Lluís Domènech i Montaner en Reus (II)… ¡Visita al Institut Pere Mata!

labcnquemegusta-reus42

 

¡Seguimos con este pequeño ciclo de dos entradas por el Modernismo de Lluís Domènech i Montaner en Reus!

Obviamente, Reus, la que fue la segunda ciudad de Catalunya durante mucho tiempo y que aún conserva ese esplendor en gran parte de sus calles, negocios y rincones, se puede visitar desde muchas otras perspectivas. Sin embargo, con este ciclo me gustaría centrarme en esas dos grandes obras, la Casa Navàs y el Institut Pere Mata, que, de hecho, sirvieron de laboratorio de pruebas para otras del mismo arquitecto de tanto renombre como son el Hospital de Sant Pau i la Santa Creu o la Casa Lleó Morera.

En la entrada anterior, pues, visitamos la Casa Navàs, una casa-taller donde, gracias a la importante inversión de sus propietarios, trabajaron los mejores artesanos y colaboradores de Lluís Domènech i Montaner, encontrando un pequeño reliquiario en su interior con las últimas innovaciones en confort (se trata de la primera casa de Reus y una de las primeras de Catalunya en tener electricidad, teléfono y agua caliente) y lujo (incluye las mejores marqueterías, mosaicos, tapicerías o vidrieras del Modernismo). De hecho, se podría considerar la casa privada de Europa con un número mayor de vidrieras en su interior.

La Casa Navàs, así como también otros encargos que el arquitecto recibió en Reus (el proyecto del vestíbulo del Círcol de Reus o del Teatre Circ, la Capella Margenat, la Casa Rull, la Casa Gasull, el Magatzem Llopis y la Casa Llopis Borràs), fue consecuencia de un primer trabajo en Reus que abrió muchas puertas al arquitecto, el Institut Pere Mata, el cual se puede visitar por un precio de 5eurs, sin necesidad de reserva previa, a diferencia de la Casa Navàs.

La visita incluye una audioguía bastante bien elaborada y para nada pesada, en mi opinión, que nos da cuatro pinceladas sobre su importancia y elementos destacados. Podéis encontrar más información sobre la visita aquí.

labcnquemegusta-reus44

 

 Visita al Institut Pere Mata (1898-1912)

Si la Casa Navàs fue el laboratorio de la Casa Lleó Morera, no podemos entender el Hospital de Sant Pau i la Santa Creu si no conocemos con anterioridad el Institut Pere Mata, la primera gran obra de Lluís Domènech i Montaner en Reus. Se trata de una actuación realmente innovadora, pues incorporaba las últimas corrientes médicas e higienistas del momento a la hora de medicar a los pacientes que se encontraban internos en el Instituto, todos ellos debido a problemas psíquicos y psiquiátricos. Tal era la innovación que, incluso, los internos podían ganarse una pequeña paga con la cual gestionar sus caprichos y tener una cierta responsabilidad y aliciente estando ingresados.

En este caso, encontramos también la acción del hijo de Lluís Domènech i Montaner, Pere Domènech i Roura, quien acabaría siendo su sustituto (muy propio de su última época, como ocurre en el Celler Cooperatiu de l’Espluga del Francolí, pues cabe tener en cuenta que el arquitecto trabajó en su obra hasta su muerte), así como también la de artesanos colaboradores como Joan Colom, Climent Martí, Jeroni Granell, Josep Triadó, Lluís Bru, Hijos de Miquel Nolla, escofet, Tejera i Cia, Joan Paradís, Figuerola i Vernís, Pere Llaberia, Josep Prat, Casas y Bardés, Josep Orriols, Enric Oliva o los ya mencionados en el caso de la Casa Navàs Hipòlit Montseny, Antoni Rigalt e Hijos de Jaime Pujol i Baucis.

Todo ello supuso, como es tan propio en el arquitecto y en el estilo que lo engloba, que la belleza fuese un elemento primordial entre todos aquellos de tipo funcional, considerándose ésta un elemento imprescindible dentro de la utilidad en un objeto o edificio, siguiendo, así, las premisas de William Morris y las Arts & Crafts, por ejemplo, las cuales tuvieron una remarcable importancia en el desarrollo del Art Nouveau y el Modernismo.

El proyecto surgió de la voluntad del doctor Emili Briansó Planas, médico forense del antiguo asilo de Ca l’Agulla de Reus, lugar donde también se internaban enfermos mentales de la provincia en unas condiciones bastante insalubres y paupérrimas. Es por ello que, a partir de las nuevas corrientes higienistas y aplicando otros métodos de tratamiento bastante avanzados, acogido por el doctor Pere Mata (hablamos de él en la entrada que dedicamos a la Reial Acadèmica de Medicina en La Bcn Que Me Gusta), Emili Briansó propuso llevar a cabo una reforma, que fue financiada por la burguesía de Reus, dentro de la cual encontramos nombres como los mencionados en la entrada anterior señor Navàs o Pau Font de Rubinat, alcalde de Reus (sus terrenos fueron utilizados para la construcción, del mismo modo que también lo hizo el Abat Sardà). Por otro lado, destacar que, precisamente, fue Pau Font de Rubinat quien eligió Lluís Domènech i Montaner para el proyecto, dados sus vínculos con el arquitecto a través de la labor compartida en la Unió Catalanista, de la cual ambos eran militantes.

Por su lado, Pere Mata, en una conferencia en la Facultad de Medicina de Barcelona el año 1914, explicó:

Antiguamente, en Reus á los locos se les metía en un sótano inmundo hasta que se tramitaba su ingreso en un manicomio y que posteriormente se construyó en la población un manicomio que más que tal parecía una Bastilla, pero que debido á las iniciativas del doctor Briansó y al apoyo prestado por el doctor Rodríguez Méndez, Reus contaba con un Nosocomio perfecto, modelo en su clase.

 

De este modo, junto a la ayuda del arquitecto Pere Caselles, Lluís Domènech i Montaner creó un modelo de ciudad hospitalaria pionero en el país, precedente del Hospital de Sant Pau i la Santa Creu de Barcelona. Así, el complejo se caracterizaba por sus distintos pabellones, diferenciados según especialidades y sexos y localizados entre jardines y abiertos al aire libre. Todos ellos se abrían de norte a sur de un gran paseo central, que funcionaba como eje de simetría, según su función: la capilla, el pabellón de epilépticos y el pabellón de servicios generales. A su vez, encontramos una segunda subdivisión por sexos, encontrando la zona de los hombres al este y la de las mujeres al oeste. Además, cada pabellón se adaptaba al poder adquisitivo de sus enfermos, encontrando pabellones de primera, segunda y tercera clases y, finalmente, beneficiencia. Por otro lado, el arquitecto también concibió unos últimos pabellones destinados a las enfermeras, los infecciosos y los depósitos de cadáveres.

No obstante, como se puede apreciar, el proyecto fue demasiado ambicioso y el alto presupuesto supuso que, finalmente, no se pudiese realizar según se tenía previsto; el elevado coste, pues, conllevó que la construcción de los 18 pabellones no se pudiese asumir (podéis encontrar los proyectos de cada uno de los pabellones que, finalmente, no se realizaron, aquí). Del mismo modo, algunos pabellones cambiaron sus funciones. Un ejemplo es el Pavelló dels Serveis Generals, la primera edificación que se levantó del complejo. Según el proyecto, éste tenía que acoger todas esas dependencias más vinculadas, como indica su nombre, a la administración, sin embargo, debido a los mencionados problemas económicos, finalmente, acogió las cocinas, la farmacia, la lavandería y las zonas de electroterapia e hidroterapia.

Encima de él encontramos una gran torre, el depósito de agua, el cual a su vez aporta esa imagen de castillo medieval al conjunto.

labcnquemegusta-institutperemata01

 

El mismo Lluís Domènech i Montaner diría:

El manicomio que nos ocupa es de los que llevan el sello de la grandiosidad y el de la última palabra de los conocimientos actuales en esta rama del saber humano; en él se respira higiene, se ha rendido homenaje al enfermo del cerebro, y como justo tributo se le han proporcionado las atenciones que con justicia se merece, prestando culto al sentimiento humanitario, á la voz de la conciencia y á la dignidad del hombre que por naturaleza viene obligado á hacer bien a sus semejantes.

 

Como es característico de Lluís Domènech i Montaner, tanto el ladrillo como las artesanías fueron revaloradas en esta construcción. De este modo, encontramos el predominio de la piedra y la obra vista combinada con la cerámica decorativa que contrasta con el rojo de los ladrillos.

 

Además de bello, el edificio debía ser útil y, sobre todo, teniendo en cuenta el tipo de pacientes, seguro. Es por este motivo que los muros son más bajos que habitualmente, del mismo modo que se encuentran protegidos con rejas de hierro que permiten ver el paisaje y evitar, así, la sensación de enclaustramiento. El uso del plomo en los vidrios también fue un recurso necesario para evitar sus roturas.

El interés del edificio, pues, entre otros factores, recae en el método en el cual Lluís Domènech i Montaner pudo aunar en un mismo espacio tanto las funciones útiles como las estéticas.

labcnquemegusta-reus16

 

El repertorio decorativo es realmente interesante. De este modo, mientras que en los coronamientos de todos los pabellones encontramos los escudos de Reus y Catalunya y el anagrama del Instituto, los ángeles protectores siempre se ubican en sus accesos. Dado que el único pabellón visitable es el Pavelló de Primera Classe o dels Distingits, os añado las fotografías que pude realizar en él. De este modo, además de esos ángeles que cuidan por la salud de sus internos, observamos también la presencia de las tres Virtures, la Fe, la Esperanza y la Caridad. Por su lado, las alegorías del Trabajo y el Estudio presidencian los pabellones de Beneficiencia y Tercera Clase. Todo ellos son plafones de Josep Triadó i Mayol.

Por su lado, el ave fénix es también un elemento que se encuentra siempre presente en el Institut Pere Mata, ya sea en su representación literal o en forma de alegoría con su mismo significado. De hecho, el ave fénix es un recurso muy recurrente, tanto en la obra de Lluís Domènech i Montaner (lo encontramos tanto en el Palau Montaner como en la Casa Thomas) como en el Modernismo como estilo, pues no deja de ser ese símbolo de renacimiento, de resurgimiento de las cenizas, algo que, del mismo modo que los enfermos del Instituto pueden hacer, también lo hizo Catalunya con la Renaixença.

En este caso, pues, observamos cómo este resurgir se vincula de lleno a la salud de los enfermos y prueba de ello es que vaya acompañado habitualmente de la palabra Rinascitur y del dibujo de una copa decorada con el escudo de Reus, además de por la inscripción Se refaran. El ave fénix, en este caso, representa ese renacimiento físico y espiritual, la inmortalidad y la purificación para simbolizar la sanación de los enfermos.

Un buen ejemplo es el que encontramos en el techo del hall del Pavelló dels Distingits. Se trata de un plafón cerámico localizado en el centro de la estancia, en el emblema del Instituto, y en el cual una figura femenina, emergiendo del escudo de Reus y sosteniendo en una mano una antorcha y con la otra una lámpara desde la cual vierte el aceite para encenderla, nos indica que el renacimiento es posible, mediante la inscripción De nou lluirà.

labcnquemegusta-reus21

 

Pero… ¡pasemos a la visita!

El Pavelló dels Distingits o de Primera Classe, como hemos indicado, es el único que se encuentra abierto al público. Éste es quizá, de hecho, el que más impacta al visitante, especialmente por sus decoraciones, magníficas y con un sinfín de detalles, y comodidades, realmente avanzadas para la época (evidentemente, en el resto de pabellones de clases inferiores, éstas no eran tan exquisitas como en el de Primera Clase).

Su decoración, en forma de una exhuberante primavera de flores, es abundante. ¡Todo es una pequeña joya en su interior!

labcnquemegusta-reus19

 

¿Lo primero que encontramos nada más entrar? Un imponente hall de dos niveles en el cual los enfermos podían jugar a las cartas, relacionarse o jugar al billar (el parquet es de Casas y Bardés, muy similar al del salón de la Casa Lleó Morera). Incluso en alguna ocasión se habían realizado bailes colocando una orquesta en su parte superior.

Y, ya que hablamos de la parte superior… ¿no os suenan las columnas de la balaustrada, esas realizadas con cristal y capitel de madera? Se trata del mismo modelo que Lluís Domènech i Montaner utilizó también en el Palau de la Música. Este recuerdo de crear una balaustrada, además, lo observamos también en el café-restaurante que el arquitecto creó para la Exposición Universal de 1888 y en la Casa Roura de Canet de Mar. Por su lado, la barandilla de hierro forjado la encontramos también en el Ateneu de Canet de Mar.

labcnquemegusta-reus23

 

Arrimaderos cerámicos diseñados por Lluís Bru y fabricados por Pujol i Bausis, mosaicos hidráulicos de la Casa Escofet, mosaicos romanos de teselas pequeñas, paredes con estucados realizados por Joan Paradís siguiendo el diseño también de Lluís Bru, muebles diseñados expresamente para el Instituto…

¿Entre sus motivos decorativos? La flor del castaño, las frutas, las flores… una vez más, un universo natural ficticio que aporta una mayor calidad de vida a aquellos que habitan el espacio.

Cuatro pavos reales en las esquinas del techo del hall despliegan también sus colas y, junto a ellas, un repertorio decorativo magnífico. Por otro lado, una gran estrella de ocho puntas, tan propia del arquitecto, realizada a partir de cerámicas rojas vidriadas y flores en relieve de Hipòlit Montseny, completa el conjunto. Justo en los puntos de intersección, cuelgan las ocho lámparas que iluminan el salón.

 

El mobiliario del hall, con un fantástico trabajo de marquetería en el cual se repiten las hojas del castaño del estucado de la pared, es obra de Josep Prat.

 

¡Su comedor es también una maravilla! Nuevamente, observamos la estrella de ocho puntas en su techo, realizada, como en el caso anterior, a partir de las cerámicas de Hipòlit Montseny. Y, como si de un gran naranjo se tratase, diseñado por Lluís Bru, el techo y las paredes nos remiten al Mediterráneo, a los sabores frescos de la costa, pero también a una calidez que acoge a los enfermos dentro de la funcionalidad del espacio. Destacar, sin embargo, que aquellos que lo deseasen podían también comer en sus estancias privadas.

 

¡Pasemos al segundo piso! Para ello, una escalera con cerámicas de Josep Orriols, así como también arrimaderos con piezas de cerámica del ya mencionado en tantas ocasiones Hipòlit Montseny, nos está esperando.

Una galería comunitaria, decorada con vidrieras de Rigalt, Granell i Cía, sirve de elemento de comunicación entre las distintas habitaciones, todas ellas de lujo, adaptadas a las necesidades de sus pudientes huéspedes. Desde las ventanas, los enfermos podían disfrutar de las vistas del jardín, mientras que los arrimaderos de rosas y hojas, nuevamente diseño de Lluís Bru y ejecutadas por Jaume Pujol  i Bausis, daban una visión agradable de su interior.

labcnquemegusta-reus35

 

En función del estatus del enfermo, la habitación era más grande o más pequeña, se componía de sólo una estancia o varias para que también pudiesen vivir con ellos sus criados, pero siempre incluía muebles creados especialmente para ellos (destacar el mobiliario de la Casa Thonet, aquel diseñado por Enric Oliva, ebanista de Reus, o el del ya citado Josep Prat) y una pequeña ventana desde la cual el cuidador podía vigilar al interno.

 

Salas de estar comunas para recibir visitas, baños propios (sanitarios y picas de Lacoma Hermanos y Bonshoms de Barcelona), decorados con pequeños detalles florales de cerámica y estucado, así como también de hidráulicos Escofet (un buen ejemplo es el número 6, diseño de Alexandre de Riquer, el número 1004 del pintor Carles Pellicer o el de Bonaventura Bassegoda, entre muchos otros), rompían la monotonía y aportaban ese lujo y confort a los internos.

 

El Pavelló del Pensionat de Tercera Classe y los Pavellons de Beneficiència serían otros de los recintos conservados que todavía podemos observar en el complejo, al menos desde su exterior. Como es lógico, el resto de pabellones era mucho más sencillo, aunque los detalles también fueron valorados y tratados.

Los objetivos marcados fueron altamente conseguidos y prueba de ello es no sólo la satisfacción del doctor Briansó, sino también la nota que salió en La Vanguardia hablando sobre el proyecto:

El plano del manicomio es debido al reputado arquitecto de ésta, señor Domènech, el cual ha sabido interpretar brillantemente el fin á que está destinado el edificio, fundiendo en un mismo crisol el arte arquitectónico y los últimos conocimientos médicos acerca de esta obra monumental.

La Vanguardia, 7 de agosto 1901

 

Numon

En la entrada anterior, además de hablar de la Casa Navàs, destacamos que, fuera de ese Modernismo de Lluís Domènech i Montaner, Reus incluía un sinfín de lugares a los que ir y visitar. Es por ello que a principios de semana hablamos de un lugar donde degustar el famoso Vermut de Reus y también comer, la Vermutería Rofes, mientras que hoy me gustaría presentaros algo distinto…

Se trata de Numon, una marca de bolsos elaborados en Reus muy especial que, además, incluye una pequeña tienda-taller en la misma ciudad.

De este modo, fabricados a mano y bajo una filosofía que, personalmente, la encuentro muy apropiada, en Numon crean piezas únicas, bolsos y mochilas de distintos tamaños y tipologías, así como también historias tras ellos. Y es que, además de ser bolsos de máxima calidad, con todos los detalles bien cuidados y pensados (el olor de sus telas, por ejemplo, procede de una casa de perfumes veganos barcelonesa, Potions Bcn, mientras que sus correas, a imitación de piel, son también veganas), todos ellos se encuentran fabricados a partir de esos restos, esos retales, procedentes de piezas de origen por completo distinto. Los bolsos que nos compramos, por ejemplo, procedían de una tapicería y de una cortina.

Así pues, podríamos decir que se trata de creaciones elaboradas artesanalmente a partir de materiales reutilizados y reciclados, lo que hace que cada una de ellas sea única, además de diferente al resto.

 

La tiendecita en la cual los podréis encontrar, Numon Concept Store, es también una maravilla pues, además de incluir artículos preciosos, os permitirá también conocer su taller y su manera de trabajar in situ.

Por Internet, también podéis encontrar y adquirir sus productos.

 

 

Con esta última breve reseña, finalizamos nuestro pequeño ciclo sobre el Modernismo de Lluís Domènech i Montaner en Reus. No obstante, sin lugar a dudas, la ciudad daría para muchas más entradas, puesto que se trata de una localidad que, no sólo por su importancia, sino también por todo el patrimonio y vida que alberga, incluye un sinfín de lugares a visitar y conocer. Es por ello que también os recomiendo entrar en la página web de turismo de Reus para indagar y descubrir todo lo que os queda pendiente.  😉

Así pues, tras este buen día de primavera en la capital del Baix Camp, a la cual podéis llegar de manera fácil con tan sólo un toque de tren desde Barcelona, sólo animaros a seguir descubriéndola, a seguir conociendo cada uno de sus rincones y lugares. ¡Seguro que no os defrauda!  😉

 

Para más información:

Centre d’Estudis Lluís Domènech i Montaner   www.cedim.cat

Fundació Lluís Domènech i Montaner   www.fldm.cat

Institut Pere Mata   www.peremata.cat

Turisme de Reus   www.reusturisme.cat

 

Bibliografía:

Alcalde, Sergi; Carbonell, Maite; Martí, Gemma; Mas, Xavier; Sàiz, Carles; Salmerón, Pilar; Terreu, Miquel, Lluís Domènech i Montaner (1849-1923). Obra arquitectónica raonada, Canet de Mar: Centre d’Estudis Lluís Domènech i Montaner: Edicions Els 2 Pins, 2015-2016

Arnavat, Albert … [et al.], La Casa Navàs de Lluís Domènech i Montaner, Reus: Pragma, 2006

Domenechiana, revista del Centre d’Estudis Lluís Domènech i Montaner

2 comments

  • Amaia Lorente  

    Tengo ganas de ir! una ve fui a Reus pero claro, no se podía entrar. Imagino que tendrá que ser solo con visitas guiadas concertadas

    • La Bcn Que me Gusta  

      ¡Para la Casa Navàs sí se precisa concertar antes la visita pero al Institut Pere Mata no es necesario! 😉

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies