Masala 73 Curry Bar

labcnquemegusta-masala73_14

 

Hoy nos desplazamos a L’Esquerra de l’Eixample y lo hacemos para, nuevamente, hacer algo que nos gusta mucho en La Bcn Que Me Gusta, viajar a través de los sabores sin salir de la ciudad.

Para ello, me gustaría presentaros Masala 73, un restaurante de aspecto moderno y fresco, con una decoración sencilla y sin apenas añadidos (tan sólo una recreación de una calle india, Masala Road, y algún que otro graffiti), pero que consigue trasladarnos por completo lejos de Barcelona.

 

Masala 73 tiene apenas un año de vida como restaurante, pero ya lleva casi cuatro cocinándonos su especialidad, gastronomía india con toques de experimentación, en su foodtruck, algo que nos lleva a destacar un segundo aspecto, sus vínculos con una cocina india informal, de calle, moderna y ligera.

Contrariamente a lo que nos pueda parecer a simple vista, sin embargo, no se trata de una gastronomía de puro “postureo” o superficial pues, si bien es cierto que se adapta a los gustos barceloneses, especialmente en cuanto a picante se refiere, cabe tener en cuenta de que uno de sus chefs y propietarios, Kuldeep Singh, es indio, mientras que el segundo, Jordi Aros, es catalán pero gran conocedor también de la gastronomía india.

 

¿Su nombre? La palabra masala hace referencia a esa mezcla de especias tan común en la cocina india y que podemos, encontrar, por ejemplo, en platos como el curry.

¿El 73? El modelo de esa Mercedes Benz, esa foodtruck con la cual empezaron la aventura y que, al quedar pequeña, animó a sus creadores a seguir con el restaurante de la calle Muntaner que hoy os presento en esta entrada.

labcnquemegusta-masala73_13

 

¿Su carta?

Como hemos indicado, la carta de Masala 73 incorpora comida ligera, para nada copiosa y muy propia del Street Food indio, pero también elaborada, con ciertos toques de innovación y capaz de despertarnos sensaciones mediante sus constantes contrastes de sabores, texturas y temperaturas. Un buen ejemplo de ello fue la opción que más nos gustó de nuestra elección, el Dahi Puri, pues los granos de granada que incorporaba le aportaban ese frescor tan interesante al plato.

Dentro de la carta de Masala 73 encontramos como plato estrella sus currys. De hecho, ellos mismos se autodefinen como Casa de Currys o Curry Bar (¡dícese que son el primer curry bar de la ciudad!). Su carta sólo incorpora cuatro tipologías distintas de este emblemático plato indio… ¡pero la selección es realmente impresionante!  😉

De hecho, la carta en sí misma es cortita (se divide entre pequeños bocados para empezar nuestra cena, currys, dos opciones realizadas al horno tandoori y acompañantes entre los cuales encontramos el tradicional arroz, el Chole Bhaturei y el yogur con pepino y raita, además de tres tipos distintos de pan indio), pero incluye platos de máxima calidad y, sobre todo, de una gran exquisitez (¡menos es más en Masala 73!). Las dimensiones de su carta toman aún más sentido si tenemos en cuenta que ésta cambia cada tres meses, al elaborarse siempre con productos de temporada y proximidad, lo que no sólo nos permite ir probando creaciones variadas, sino también a su chef experimentar con nuevos sabores. Aún así, observamos que la clientela de Masala 73 está bastante fidelizada y que muchos de los comensales que nos acompañaron el día que fuimos conocían a la perfección lo que comían y dónde comían.

labcnquemegusta-masala73_02

 

Por otro lado, mencionar que muchos de sus platos incorporan alguna referencia a Barcelona y su gastronomía, como podrían ser las bombas, creando, en cierta medida, una cocina de fusión. No obstante, siempre se encuentran realizados a partir de procesos gastronómicos (el horno tandoori sería un ejemplo de ello) y productos propios de la India pues, al fin y al cabo, esta gastronomía se trata de la especialidad de la casa.

Finalmente, destacar que, si bien es cierto que la carta puede parecernos algo compleja si no estamos acostumbrados a la comida india, el servicio de Masala 73, realmente agradable y sincero a la hora de recomendarnos y aconsejarnos con las sugerencias de la carta, nos sirvió de gran ayuda a la hora de escoger nuestra selección.

 

Un menú de degustación nos permite también probar los platos más destacados. Se trata del Menú Maharajá (27eurs). Al mediodía también disponen de un menú de 11eurs.

Podéis encontrar la carta completa en su página web.

labcnquemegusta-masala73_03

 

Masala 73 trabaja también con Sonrisas de Bombay, una ONG que centra su acción en los slums de Bombay, intentando generar en ellos una transformación social a través de la autosuficiencia y el acceso a la igualdad de derechos y oportunidades, así como también promoviendo el acceso a la educación, la salud y el desarrollo socioeconómico, entre otros.

0.50eurs de cada uno de los boles de arroz servidos, uno de los platos básicos para acompañar el curry, van destinados a dicha ONG. ¡La ilusión se percibía en los ojos del camarero que nos atendió al mencionarnos la alegría que les causó recibir una foto con una de las creaciones que se pudieron llevar a cabo en la India gracias al dinero recogido durante los servicios de Masala 73!

 

¿Nuestra elección?

En Masala 73 se nos aconsejó escoger entre dos entrantes y un curry o un entrante y dos currys, en función del hambre que tuviésemos, así que seguimos sus consejos inclinándonos por la primera opción:

Dahi Puri: el plato que más nos gustó, dado que, además de una presentación de lo más delicada, incorporaba también ese constante contraste de sensaciones que os comentaba. Se trata de esferas crujientes de harina de garbanzos rellenas de patata, garbanzos, cebolla y coriandro, servidas con yogur, salsa picante, salsa de tamarindo y granada. ¡Delicioso!  😛

Bomba Mumbai: una bomba picante (pero adaptada al gusto barcelonés, es decir, que no lo encontramos excesivamente picante) de patatas, garbanzos y guisantes, servida en salsa brava y maio curry al estilo de las clásicas Bombes de la Barceloneta. Como podéis percibir, se trata de un claro ejemplo de esa fusión entre la gastronomía india y barcelonesa que os comentaba en unas líneas anteriores.

Berenjena Banigan bharta: realmente exquisita, se trata del plato que incorporaba curry. Consta de una berenjena asada al tandoor, al estilo banigan bharta, con tomate fresco, queso paneer y granada.

Como no podía ser de otro modo, todo ello lo acompañamos de arroz y pan indio de queso.

 

 

¿Y de postre? Gulab jamún con helado de vainilla (los helados proceden de la mítica heladería DelaCrem de Massimo Pignata). Se trata de otro de esos platos creados mediante contrastes, en este caso entre el calor de la bolita dulce de harina y el frío del helado.

labcnquemegusta-masala73_12

 

¿El precio? Unos 25eurs por persona, teniendo en cuenta de que éramos dos comensales y repetimos ambos la cerveza en una ocasión.

¡Ah! La cerveza era también india, una Kingfisher, aunque también disponen de alguna variedad artesana barcelonesa, como la Edge Brewing Panacea; una vez más, un nuevo ejemplo de esa combinación entre India y Barcelona que en todo momento percibimos en Masala 73, desde en la unión de los dos chefs hasta en cada uno de los detalles de su decoración o sugerencias gastronómicas.

labcnquemegusta-masala73_07

 

En definitiva, Masala 73 se convirtió en una interesante manera de adentrarnos en la cocina india, en esa gastronomía que también puede ser fresca y moderna, además de exótica e interesante.

 

Para más información:

c/ Muntaner, 152

www.masala73.com

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies