¡5 paseos (des)confinados DESDE Barcelona!

labcnquemegusta-badalona05

 

En la última entrada, 5 paseos (des)confinados POR Barcelona, os propuse cinco salidas por la ciudad ideales para la desescalada puesto que, visitando distintos rincones de Barcelona que muchas veces desconocemos, nos permitían pasear e, incluso, hacer un poco de deporte.

Todos ellos eran salidas por dentro de la ciudad, dado que aún nos encontrábamos en una Fase 1 que no nos dejaba salir de ella, y teniendo en cuenta las franjas horarias, aún existentes hace un par de semanas.

 

¿Los lugares que visitamos?

  • Pantà de Vallvidrera y Font de la Budellera
  • Parc de Can Sentmenat, Vil.la Cecília y Vil.la Amèlia
  • Els Tres Turons y el Putxet (pasando por el Carmel, la Font d’en Fargues, Vallcarca y El Farró)
  • El Tibidabo y la Font del Bacallà
  • Castell de la Torre del Baró

 

Hoy me gustaría proponeros cinco paseos más… pero, en esta ocasión, todos ellos son realizables DESDE Barcelona, es decir, que nos permiten salir de la ciudad, conocer nuestro entorno, pero siempre iniciándolos desde casa, desde Barcelona, sin salir de la región sanitaria pero ya disponiendo de más flexibilidad horaria. En otras palabras, se trata de cinco salidas en formato excursión, para hacerlas andando (unos 20kms desde el Eixample) o en bicicleta (unos 40kms), con el fin también de poder hacer un poco de deporte al aire libre ahora que tampoco tenemos todavía los gimnasios abiertos.

 

¿Cuáles son estas 5 salidas?

  • Sant Jeroni de la Murtra (Badalona) y la Serralada de Marina
  • Parc Natural de Collserola (Sant Medir y el Casino de l’Arrabassada)
  • El Prat de Llobregat y el río Llobregat
  • Parc de Torreblanca
  • Granollers y el río Besòs

 

En todos los casos, si finalmente queréis regresar en transporte  público a casa, podéis acceder a él fácilmente, ya sea al Metro o a los Ferrocarrils de la Generalitat, en función de la salida.

Dicho esto… ¡Vayamos a ello!  😉

 

1.Sant Jeroni de la Murtra y la Serralada de Marina

¿Desde dónde los Reyes Católicos recibieron a Cristóbal Colón tras su primer viaje a lo que denominaron el Nuevo Mundo? ¡Pues desde Badalona, desde el Monestir de Sant Jeroni de la Murtra!

Se trata de un antiguo monasterio de la orden de los Jerónimos, fundado en el siglo XV bajo el patronazgo de los últimos Trastámaras y los primeros Austrias, dos dinastías que siempre estuvieron muy ligadas al cenobio. Es por ello que los escudos reales están siempre presentes en cada uno de sus rincones y que, incluso, en su interior se llevasen a cabo estancias reales.

No es de extrañar, pues, que ante el atentado contra Fernando el Católico en la Plaça del Rei (Revolta dels Remences, 1492), los Reyes Católicos se trasladasen al monasterio para estar más seguros y que, a raíz de ello, recibiesen a Cristóbal Colón tras su primer viaje a América en su interior. Es decir, que el descubrimiento de América no se notificó en Barcelona, como en términos generales siempre se indica, sino en Sant Jeroni de la Murtra (Badalona).

El monasterio es visitable, incluso actualmente en época de Covid. Aquí encontraréis toda la información.

 

Este primer paseo os recomiendo que sea en bicicleta (30kms aprox. y con algunos tramos de desnivel). Se trata de una ruta circular que nos permite reseguir la Ronda Verda de la Serralada de Marina, pasando por Santa Coloma de Gramenet. Así, además de ver el Besòs, río al cual hasta hace nada no podíamos acceder, al encontrarse fuera de la región sanitaria de Barcelona, podréis disfrutar también tanto de la montaña y como del mar.

Si os animáis, teniendo en cuenta de que ya no tenemos límite horario, podéis unir esta ruta con la que llevamos a cabo desde el Castell de la Torre del Baró en la entrada pasada.

 

Como en la entrada anterior, os añado los mapas que se me van generando durante mi recorrido a partir de una aplicación del móvil:

 

A lo largo de la salida, pasaréis por distintos lugares en los cuales podéis hacer parada. El primero de ellos es la Torre Pallaresa (Santa Coloma de Gramenet), una de las pocas torres con elementos all’antica (renacentistas) que tenemos en Catalunya. Perteneció, entre otros tantos propietarios, a Joan de Cardona, hijo ilegítimo del conde de Cardona, gran familia catalana cercana a los Reyes.⠀

Cerca tenéis el Poblat Ibèric de Puig Castellar, fundado por los layetanos, los primeros pobladores de Barcelona (los recordamos, por ejemplo, a partir del nombre de Via Laietana), y el Dolmen de Genís.

Ya en Badalona, os podéis acercar a las ermitas de Sant Climent y Sant Onofre, dependientes ambas de Sant Jeroni de la Murtra. La de Sant Climent se utilizaba para conseguir agua a partir de procesiones en tiempos de sequía.

El recorrido continúa por Can Ruti y, finalmente, por el barrio antiguo de Badalona, aquel alrededor del cual nació la localidad, conocido como Dalt de la Vila. De hecho, la antigua ciudad de Baetulo también se ubicaba aquí.

labcnquemegusta-santjeronidelamurtra07

 

Podéis aprovechar que la vuelta a Barcelona es por la costa para hacer parada en alguna de las terrazas del Passeig Marítim (ahora que también nos dejan ya ir de terrazas). Para aquellos y aquellas que se animen a más, podéis continuar el recorrido hasta Premià de Mar, siempre siguiendo vías ciclables. No obstante, también cabe tener en cuenta de que en fin de semana acostumbra, ya de por sí, a haber mucha gente en esta vía verde.

 

Si además queréis hacer una buena paella, os recomiendo ir a La Donzella de la Costa, unos antiguos baños de mar, cuyas casetas aún se conservan, del cual hablamos ya en una ocasión en el blog.

 

2. Parc Natural de Collserola

En la entrada pasada ya hicimos un par de excursiones por Parc Natural de Collserola. No obstante, éstas siempre eran intentando no pisar en ningún momento los términos municipales vecinos… En esta ocasión, sin embargo, dado que ya podemos salir de la ciudad, aunque la excursión se inicie en ella (unos 20km andando desde el Eixample), podemos dirigirnos a Sant Cugat del Vallès para conocer aquellos atractivos que tenemos más accesibles desde Barcelona.

En los dos casos, pues se trata de dos rutas independientes que, si disponéis de tiempo y ganas, podéis unir en una sola, ascenderemos a Collserola desde Vallcarca y por el Camí de Can Borni (hablamos ya del Viver de Can Borni en una de las excursiones de la pasada entrada).

 

¿Cuáles son las dos excursiones que os propongo?

La ermita de Sant Medir, ese lugar de peregrinaje tan popular tanto para los habitantes de Gràcia como para los de Sant Cugat. Ya hace un tiempo dedicamos una entrada a la Festa de Sant Medir (3 de marzo).

El Casino de l’Arrabassada, uno de los espacios más lujosos de la Barcelona de principios del siglo XX, actualmente completamente abandonado.

 

Recorrido a Sant Medir:

 

Recorrido al Casino de l’Arrabassada:

 

A Sant Medir ya habíamos estado hace años, pero siempre desde Sant Cugat, así que acceder a ella desde Barcelona, aquello que la tradicional romería lleva a cabo cada año, era algo que me hacía gracia y tenía pendiente. ¡Así que se podría decir que esta excursión sería una especie de peregrinaje a Sant Medir!

La excursión la realicé pasando por la Reserva Natural de la Font Groga, uno de los rincones más bonitos de Collserola, a la cual se accede desde Vista Rica y el Coll de l’Erola. Una vez visitada la Font Groga, cuyo nombre procede del contenido ferruginoso de su agua, el camino resigue el Torrent de la Salamandra y el de Sant Medir hasta llegar a la popular ermita.

 

Tenemos constancia de la Ermita de Sant Medir, bajo el resguardo del Monestir de Sant Cugat, ya en el siglo XI. No obstante, el primer aplec o romería no fue hasta 1802. Hasta 1846 no se añadieron las romerías de Gràcia. Dice la historia que fue un panadero de Sant Cugat, cuya mujer tenía una pastelería en Gràcia, el que inició esta tradición tras un fuerte ataque de corazón del cual se salvaría al encomendarse a Sant Medir.

Medir era un campesino de Sant Cugat que, durante la persecución a los cristianos de Diocleciano en el año 303, sembraba habas justo en el momento en el que el obispo Sever de Barcelona huía de los romanos. El obispo, quien prefería morir antes que renunciar a la fe cristiana, pidió a Medir que dijese la verdad si le preguntaban, que dijese que lo había visto. Cuando marchó, las habas empezaron a crecer de manera milagrosa (de aquí vendría la tradición de repartir caramelos durante la fiesta). ⠀

Los romanos vinieron, preguntaron a Medir por el paso del obispo, pero ante su respuesta, que Sever pasaba por ahí mientras sembraba habas, los romanos pensaron que se mofaba de ellos y lo capturaron. Los dos fueron finalmente torturados y asesinados.

labcnquemegusta-fontgroga06

 

El regreso a Vista Rica y, de ahí, a Barcelona lo realicé ya por pista, a través de la Urbanización de Sant Medir, con el fin de hacer una excursión semicircular.

Si tenéis ganas y tiempo, podéis acercaros también al Turó de la Magarola y al Turó de Valldaura.

labcnquemegusta-fontgroga05

 

En cuanto a la segunda excursión, la ruta nos conducirá hacia una Collserola misteriosa, una Collserola que, además de fuentes llenas de encanto, también conserva aún rincones de principios del siglo XX, de esa burguesía que encontraba su recreo en la montaña, en lugares actualmente completamente abandonados (recordemos que en la entrada pasada mencionamos el Hotel Buenos Aires y que en la segunda entrada del ciclo que estamos dedicando a los hoteles modernistas también hablamos de aquellos establecimientos destinados al turismo de salud).⠀

Uno de ellos es el Casino de l’Arrabassada, un complejo de lujo que incluía hotel y casino, un parque de atracciones y un gran lago. Era el símbolo del lujo barcelonés por excelencia. ¡Tenía incluso chefs traídos desde París!

Su arquitecto fue Andreu Audet, encargado también del Gran Hotel Colón de Plaça de Catalunya, del cual también hablamos en el mencionado ciclo, o del Teatre Apolo.

 

Su crisis llegó a partir de 1912, momento en el cual se prohibió el juego. Siguió funcionando como hotel, restaurante y parque de atracciones, pero a partir de la dictadura de Primo de Rivera, empezó a decaer definitivamente, hasta su cierre en 1930. ⠀

Durante un tiempo, el MUHBA estuvo llevando a cabo distintas visitas guiadas de la mano de Pere Fàbregas y Carlota Giménez, ambos autores del libro “El Gran Casino de la Rabassada, historia d’un somni burgès”.

 

Algunos de sus elementos son aún reconocibles, aunque hay que tener en cuenta de que lo que nos ha quedado es un porcentaje bastante pequeño de lo que había…

 

 

En este caso, pasado el Camí de Can Borni, antes de llegar a Vista Rica, encontramos un camino que nos lleva a la Font de la Salamandra, cuyo nombre hace referencia al pequeño animal que encontramos en ella.

labcnquemegusta-casinoarrabassada01

 

El camino nos lleva a la Carretera de l’Arrabassada, desde la cual encontramos dos senderos: uno nos lleva a Sant Medir y el otro, el que va a parar a Can Ribes, es el camino que tenemos que tomar.

En realidad tendríamos que denominar a la zona, así como el casino, Rabassada, puesto que el origen de la palabra proviene de “rabassa”, zona cubierta de viñedos.

El Viaducte de Can Ribes es el primer elemento de interés que nos encontraremos. Se trata de un imponente viaducto (19 ojos) construido en 1908 para salvar el terreno y acceder a Can Ribes, un edificio inacabado que podría haber sido la nueva residencia de verano del señor Ribes, propietario de la mitad de los terrenos del Casino, aunque también un hotel perteneciente a este turismo de salud que mencionábamos, tan habitual en Collserola. ⠀

Como en todo, y más en la zona de la Arrabassada (recordemos que la chica de la curva se encuentra también en ella), una leyenda habla también de un posible edificio que empezó a construir un hombre para su amada pero que, al morir ella, quedó inacabado.⠀

 

Desde el Viaducto, además de unas vistas impresionantes sobre el Vallès y Montserrat, se puede observar toda la pendiente del Casino que, actualmente, se encuentra completamente cubierta de pinos y encinas.

labcnquemegusta-casinoarrabassada16

 

Si siguiésemos recto, llegaríamos también a Sant Medir, de ahí que os comente la posibilidad de unir las dos excursiones en una sola. No obstante, si volvéis por donde veníais, un nuevo camino os llevará a todo un conjunto de fuentes modernistas preciosas, medio escondidas en la montaña, y al Casino de l’Arrabassada. La primera de ellas es la Font d’en Ribes, una pequeña construcción modernista, realizada a partir de plafones cerámicos (trencadís) con motivos florales, muy popular por las propiedades medicinales que se le atribuían. Igual que la siguiente fuente, la de l’Arrabassada, formaba parte de los jardines del Casino. ⠀

 

Por su parte, la Font de l’Arrabassada es una de las fuentes más mágicas y monumentales de Collserola. Simula las montañas de Montserrat.⠀

 

Antes de llegar al Casino de l’Arrabassada, me consta que se encuentra la Font Sulfurosa, una especie de cueva en cuyo interior se encuentra la mencionada fuente. No obstante, dado que el camino estaba  muy malmetido, decidimos no indagar más por miedo a hacernos daño. Si alguno o alguna de vosotros la encuentra, me hará un favor si me lo dice.  😉

El Pantà de Can Borrell no queda lejos de ninguna de las dos excursiones. Así que siempre podéis alargar para visitarlo. Asimismo, si os apetece convertir la excursión matinal en una salida de todo un día, recordad que tenéis distintos planes por Sant Cugat en una de las entradas de La Bcn Que Me Gusa e, incluso, un restaurante donde hacer parada, el Sugoi, del cual también hablamos en La Bcn Que Me Gusta.

El regreso a la Font de la Salamandra para, de ahí, bajar a Barcelona, lo hice por Can Cortés.

 

3. El Prat y el río Llobregat

Antes hemos mencionado el río Besòs… pues en esta tercera ruta nos dirigimos al lado opuesto, a ese otro río que enmarca Barcelona, al río Llobregat, para acceder a su Delta, de gran valor natural. Un río que cabe tener en cuenta que, actualmente, tampoco se ubica donde le pertocaría, puesto que fue desviado con el fin de ampliar el Port de Barcelona.

Recordemos que hace poco visitamos El Prat de Llobregat en motivo de la publicación de la guía que recoge los 50 mejores restaurantes del Baix Llobregat y L’Hospitalet. ¡Una guía que este verano nos irá perfecta para conocer rincones gastronómicos cerca de casa!

No es la primera vez que nos acercamos al Delta del Llobregat; en más de una ocasión hemos estado en él en La Bcn Que Me Gusta (podéis ver algunas fotografías en Instagram). No obstante, siempre íbamos en tren hasta El Prat, recorríamos el Delta y ascendíamos por el Llobregat hasta Sant Andreu de la Barca u otro pueblo cercano, desde donde regresábamos a Barcelona en Ferrocarrils de la Generalitat.

En la entrada de hoy, os propongo hacer algo distinto, llegar a él ya en bicicleta desde Barcelona (47kms desde el Eixample, sin apenas desnivel) para, así, poder centraros únicamente en el Delta y la Playa de El Prat (podéis llegar también hasta las playas de Castelldefels y Gavà).

 

Para ello, tenéis que salir de Barcelona por la Avinguda Diagonal a través del BiciVia, una red de más de 400km de carriles bici creada por el Àrea Metropolitana de Barcelona a partir de 9 ejes. Así, recorriendo antes Esplugues de Llobregat y Cornellà, es realmente accesible y seguro llegar al Llobregat, desde donde podremos bajar hasta al Delta. Con el fin de que fuese circular, el regreso lo hice por L’Hospitalet de Llobregat.

 

Aquí os dejo el recorrido:

 

Para poder acceder al río, cabe cruzar antes el puente de Cornellà.

 

El Delta del Llobregat tiene un alto valor ecológico, motivo por el cual algunas zonas y playas están cerradas al público. Otras sí son visitables, aunque siempre respetando determinadas áreas de dunas y de puesta de huevos y crías.

Justo delante de la playa de El Prat tenéis la Pineda de Can Camins, también de gran importancia ecológica.

labcnquemegusta-llobregat10

 

Durante vuestro recorrido, además de naturaleza, podéis encontrar también enclaves culturales interesantes, como la Caserna dels Carrabiners, un lugar que, como indica su nombre, acogía los carabineros que divisaban los barcos de la costa barcelonesa. Estuvo en funcionamiento durante el siglo XIX y hasta 1930.

 

Justo al lado, tenemos El Semàfor, un edificio de 1887 desde el cual, mediante banderas y telegrafía óptica, era posible la comunicación desde El Prat con el Castell de Montjuïc ante posibles incidencias o naufragios.

Tenéis más información sobre cómo se organizaba el litoral barcelonés en la entrada que dedicamos al Gremi de Pescadors y a la Torre del Rellotge de la Barceloneta.

labcnquemegusta-llobregat17

 

En todo momento os encontraréis distintos miradores desde los cuales, además de aves, se pueden divisar también Barcelona y el tráfico aéreo del Aeroport del Prat.

 

El Prat de Llobregat, además de su Delta, tiene muchos otros atractivos, como serían la Ricarda – Casa Gomis, icono emblemático de la Historia de la Arquitectura y considerado el mejor ejemplo del Racionalismo Catalán, diseño de Antoni Bonet, o el CRAM, fundación dedicada a la conservación del medio marino y de sus distintas especies. Hablamos de todo ello en la entrada, antes mencionada, que dedicamos a la guía de restaurantes del Baix Llobregat.

En el Centre d’Informació de l’Espai Natural del Delta encontraréis todo tipo de informaciones sobre rutas y lugares a visitar en el Delta del Llobregat, así como en su página web y en la web de Turismo d’El Prat de Llobregat.

 

La vuelta a Barcelona es quizá algo más compleja que la ida, puesto que en algunos momentos el carril bici desaparece, aparte de que no es tampoco tan agradable el camino, al encontrarse entre naves y bloques de pisos. Aún así, justo detrás del Hotel  Hesperia Tower, pasaréis por un monumento que intenta sobrevivir a los cambios de su entorno, la Ermita de Bellvitge, del siglo XVIII, aunque su existencia ya se encuentra documentada en el siglo X. De hecho, bajo la actual, se conserva la estructura de la antigua ermita románica.

Una comunidad de vecinos de la zona, los Amics de l’Ermita, la cuidan y mantienen en un entorno en el cual no le ha sido fácil seguir en pie.

labcnquemegusta-llobregat12

 

4. Parc de Torreblanca

Seguimos en el Baix Llobregat y, del mismo modo que nos hemos dirigido al Delta del Llobregat, saliendo también por el Parc de Cervantes y Avinguda Diagonal a través del BiciVia, llegamos al Parc de Torreblanca.

En su defecto, siempre podéis coger el Tram en la Plaça de Francesc Macià e, incluso, si en vez de deporte lo que queréis es simplemente hacer un poco de turismo, os recomiendo llevar a cabo la Ruta del Tram, una manera de recorrer el Baix Llobregat fácil y cómodamente desde Barcelona. ¡Y es que la comarca vecina tiene un sinfín de atractivos a un paso de Barcelona! Hablamos ya de ello en la entrada que dedicamos a la ruta.

labcnquemegusta-walden08

 

El Parc de Torreblanca (Jardins de la finca Torreblanca), localizado entre tres municipios del Baix Llobregat (Sant Just Desvern, Sant Joan Despí y Sant Feliu de Llobregat) es un jardín romántico del siglo XIX con grutas, pequeñas cascadas, lagos, esfinges y glorietas; un parque realmente sorprendente que se ha conservado casi de milagro en un entorno completamente nuevo e industrial.

 

Su aire palaciego se debe al hecho de que fuese la residencia principal, a partir del siglo XIX, de los marqueses de Monistrol, quienes abandonarían su antiguo palacio de la calle de Regomir para trasladarse al Baix Llobregat, una vez realizadas las obras de mejora de la finca. Tanto su palacio neogótico como la capilla de Santa Anna, muy malmetidos tras la Guerra Civil, momento en el cual se colectivizó la finca, fueron derruidos en los años 80.

Los marqueses de Monistrol d’Anoia formaban parte de la familia de los Dusai, gran linaje barcelonés de ciutadans honrats.

De estilo e historia muy parecidos son Can Mercader en Cornellà (podéis pasaros por él antes de coger el río en la ruta por el Llobregat que os proponía) y Can Buxeres en L’Hospitalet de Llobregat.

A pesar de su apariencia ochocentista, tenemos constancia de la finca anterior. De hecho, aún se conserva una pequeña torreta de este periodo. Las primeras referencias las encontramos en el siglo XIV con la Torre Soller o de Fonollar, una torre con una muralla propiedad de Guillem Dufort, consejero de Barcelona y hombre de política que, incluso, fue enviado por Alfons II a Inglaterra para conseguir el soporte de Eduardo I en la lucha contra los Anjou y el Papa.

La Torre Blanca, la que da nombre al conjunto, sin embargo, se ubicaba donde actualmente se localiza el laberinto y era del siglo XVI.⠀

labcnquemegusta-parcdetorreblanca07

 

Muy cerca tenéis otro edificio emblemático de la Historia de la Arquitectura de nuestro país. Se trata de Walden 7, en Sant Just Desvern, un edificio de Ricardo y Anna Bofill como arquitectos dentro de la utopía de la Ciutat en l’espai, en la cual participaron también ingenieros, psicólogos y filósofos, entre ellos José Agustín Goytisolo.⠀

labcnquemegusta-walden01

El edificio se compone de diferentes células de 30m2 cada una que, en función de cuántas unamos entre ellas, nos dan unos 90 estudios y más de 200 apartamentos de distintos tamaños. Así, tenemos un total de 446 pisos en los cuales residen unos 1000 vecinos. ⠀

Walden 7 es sólo la primera fase de un proyecto mucho más ambicioso que tenía que haber ocupado 71.000m2 y acogido unos 3000 habitantes. En 1984 entró en crisis y fue imposible acabarlo. ⠀

Walde 7 es también uno de los tres edificios que se construyeron en lo que fue la Fàbrica de Ciments Sanson, de 1920. La chimenea, elemento de nuestro patrimonio industrial, se conserva y acoge actualmente el restaurante El Mirador de Sant Just.

En el Puig d’Olorda aún podemos observar la gran cinta, visible desde la carretera, que se utilizaba para bajar el material de la cantera.

 

labcnquemegusta-walden07

 

Por su parte, lo que actualmente se conoce como La Fàbrica, sede de Taller de Arquitectura, el estudio de Ricardo Bofill, se ubica dentro de ocho silos que también se conservaron. Además de distintos estudios de arquitectura y diseño, en su interior se ubica la residencia de Ricardo Bofill. ⠀

labcnquemegusta-walden05

 

Fotografías del interior. Fuente: Elle Decor

 

5. Granollers y el río Besòs

Finalmente, regresamos al río Besòs para, a través de él, llegar a uno de sus afluentes, el río Congost, que nos dará acceso a otra de las grandes ciudades de nuestra Área Metropolitana, Granollers, la capital del Vallès Oriental, con su emblemática Porxada, En Patufet y elementos destacados del Modernismo como la escultura de la Casa Blanxart de Josep Maria Barnadas, escultor también presente en la fachada del Ajuntament de Granollers.

 

En este caso, el recorrido no tiene ninguna pérdida, pues sólo consiste en remontar el Besòs a través de su Parc Fluvial hasta llegar al cruce (aiguabarreig) con el río Congost. Son unos 35kms (sólo ida), con posibilidad de bajar de nuevo en bici, tras una cervecita en la Porxada, o en tren.

Podéis seguir vuestro recorrido resiguiendo el río Congost hasta La Garriga para conocer su Modernisme d’Estiueig, lo que conllevaría unos 15kms más (sólo ida), como podéis ver en esta entrada que le dedicamos al recorrido ya hace un tiempo. En La Garriga, tenéis también posibilidad de coger el tren hacia Barcelona.

Si os apetece quedaros a comer, uno de mis restaurantes favoritos de La Garriga es El Racó.

 

Y con estas cinco salidas desde Barcelona, todas ellas realizables sin necesidad de transporte público (pero con éste cerca por si en cualquier momento hiciese falta), finalizamos esta entrada, una publicación que espero que os sea útil durante y más allá de la desescalada, para conocer nuestro entorno pero también para poder hacer un poco de deporte en esos días que no nos queremos alejar mucho de casa.

En breve, mañana o pasado (esperemos), ya tendremos libertad para movernos por todo el territorio, pero dado que será necesario también hacer un poco de economía de país, ideas cerca de casa también pueden ser prácticas para este verano.

¡Ahora sólo falta empezar a aplicarlas!  😉

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies