Visita al Hotel Casa Fuster con La Duquesa te Invita

labcnquemegusta-casafuster21

 

Una vez más, hoy os propongo viajar en el tiempo, concretamente, a finales del s. XIX – inicios del s. XX, a ese modernismo que se gestó en Barcelona y que nos dejó todo ese patrimonio tan fascinante en sus calles.

Hoy nos acercamos al Hotel Casa Fuster 5* GL, un hotel monumento, construido en el año 1908 y localizado en los Jardinets de Gràcia o de Salvador Espriu (nombre procedente del hecho de que, en uno de los despachos de la torre cilíndrica que encontramos en el edificio que alberga este hotel, fuese donde Salvador Espriu creó gran parte de su obra literaria) que, como tal, va más allá de ser un simple hotel de lujo englobado dentro de la red The Leading Hotels of the World. De hecho, es precisamente por ello que Woody Allen escoge uno de sus salones más emblemáticos, el Café Vienés, para llevar a cabo sus sesiones de jazz cada vez que viene a Barcelona.

Un salón que, tras su última restauración, fue recuperado completamente, con sus sofás rojos sinuosos y su ambiente selecto y modernista.

labcnquemegusta-casafuster20

 

Pero su historia va mucho más allá, pues se trata de nada más y nada menos que de una obra póstuma del reconocido arquitecto modernista Lluís Domènech i Montaner, con la colaboración de su hijo Pere Domènech i Roura. Un proyecto de ese mismo arquitecto que nos ha dejado edificaciones tan reconocidas como el Palau de la Música, el Hospital de Sant Pau y la Santa Creu o la Casa Lleó Morera, entre otras muchas obras de alta calidad artística.

Como en el resto de obras del arquitecto, en la Casa Fuster encontramos esos elementos tan característicos de sus proyectos, tales como las columnas de piedra rosa o la ornamentación floral, bastante contenida teniendo en cuenta lo que Lluís Domènech i Montaner podía llegar a hacer, gracias al mármol blanco del conjunto. De esta manera, encontramos tres fachadas modernistas pero con formas bastante racionalistas, no muy típicas del arquitecto, y algún toque historicista que dan a la casa ese aspecto de castillo medieval, tal y como ocurría tan a menudo en las construcciones modernistas. Por otro lado, destacar que la casa tenía que finalizarse con una torre muy parecida a la del pabellón de administración del Hospital de Sant Pau i de la Santa Creu pero, sin embargo, no se llevó nunca a cabo, finalizando el edificio con unas azoteas de aire francés muy poco habituales en la arquitectura del momento.

Así, pues, por todas estas características y por ser una obra del arquitecto que acabamos de citar, además de un hotel catalogado con la categoría de monumento, se trata de uno de los puntos destacados en la Ruta Europea del Modernisme.

Concretamente, nos encontramos con un regalo que se ha convertido en arte, es decir, que se trata de un regalo que Marià Fuster i Fuster, propietario de la casa y miembro de la alta sociedad burguesa mallorquina, realizó a su esposa, Consol Fabra i Puig, hija del Marqués de Alella (hablamos ya de él en La Bcn Que Me Gusta en una entrada anterior que podéis encontrar clickando aquí), tras derruir la anterior construcción, con la intención añadida de embellecer esa ciudad de Barcelona que crecía a un ritmo realmente rápido tras el derribo de sus murallas. En su momento, la casa más cara de la ciudad dados los materiales utilizados, entre ellos, mármoles de alta calidad. De hecho, cabe destacar también que su fachada fue la primera hecha con mármol blanco en toda la ciudad Condal.

De esta manera, Mariano Fuster puso la casa a nombre de su esposa y le dedicó un rosetón, el que se encuentra en la fachada de la calle Jesús con las iniciales CF.

En 1911, la Familia Fuster i Fabra entró a vivir en su planta noble. A pesar de ello, dado el gasto tan elevado que suponía su mantenimiento, años más tarde, en los años 20, la familia dejó de vivir en ella. 

A partir de entonces, el edificio empezó a tener distintas funciones. El emblemático Café Vienés se convirtió en un barbero que, posteriormente, pasó a ser un colmado y la actual Sala Domènech i Montaner, la sala en la cual tuvo lugar el evento que os detallo más adelante, en una sala de baile llamada “El Danubio Azul”.

En 1962 la compañía eléctrica ENHER compró la casa con la intención de edificar un rascacielos en su lugar. Sin embargo, gracias a las movilizaciones que se llevaron a cabo por parte de la población barcelonesa, se consiguió evitarlo y, no sólo eso, sino que la empresa en cuestión se comprometió también en hacer una restauración al edificio. Finalmente, en 1999 la Casa Fuster se puso a la venta y en el año 2000 fue comprada por Hoteles Center, transformándola en el actual Hotel Casa Fuster.

 

Pero, sin lugar a dudas, lo que nos deja sin habla es también su terraza, un rincón de vistas privilegiadas sobre el Passeig de Gràcia que, si cogéis un buen día, os permitirá incluso ver hasta la zona del puerto de Barcelona.

 

Todo ello, pude visitarlo gracias al evento  3ª Wedding Experience de La Duquesa te Invita que se llevó a cabo en el  salón Lluís Domènech i Montaner de la Casa Fuster.

labcnquemegusta-casafuster2

 

Un evento dedicado al mundo de las novias y las bodas en el que participaron todo tipo de firmas y empresas relacionadas con el sector de tal manera que, en un solo espacio, pudieses encontrar todo aquello necesario para organizar la boda de tus sueños.

Zapatos y complementos, viajes de novios, alianzas, vestidos, detalles para los invitados, empresas de reportajes fotográficos, estética… todo un mundo ubicado en un mismo punto en común, en el Hotel Casa Fuster, lugar destinado también a la celebración de este tipo de eventos.

De esta manera, pudimos conocer firmas tan exclusivas del sector como Inmaculada Garcia y Bibian Blue, en vestidos de novia; Vasya y Piedad Rodríguez, en vestidos de madrina e invitada,; Secretos de Novia , La Cala Hilos de PlataAnna Blau Atelier y Chie Mihara, en complementos; Paper Groc, en papelería y detalles; Jiménez Dorado, en autocares; Audiovisuart, en fotografía y vídeo; Kananga y Ambar ViajesJoyerías Tomás ColomerSusana Puigsegur, en maquillaje y peluquería; Etern Wellness, en tratamientos de belleza faciales y corporales; CarulaOptions y Com & Gou, en decoración; o Weddings Stories, en organización de bodas.

 

En definitiva, gracias a un evento de estas magnitudes, en el cual poder encontrar todo aquello necesario para un día tan especial, pudimos acercarnos a otro pequeño cachito de la historia de nuestra ciudad, a un mundo donde la burguesía era la que llevaba las riendas de su crecimiento y, sobre todo, en el desarrollo de su lado más artístico.

Para más información:

La Duquesa te Invita www.laduquesateinvita.com

Hotel Casa Fuster

Passeig de Gràcia, 132

www.hotelescenter.es/hotel-casa-fuster

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.