacionadas con la construcción de las grandes catedrales eran también secretas y sólo conocidas por los integrantes del gremio. Es por este motivo que, para que los colectivos de constructores de las nuevas ciudades a las cuales llegaban (hay que tener en cuenta que se trataba de un trabajo nómada) supiesen qué rango ocupaban dentro del gremio (aprendiz, trabajador o maestro) o qué tipo de técnica se iba a usar para una determinada construcción, se pronunciasen unas palabras que sólo los miembros del mismo conocían. Estas palabras, por ejemplo, las podemos encontrar en el momento anterior a la entrada a la logia o durante los rituales, del mismo modo que ese “secretismo” que caracteriza la masonería procedería precisamente de esta época.

Es aquí donde toma especial relevancia la frase del inicio de esta entrada pues, de todas formas, actualmente, ya no se trata tanto de ser secreto sino discreto, un valor que aún ahora aplican, tanto en la logia como en su exterior, y que realmente se trata de algo que también podríamos nosotros aplicar en nuestro día a día.

De este modo, teniendo en cuenta estos orígenes y el uso de los conceptos y vocablos propios del mundo de la construcción, aún ahora podemos observar los siguientes símbolos dentro del mundo de la masonería:

El gran arquitecto del universo: en el caso de los anglosajones, una de las ramas de la masonería, se trataría de Dios o de la inmortalidad del alma.

- La escuadra, el compás, el martillo…. Todo ello son herramientas usadas por los constructores que están siempre presentes en toda la simbología masónica.

- La logia, modo de nombrar esos grupos de trabajo que comentábamos, no deja de ser el nombre que recibía la cabaña, ubicada al lado de las catedrales góticas del medievo, en la cual se llevaba a cabo la técnica de la construcción.

Masón: palabra procedente del inglés / francés cuyo significado es operario o paleta, es decir, ese maestro de la construcción autónomo que, en el fondo, dentro de la logia tenía la misma función que los actuales maestros de la masonería.

 

Estos son sólo algunos de los conceptos que encontramos en la masonería pero, si indagamos, ¡veréis que hay todavía muchas más referencias a esos grupos de constructores medievales!

A pesar del paso del tiempo, estas logias medievales después del Gótico no se disolvieron, dejando incluso entrar en ellas a personajes que no eran del oficio. Es en este punto y especialmente durante la Ilustración, ya en el s.XVIII, que estos grupos de constructores se convierten en instituciones de pensamiento, pasando, como ellos mismos indican, de la etapa operativa a la especulativa. Dentro de este proceso, cabe citar la logia de Londres, la primera logia masona entendida como hoy en día, fundada en el 1723, así como también personajes como Federico de Prusia, dentro de la lista de masones más reconocidos del momento.

labcnquemegusta-masoneria05

 

¿Qué movimientos encontramos dentro de la masonería?

Hemos dicho que el Ateneu Minerva – Lleialtat se ubica dentro de la rama más liberal de la masonería. ¿Qué significa eso?

Son muchas las diferencias respecto al resto de ramas que encontramos dentro de la masonería pero, especialmente, el punto más significativo es que en ella aceptan mujeres. Prueba de ello es que, entre los hermanos que nos atendieron, se encontrase una mujer.

De este modo, dentro de la masonería encontraríamos dos grandes ramas principalmente:

- Conservadora / anglosajona: no aceptan mujeres. De hecho, dado que su mayor representante es el Rey de Inglaterra, dicha posición, al ser el actual monarca una mujer, pasó a su esposo, el Duque de York.  En sus inicios, esta rama sólo aceptaba “hombres libres y de buenas costumbres”, excluyendo “aquellos que tuviesen deudas con la justicia, disminuidos físicos y mujeres”. Actualmente, obviamente, son algo más abiertos que entonces pero se continúan caracterizando por esta principal diferencia respecto al sexo femenino.

- Liberal: mayormente localizada en España, Francia, Bélgica y el Mediterráneo. De todos modos, en Barcelona encontramos miembros de ambas ramas.

Pero no sólo encontraríamos diferencias entre logias en función de su pertenencia a una rama u otra sino que, además, también se subdividen dependiendo del rito que llevan a cabo. De este modo, por ejemplo, en el Ateneu Minerva – Lleialtat encontramos un total de 7 logias en función del tipo de rito que practiquen, algo que las diferencia pero que, además, ayuda a descongestionar los encuentros y los días de reunión, dado que el espacio es también reducido.

Dentro de este punto, me gustaría comentar algo que al menos yo me acostumbraba a preguntar. La masonería es completamente compatible con la religión, se puede ser musulmán o católico y asistir a una logia masona. De hecho, uno de los hermanos del Ateneu Minerva nos contó que era católico practicante y, a pesar de ir cada domingo a misa, compatibilizaba sus prácticas con los trabajos de la logia.

Respecto a este tema, pues, cabe destacar también el papel de la Iglesia en todo ello. Se ha demostrado que el papa Juan XXIII era masón y, por lo tanto, se ha encontrado una razón de más en todo ello para que los vínculos entre la institución masónica y la Iglesia se estrechen y que, cada vez, no sólo se den cambios a mejor en ello, sino que también se acepte.

labcnquemegusta-masoneria16

 

¿Sus ritos?

La masonería funciona especialmente a partir de los trabajos o, dicho en catalán, “tingudes”, encuentros que se llevan a cabo dos veces al mes, en función de un calendario estipulado en el cual cada año dichos trabajos giran alrededor de un tema concreto. Cada día de trabajo, uno de los hermanos masones es el encargado de tratar un tema determinado dentro de ese más general y, a partir del mismo, se llevan a cabo esas disertaciones filosóficas que, progresivamente, a pesar de que son conscientes de que nunca se puede llegar al conocimiento completo, les van acercando a él.

Entre los ritos, toman especial relevancia los de iniciación, ese proceso necesario realizar antes de ser aceptado en una logia, consistente en varias entrevistas y estudios, así como también los que permiten a sus integrantes pasar de un rango a otro. Todo ello, siempre de una manera muy solemne, es decir, siguiendo unos ritos muy marcados e, incluso, vistiendo o comportándose de determinados modos, como podría ser el uso del negro en el vestir o los guantes blancos o llevar un caminar lento pero decidido.

Respecto a sus rangos, encontraríamos las siguientes figuras:

Venerable Maestro: presidente del taller y figura más importante de la logia.

-  Primer vigilante: a cargo del resto de compañeros masones.

Segundo vigilante: tiene cuidado de los aprendices y es el que propone su paso al siguiente grado en función de su preparación.

Compañeros masones: gran parte de los componentes de la logia. Entre ellos, dado que funciona como una asociación, pagando una cuota anual, encontramos también las figuras del secretario, el tesorero, el orador (preserva la Ley), el hermano hospitalario, el maestro de ceremonias, el maestro de banquetes (se encarga de gestionar las cenas que organizan después de los trabajos o “tingudes”, esos momentos menos encotillados en los que todos pueden dialogar libremente y fuera de los rituales) o el guardatemplos (vigila que no entre ningún profano), entre otros.

Aprendices: dado que se encuentran en el rango más bajo de la comunidad y en proceso de aprendizaje, sólo escuchan y hablan cuando se les da la palabra.

labcnquemegusta-masoneria15

 

¿Personajes reconocidos masones?

En España, como hemos ya comentado, la masonería estuvo perseguida por el franquismo, pero en el resto de países no fue ni es así, es decir, que incluso supone un grado de prestigio ser masón en las sociedades de muchos países. De hecho, en determinados lugares, los masones especifican en sus Curriculum Vitae su pertenencia a la logia, por todo lo que supone, especialmente en cuanto a valores y conocimientos, pertenecer a ella.

Son muchísimos los altos cargos y personalidades que podemos encontrar dentro de la masonería. Concretamente, dentro de la logia Ateneu Minerva – Lleitaltat, encontramos figuras como Lluís Companys o la hija de Ildefons Cerdà, entre muchos otros (nada más entrar al Ateneu Minerva – Lleialtat, los cuadros de los mismos lo conmemoran).

labcnquemegusta-masoneria18

 

En este punto, cabe también citar una de las preguntas que en algún momento nos hemos hecho todos, especialmente a partir de las constantes habladurías sobre el tema, y que también surgió durante nuestro encuentro con los hermanos masones. ¿Era Antoni Gaudí masón? La respuesta es no, Gaudí no era masón, a pesar de que sí que es verdad que muchos de los símbolos que encontramos en la Sagrada Familia lo son. Sin embargo, dichos símbolos podrían tener más relación con la Cábala judía que con la masonería, así como también con todas las inquietudes que giraban alrededor de este gran genio.

Volviendo al tema del prestigio, decir que Estados Unidos es quizá uno de los países donde más masones podemos encontrar con un total de 1.000.000 aprox. Sin embargo, el uso de la masonería en Estados Unidos es muy distinto al nuestro pues se trata más de un grupo de presión, de un estatus social, que no de algo más espiritual.

Los grandes presidentes y libertadores americanos fueron masones, algo que no es de extrañar teniendo en cuenta que, en el fondo, la masonería es una fuente de libertad al no tener una doctrina clara y obligada.

 

La masonería y el poder

Solemos relacionar masonería con poder económico, de ahí que conozcamos tantos ejemplos de grandes políticos o personas influyentes dentro de la masonería, y eso es también algo que tratamos en el encuentro en el Ateneu Minerva – Lleitaltat. Sin embargo, no es tanto el poder económico lo que se tiene en cuenta a la hora de entrar a una logia masona, durante las 3 entrevistas y estudios que se realizan al aplicante a ello, sino el poder moral y cultural que haya en él. Si bien es cierto que cuanto más poder económico se tenga, más fácil es poder acceder a una mayor educación que permita tener los niveles adecuados para poder acceder a los trabajos masones, a esas complicadas disertaciones filosóficas que se llevan a cabo en ellos, no es realmente lo más importante, de ahí también la importancia del silencio entre los aprendices dentro de ese proceso de iniciación que, si se realiza correctamente, hará que pasen al grado de hermano y, posteriormente, al de maestro.

Prueba de todo ello es que uno de sus maestros de la logia Minerva – Lleialtat fuese taxista, un oficio que no acostumbramos a relacionar con este tipo poder que comentábamos.

La masonería y la vida profana

Según se nos explicó en el encuentro y siguiendo con el punto anterior, la vida profana no tiene porque ser un impedimento en la vida dentro de la logia, si bien es cierto que se trata de algo que también forma parte de la elección a la hora de entrar en un grupo masón y también de ser expulsado pues, si alguno de los miembros lleva a cabo algún tipo de movimiento no legal o moral en su vida profana, instantáneamente será expulsado de la comunidad. De hecho, también se dice que es muy difícil entrar en una logia masona pero, sin embargo, muy fácil salir.

En el Ateneu Minerva – Lleialtat, se nos dijo algo que, a mi modo de entender, muestra claramente que todos esos prejuicios que tenemos sobre la masonería son erróneos. Para ellos, la vida tiene tres prioridades, la familia, el trabajo y la masonería, pero la masonería es el tercero de ellos y, por lo tanto, algo no tan importante en nuestro día a día como los son los dos puntos anteriores. Es por ello que entienden perfectamente que una persona no pueda asistir a alguno de los trabajos, que se ausencie por razones de trabajo o familiares e, incluso, pida una excedencia de cierto tiempo en función de sus obligaciones, siempre excusándose como es debido a la comunidad.

Por este motivo, existen distintos tipos de expulsión o salida de una logia masona:

- Entrar en sueños: la persona que lleva a cabo dicha ausencia se excusa durante un tiempo porque no podrá, por razones de trabajo o familiares, asistir a los trabajos.

- Plancha de kite: pedir la baja

- Expulsión: por algún motivo de fuerza mayor en su vida profana o en la logia misma. Pinochet, por ejemplo, es un caso de esta tipología. Como curiosidad, decir que Pinochet y Salvador Allende se encontraban en la misma logia masona.

 

Importancia del respeto y la filantropía

El respeto al prójimo es uno de los valores más importantes dentro de la masonería, de ahí que sea tan importante saber escuchar sin interrumpir, discrepar algo pero no criticar o pedir disculpas cuando alguien espera que pasemos su tiempo con él y, finalmente, no lo hacemos. Valores que deberíamos todos aplicar en nuestro día a día y que, sin embargo, no siempre somos capaces de llevar a cabo.

Otro aspecto muy importante dentro de la masonería es la filantropía, es decir, que una de las principales voluntades de la masonería es poder ayudar desinteresadamente al prójimo. De hecho, antes de la aparición de las grandes ONG’s y del concepto Estado de Bienestar, fueron los masones los encargados de ello. Actualmente, anualmente en las logias masonas se acostumbra a recoger dinero de manera voluntaria que se destina en cada ejercicio a un proyecto concreto. Este año se destinó al Banc dels Aliments pero también se ha trabajado arduamente por otros como el Casal de la Gent Gran o Metges Sense Fronteres.

 

Zonas de la logia

En el Ateneu Minerva –Lleialtat, pudimos conocer las distintas zonas que acostumbran a haber en una logia, tales como:

-La sala dels “passos perduts”: una zona anterior al templo en la cual los asistentes al trabajo realizan los ritos adecuados, esa autentificación semirituálica procedente de los antiguos gremios de constructores, tal y como hemos dicho en unas líneas anteriores, para entrar al trabajo que se llevará a cabo.

- Taller o templo: en su interior, los asistentes, en función del rango que ocupen en la comunidad (aprendices, compañeros, maestros, oficiales o alguno de las tres grandes luces de la comunidad, es decir, el primer y segundo vigilantes y el presidente), se sentarán en un lugar u otro de la sala. Todo tiene su propio significado en su interior, desde los rituales que se llevan a cabo hasta las posiciones de sus ocupantes o elementos de su interior.

- ”Sala Humida”, aquella en la que se reúnen los asistentes al trabajo para encontrarse en un ambiente más distendido, entre comida y buen ambiente.

 

Simbología de los elementos del interior del templo:

- Luna y sol: dualidad

labcnquemegusta-masoneria02

 

-  Blanco y negro

- Gragradas: fruto de la armonía que encontramos en lo alto de los pilares del templo, recordando cuán altos se encuentran los ideales que persiguen. Tenéis más información sobre dicho fruto en la masonería clickando aquí.

- Piedra bruta y pulida en el centro de la sala: las personas, del mismo modo que ocurre con las piedras de las catedrales para convertirlas en el templo ideal de la Humanidad, se tienen que pulir.

- Cincel: la fuerza y la inteligencia, los dos valores que representan esta herramienta cuya función es la de que esta piedra se pula.

- Tres órdenes de columnas en el centro de la sala: jónico (sabiduría del maestro), dórico (la fuerza en representación del primer vigilante) y corintio (la belleza en el segundo vigilante).

labcnquemegusta-masoneria08

 

- Ventanas: tres puntos por los cuales entra simbólicamente la luz (desde Oriente, el Sur y Occidente). Desde el Norte no ya que es la localización de los aprendices y la luz del conocimiento les podría hacer daño.

labcnquemegusta-masoneria06

 

- Nudos marineros: cadena de unión (somos realidades particulares que nos reunimos entre nosotros)

- Los 12 signos del zodíaco

- Palabras en alfabeto masónico como “llevemos fuera la luz recibida”

Columnas salomónicas: algunos de los mitos cristianos fueron y son también usados por la masonería y, en referencia a la historia justa del Rey Salomón, encontrados estas columnas en el interior del templo.

Delta luminoso: una palabra innombrable ya que sólo tiene consonantes.

labcnquemegusta-masoneria01

 

Rama de acacia: representación de la inmortalidad, la incorrupción, pues siempre permanece verde y rebota a pesar de que el árbol esté muerto. Es un símbolo importante dentro del ritual para pasar a maestro.

 

Como conclusión, pues, sólo decir que tener el privilegio de visitar una logia masona como es el Ateneu Minerva – Lleialtat fue toda una experiencia, no sólo para darnos cuenta de que en Barcelona encontramos un sinfín de aspectos y estilos de vida, la mar de enriquecedores para la ciudad pues suponen que Barcelona se convierta en una población plural y abierta a todos y a todas por igual, que desconocemos por completo al no formar parte de nuestras vidas, sino también para romper todos esos estereotipos que, sobre todo a partir del franquismo, se crearon alrededor de la masonería.

En definitiva, una experiencia de la cual aprendimos que son muchos los valores que se forjan en la masonería, algo supuestamente considerado negativo durante tanto tiempo y que, sin embargo, deberíamos aprender y aplicar todos en nuestras vidas o, como dirían los hermanos masones, en nuestras vidas profanas.

Para más información:

c/ Avinyó, 27

www.ateneuminerva.com

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.