Le Cucine Mandarosso, 10 años de cocina italiana

labcnquemegusta-lecucinemandarosso21

 

Son muchos los restaurantes italianos que podemos encontrar en Barcelona; algunos de ellos especializados en pizzas, como Frankie Gallo o el recién abierto, mítico en Nápoles, Da Michele, y otros con una gran tradición en la ciudad, como La Bella Napoli o Il Giardinetto. Sin embargo, en mi opinión… ¡ninguno de ellos tiene el encanto de la propuesta gastronómica de la entrada de hoy!

Hoy me gustaría hablaros de un restaurante que, a pesar de acudir a él en más de una ocasión (mediante las redes de La Bcn Que Me Gusta lo habréis podido ver) y que ya cuente con 10 años de vida en nuestra ciudad (esta semana, precisamente, celebraron su primera década con una gran fiesta en Marula Café), es la primera vez que hablamos de él en el blog de La Bcn Que Me Gusta y lo hacemos, justamente, por este encanto que comentábamos y por su cocina, realmente exquisita y con una carta que varía en función de la temporada y la oferta del mercado, lo que lo le da un atractivo aún mayor.

¿Su nombre? Le Cucine Mandarosso… de Mandarancia (tipo de cítrico) y Rosso (rojo), es decir, una especie de clementina roja, una licencia que su propietario, Pietro Leonetti, se ha tomado con este juego de palabras a la hora de nombrar su restaurante.

Según nos cuenta en su página web (podéis encontrar el relato completo, explicado en primera persona y de una manera muy vivencial, aquí), la idea de crear un restaurante ya surgió en el año 2002, cuando empezó a poner en práctica las recetas de su madre y abuela mientras vivía como estudiante de Bellas Artes en Viterbo (Italia). Años más tarde, gracias a la ayuda de su padre, consiguió concretar el proyecto y llevarlo adelante económicamente hablando. Barcelona sería la ciudad donde lo plasmaría en 2008, aprovechando una estancia en ella por temas académicos. Como anécdota, nos cuenta cómo amigos y familiares son los que colaboraron en la inauguración y los primeros días del proyecto.

¿Los primeros clientes? Roger, Yolanda y Pep, ahora grandes amigos.

labcnquemegusta-lecucinemandarosso07

 

¿Su decoración?

Diseñada por Pietro, es lo primero que nos enamora nada más entrar, junto al trato de sus camareros, realmente amables, lo que conlleva que en su interior nos encontremos como en casa, en un ambiente familiar y agradable.

Se trata de un espacio pequeño (¡mejor reservar si os animáis a ir!), lleno de carisma gracias a cada uno de los muebles y distintos elementos que encontramos en su interior, desde una alacena llena de productos que todos y todas tendríamos en nuestra casa (aunque italianos, obviamente) o anuncios italianos a un pequeño compañero, Nelson, que acompaña en todo momento nuestra velada.

 

Una camiseta del club de fútbol del Avellino, localidad de la Campania, nos acerca a esa Italia de Pietro, a esa Italia tan cercana también a nuestra cultura y que hace que nos sintamos tan a gusto en Le Cucine Madarosso.

labcnquemegusta-lecucinemandarosso19

 

Los camareros, además, son todos italianos y, lo que es más importante, también algunos de sus comensales, lo que aún nos muestra más la autenticidad del lugar.

Precisamente, vinculándonos a esta autenticidad, destacar que también dispone de diferentes distinciones y certificados que nos aseguran que Le Cucine Mandarosso es, en toda regla, un embajador de la comida y cultura italianas en Barcelona.

 

¿Nuestra elección?

La camarera nos canta la carta, como hemos dicho, cambiante en cada una de las ocasiones que visitamos el restaurante y escrita en una pequeña pizarra. Abundan en ella los quesos, el pecorino sardo y la burrata, entre otros, pero también encontramos distintas pastas caseras con salsas y complementos de lo más suculentos, así como también algún que otro plato con carne. Como podéis apreciar, comida italiana de verdad, de aquella que no encontramos en las típicas pizzerías que tanto abundan desde años en nuestra ciudad; en definitiva, recetas caseras, algunas de la abuela y otras de la madre de Pietro.

Entre todos los platos que nos mencionan, cada cual más exquisito, es difícil elegir pero, finalmente, nos decantamos por los siguientes, todos ellos pensados para compartir entre cuatro comensales:

 

Pasta de distintos tipos (como hemos dicho, sus tipologías varían cada semana)

 

Stracciatella: sin lugar a dudas, la elección que más nos gustó, por su exquisitez y sabor

Trío de burratas: ahumada, tartuffata y cebolla

 

¿Y de postre?

Dado que todos ellos eran por completo caseros, recetas del abuelo de Pietro, Crescenzo, pastelero de Avellino y cuyos escritos se encontraban resguardados por el tío Zi’Mimi… ¿Cómo resistirse a ellos?

Una vez más, en cada una de las ocasiones que hemos visitado Le Cucine Mandarosso, los postres eran distintos pero igual de exquisitos, encontrando desde la famosa cassata siciliana a la crostata, entre otros.

 

¿El precio? Unos 25eurs aprox. por persona, incluyendo el vino (también italiano) y los cafés.

 

Le Cucine Mandarosso más allá del restaurante

Tras la apertura de un segundo espacio especializado en pasteles y dulces caseros, ahora cerrado pero con sede en su momento cerca del Mercat de Santa Caterina, Mandarosso Pastís, Le Cucine Mandarosso se lanzó a una segunda aventura que nos acerca a nuestras casas todos esos exquisitos productos italianos que podemos encontrar en el restaurante: la apertura de una pequeña tienda especializada en alimentos importados de Italia, entre los cuales encontramos los mencionados pasteles del abuelo de Pietro. Si estáis interesados en ellos, podéis encontrar todo el listado de pasteles caseros, así como también el formulario para poder realizar el encargo, aquí.

Se trata de Emporio, un colmado italiano, localizado justo al lado de Le Cucine Mandarosso (c/ de la Mare de Déu del Pilar, 11-13) en un pequeño espacio que conserva ese encanto tan especial que ya conocimos en el restaurante. En él, podemos encontrar desde productos frescos, como podrían ser los embutidos, a conservados, como serían los panettones, las galletas o la pasta, entre otros, todos ellos importados desde Italia.

 

¿Y después?

¿Qué tal una copa en el patio del Antic Teatre? Se trata de una institución emblemática tanto en el barrio como en Barcelona, con actividades, conciertos y mucha cultura, pero también una terraza bar en el cual hacer una copa en un ambiente inigualable.

En líneas generales, podríamos decir que se trata de un lugar de lo más interesante no sólo artísticamente hablando (se trata de un antiguo palacete neoclásico del 1640, nostálgico y romántico, declarado patrimonio cultural y antigua sede del Cercle Barceloní d’Obrers) sino también culturalmente, dado que esta organización sin ánimo de lucro es, principalmente, un centro cultural y social independiente que se dedica a la exhibición y soporte a la búsqueda, creación, producción, promoción y difusión de las artes escénicas y visuales, colaborando, así, con nuevas formas artísticas en este campo y con nuevos y emergentes jóvenes creadores.

Además, como hemos dicho, se trata de un lugar de encuentro de vecinos y barceloneses en general, cuya finalidad es dinamizar el barrio en el que se localiza (Sant Pere) a partir de las constantes y distintas actividades que realizan y del encanto de su terraza con bar.

La fuente que encontramos junto a su entrada es también uno de los emblemas más característicos del barrio en el que se encuentra, al ser uno de los antiguos puntos de distribución de agua de la zona.

Podéis encontrar su historia completa aquí.

c/ Verdaguer i Callís, 12

www.anticteatre.com

labcnquemegusta-lecucinemandarosso27

 

Le Cucine Mandarosso, pues, a la par que nos permite pasar una velada distinta, nos traslada a esa Italia que tanto nos enamora sin salir de Barcelona pero, a su vez, a esa Italia que encontramos también en Barcelona ya que, al fin y al cabo, la comunidad italiana es la más numerosa de nuestra ciudad y poder acceder a sus espacios se trata también de una experiencia única en sí misma, a la vez que cercana y familiar.

En definitiva, degustar las delicias de Le Cucine Mandarosso, en pleno barrio de la Ribera, al lado del Palau de la Música pero en un ambiente relajado y no turístico… ¡se convierte en una maravilla!

 

Para más información:

c/ Verdaguer i Callís, 4

www.lecucinemandarosso.com

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies