¡Ya llega Sant Medir!

labcnquemegusta-santmedir

 

Mañana 3 de marzo… ¡Caramelos! ¡Muchos caramelos!

¿Dónde? ¡En Gràcia! ¡Pero también en Sarrià y La Bordeta!

Y es que… ¡Sí! ¡Se acerca St. Medir! ¡Esa tradición que gusta tanto, especialmente, a los más pequeños!

Pero… ¿Sabemos de dónde proviene?

Cuenta la leyenda que Josep Vidal i Granés, un panadero de Gràcia cuyo negocio se encontraba en el carrer Gran, en el 1828, en honor a St. Medir, a quién recurrió para ser curado de una enfermedad de la que creía morir, decidió llevar a cabo en agradecimiento a su curación una festiva romería de Gràcia a la ermita de St. Medir, localizada en St. Cugat del Vallès y conocida sobre todo por ser parada obligada de distintas rutas de senderismo y ciclismo del Parc Natural de Collserola (hace ya un tiempo, La Bcn Que Me Gusta publicó una excursión por la zona. La podéis encontrar clickando aquí).

labcnquemegusta-santmedir2

 

Desde entonces, siempre entre semana, inclusive cuando la festividad del santo cae en sábado o domingo (si es así, la celebración se traslada al lunes siguiente), se lleva a cabo dicha romería en la que, inicialmente, se lanzaban habas, símbolo del santo, para recordarlo. Con el tiempo, sin embargo, dichas habas fueron reemplazadas por caramelos y, desde entonces, cada año se relaciona la fiesta de St. Medir con esa gran lluvia de dulces que no pasa desapercibida a ningún niño ni niña barcelonés y que hace que conozcamos también esta tradición con el nombre de Dolça Festa.

Pero… ¿Quién era St. Medir?

Se trata de campesino que supuestamente vivió en la Serra de Collserola en el s. IV y que, mientras plantaba habas en sus campos, cerca del antiguo camino de Barcino a Castrum Octavianum, antigua Sant Cugat del Vallès, se encontró con Severobispo de Barcelona, perseguido por los romanos y decidido a morir por la fe cristiana. Según se dice, Sever le pidió que, si los romanos preguntaban por él,dijese la verdad, que afirmase que lo había visto. Cuando Sever marchó, las habas que Medir plantaba crecieron y florecieron milagrosamente como si llevasen tiempo plantadas. Los romanos llegaron, preguntaron por Sever y, pensando que Medir se reía de ellos al decir la verdad sobre su encuentro con Sever, al capturar al obispo, también fue martirizado y degollado.

Este martes, pues, una vez más, se rememorará esa tradicional romería que Josep Vidal i Granés inició, convirtiéndose en una fecha señalada entre las festividades barcelonesas pero, sobre todo, en una tradición que perdura y que sigue muy viva todavía en el barrio de Gràcia.

La festividad tiene una página oficial en la que encontraréis más información, tanto de la fiesta como del recorrido y de las distintas “colles” o grupos de vecinos que la conforman.

En esta ocasión…

labcnquemegusta-santmedir4

 

¿Qué me decís? ¿Os animáis a disfrutar de una fiesta única y sobre todo divertida y dulce?     ;)

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados.